publicidad

Murió ex secretario de Estado y asesor presidencial de Estados Unidos Alexander Haig

Murió ex secretario de Estado y asesor presidencial de Estados Unidos Alexander Haig

El ex secretario de Estado norteamericano de tres presidentes, Alexander Haig, murió este sábado a sus 85 años.

Una larga trayectoria

WASHINGTON - El ex secretario de Estado norteamericano Alexander Haig, asesor de tres presidentes y también intentó llegar a la Casa Blanca, murió en el Johns Hopkins Hospital en Baltimore, anunció este sábado un portavoz de la institución.

"Falleció aproximadamente a la 01:30 de hoy (sábado)", dijo el portavoz Gary Stephenson a la AFP por teléfono, sin señalar la causa oficial de muerte.

Su familia dijo que el fallecimiento se debió a complicaciones relacionadas con una infección, dijo su familia.

Haig, de 85 años, fue secretario de Estado del presidente Ronald Reagan después de desempeñarse como asesor de los presidentes Richard Nixon y Gerald Ford.

El ex diplomático estadounidense intentó alcanzar la nominación presidencial republicana en 1988, pero perdió ante el finalmente candidato y luego presidente George Bush.

Haig estaba internado desde el 28 de enero.

Sobre las Malvinas

El entonces jefe de la diplomacia estadounidense visitó Argentina y Gran Bretaña en 1982, cuando los dos países estaban en guerra por las islas Malvinas.

La larga y reconocida carrera militar de Haig lo catapultó políticamente hasta ocupar posiciones de importancia en los gobiernos de Richard Nixon, Gerald Ford y Ronald Reagan. Sin embargo, nunca se recuperó del daño que causó a su imagen su respuesta televisada al atentado fallido de 1981 contra Reagan.

publicidad

Horas después de los disparos, Haig, entonces secretario de Estado, se presentó ante las cámaras con la intención de tranquilizar a los estadounidenses y decirles que la Casa Blanca estaba operando, dijo después.

"En estos momentos, tengo el control aquí en la Casa Blanca, pendiente del retorno del vicepresidente", dijo Haig entonces.

Algunos consideraron esa frase como un intento inapropiado de aumentar su poder en ausencia del vicepresidente George Bush padre, quien en ese momento volaba de Texas a Washington. En un libro que escribió después, Haig dijo que había seleccionado mal sus palabras.

Buscó la presidencia

En 1988, Haig hizo campaña, sin éxito, por la presidencia.

"Lo considero un auténtico patriota", dijo George P. Shultz, quien sucedió a Haig en la secretaría de Estado en 1982. "Siempre estaba dispuesto a prestar servicio".

Alexander Meigs Haig nació el 2 de diciembre de 1924 en Bala Cynwyd, un suburbio de Filadelfia. Cuando niño, soñaba con hacerse militar y, gracias a un tío con contactos en el Congreso, logró un lugar en la Academia Militar de West Point en 1943.

Haig combatió en las guerras de Corea y de Vietnam y, cuando era coronel del Ejército, Henry Kissinger lo escogió como su asesor militar en el Consejo de Seguridad Nacional, durante la presidencia de Nixon. Pronto se convirtió en un funcionario indispensable para Nixon, incluso al arreglar escuchas de funcionarios y periodistas durante el escándalo de Watergate.

publicidad

El presidente Barack Obama dijo que Haig "encarnó nuestra mejor tradición del guerrero-diplomático que dedica su vida al servicio público.

La seecretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton dijo que Haig "ganó honores en el campo de batalla, la confianza de presidentes y primeros y ministros y la gratitud de una nación".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad