publicidad

Murió el último veterano de la I Guerra Mundial

Murió el último veterano de la I Guerra Mundial

El último veterano estadounidense de la Primera Guerra Mundial, quien ocultó su edad para ingresar al Ejército en 1917, murió el domingo a los 110 años.

Sobrevivió tres años en un campamento de prisioneros japonés

WASHINGTON - El último veterano estadounidense de la Primera Guerra Mundial, quien ocultó su edad para ingresar al Ejército en 1917, murió el domingo a los 110 años.

Frank Buckles, quien sobrevivió a tres años en un campo de prisioneros de guerra japonés en los años 40, "murió pacíficamente" de causas naturales el domingo por la mañana en su hogar de Charles Town (Virginia Occidental, este), dijo un portavoz de la familia.

Buckles celebró sus 110 años el 1 de febrero último, pero su familia dijo que su salud había comenzado a deteriorarse a partir del año pasado.

Ejemplo para Obama

Dedicó sus últimos años a militar en favor de la construcción de un memorial de la Primera Guerra Mundial en Washington, y testificó sobre el tema ante una comisión del Senado en diciembre de 2009.

El presidente Barack Obama se dijo "inspirado" por la historia de vida de Buckles, e hizo referencia "a una vida destacada que nos recuerda el verdadero sentido del patriotismo y nuestras obligaciones para con los demás como norteamericanos", según un comunicado de la Casa Blanca.

Nacido en 1901 en Missouri, Frank Woodruff Buckles se apresuró a enrolarse cuando Estados Unidos entró en guerra en abril de 1917 tras enterarse del conflicto por los diarios.

publicidad

Menor de edad

Los marines y la Armada lo rechazaron porque tenía sólo 16 años, pero Buckles se las ingenió para convencer al Ejército de que tenía 21 años y lo reclutara.

El joven estuvo en Inglaterra y Francia durante la guerra y en 1920 abandonó las filas militares. En su momento dijo que el único benefició que obtuvo por sus servicios fue la asistencia sanitaria de la Asociación Cristiana de Jóvenes.

Ingresó a la industria naviera y en 1941 viajó a Filipinas para representar a una compañía estadounidense.

Fue capturado por los invasores japoneses cuando llegaron a Manila en enero de 1942, y pasó los siguientes tres años en un campo de prisioneros japonés.

De regreso a casa

Tras la Segunda Guerra Mundial, regresó a Estados Unidos, donde se casó y compró una hacienda ganadera.

Recién en 1999 el presidente francés, Jacques Chirac, lo condecoró con la medalla de la Legión de Honor.

En marzo de 2008 fue honrado en una ceremonia especial en el Pentágono y la Casa Blanca por el presidente George W. Bush.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad