publicidad

Mujeres hispanas demandan a policía por no hablarles en español

Mujeres hispanas demandan a policía por no hablarles en español

Cinco mujeres acusaron al departamento de policía por no ayudarlas en casos de violencia doméstica, porque no había elementos que hablaran español.

Esposaron a la mujer golpeada

Cinco mujeres acusaron al departamento de policía de ridiculizarlas y no ayudarlas en casos de violencia doméstica, porque no había elementos que hablaran español.

"Les enseñé a los policías, estoy golpeada, noten mi brazo, él me pegó. Y él me decía: I'm sorry señora, I'm sorry", relata Yanahit Padilla quien dice que volvió a llamar al 911 para pedirles otros agentes que hablasen español, o un servicio de traducción telefónica para ayudarla.

Sin embargo sus súplicas nunca fueron atendidas y por si fuera poco la policía escuchó el testimonio de quien la golpeó y terminaron esposándola y deteniéndola durante toda la noche.

Como ella, otras cuatro mujeres están demandando a la ciudad y al departamento de policía por no cumplir con la medida que exige brindar servicios de traducción telefónicos para quienes no hablan inglés y son víctimas de violencia.

Yanahit Padilla, Wendy García, Arlet Macareno, Lina Carrión y Silvia Soriano son las cinco víctimas que presentaron una demanda en la corte federal de Brooklyn, donde un juez abrió el camino para que la policía y las demandantes intercambien pruebas del caso.

Un caso común

El abogado que lleva su caso dice que este es un caso común. Irónicamente esa misma semana una mujer policía hispana recibió una llamada de atención de sus superiores por hablar en español en la comisaría en donde trabaja, incluso el alcalde y el comisionado respaldaron la amonestación a la oficial.

publicidad

En su defensa, el departamento de policía dice contar con más de 1,600 traductores disponibles telefónicamente y aseguran estar confiados en que la corte considere las acusaciones infundadas.

Paul Browne, vicecomisionado del departamento de policía de Nueva York, dijo a The Associated Press que el departamento usa el servicio de traducciones Language Line desde la década de 1990, al principio para llamadas de emergencia al número 911 y más adelante para ayudar también telefónicamente en situaciones en las que se necesita un intérprete en los precintos y barrios.

“Además de tener a miles de agentes que hablan español, la policía de Nueva York ha reclutado y alistado a miembros del servicio en su programa de voluntarios de traducción para asistir al público y a la policía en investigaciones y para otras necesidades”, dijo Browne en un mensaje de correo electrónico.

Las mujeres que presentaron la demanda son de Ecuador, México y Guatemala. La demanda exige una compensación económica, aunque la cantidad debe ser decidida por la corte.

Denuncian que agentes fronterizos no hablen español

El hecho que agentes del orden hablen en español ha sido a veces criticado a nivel nacional. El gobierno estadounidense prohibió a finales de año pasado que agentes de patrullas fronterizas ofrezcan servicios de traducción para inmigrantes a petición de otras agencias. Varios activistas denunciaron la práctica y aseguraron que los agentes aprovecharon la ocasión para preguntar por el estatus migratorio de las personas que interrogaban.

publicidad

Según la demanda de Nueva York, casi el 25% de los residentes de la ciudad de Nueva York mayores de cinco años tienen un nivel de inglés limitado y requieren los servicios de asistencia lingüística del departamento de policía. Aproximadamente 1.2 millones de ellos hablan español.

Un portavoz del departamento legal de la ciudad dijo que espera que la corte “considere las acusaciones (de las hispanas) como infundadas tanto objetivamente como legalmente”.

La demanda también fue interpuesta por the Violence Intervention Program, un programa que ayuda a hispanas víctimas de violencia doméstica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad