publicidad

Mujeres estrechan lazos en Cal

Mujeres estrechan lazos en Cal

Hispanas se reúnen en varias ciudades y por medio de internet, y hasta han comenzado proyectos productivos.

Comadres a los abrazos

MOUNTAIN VIEW, California - Dar apoyo y ofrecer una red de contactos a sus miembros es el objetivo de Las Comadres Para Las Americas, una organización de mujeres hispanas, en su mayoría profesionales, unidas por el deseo de compartir sus vidas."Somos estrictamente un grupo que se junta para conocerse y hacer amigas", aseguró en entrevista con Efe Nora de Hoyos Comstock, fundadora de esta organización.

"Las reuniones que tenemos mensualmente son informales, sin cuotas, comités ni reglas oficiales", agregó Comstock, para quien las latinas que llegan a este país tratan de reconectar de alguna manera con su cultura.

Y Las Comadres (www.lascomadres.org) les brinda esta oportunidad.

"Extrañaba mucho esas amistades profundas que tenía en Chile", explica Vera Senter, coordinadora de Las Comadres en Dallas. "El estilo de vida de este país, donde se trabaja todo el tiempo, con unos horarios sobrecargados, no deja mucho espacio para conocer gente que comparta tus gustos."

Sus reuniones no son eventos formales, sino "comadrazos". "Comadrazo es una palabra compuesta por mí. Viene de la unión de muchas comadres y abrazo: Comadrazo", explica Comstock.

Su estructura es simple: cada mujer se presenta, describe sus intereses y sus pasiones, y después de la introducción inicial cada una es libre de conversar y conectar con quien le plazca.

publicidad

¿Los resultados? Comadres que emprenden negocios juntas; que se refieren para algún trabajo o como miembros de un directorio; que se apoyan en sus iniciativas. Las posibilidades son infinitas cuando se establecen amistades verdaderas.

Los principales desafíos que enfrentan las hispanas en California, según Comstock, son cuatro: trabajos, ya que son pocas las oportunidades de crecimiento profesional. Salud, carecen de atención médica regular y adecuada. Economía, muchas tienen un conocimiento limitado sobre inversiones y desarrollo de negocios. Familia, la sociedad no les facilita que esta sea una prioridad.

Años atrás, la fundadora del grupo se de dio cuenta de que en algún punto del camino, entre su carrera y su familia, había perdido su herencia cultural. Se sentía sola y añoraba sus amistades latinas. Sus contactos del trabajo eran solo eso, "contactos profesionales". Extrañaba la calidez, el apoyo y la amistad que abraza nuestra cultura.

Finalmente, se dio cita con latinas que buscaban la misma conexión cultural.

Comstock, cofundadora de Las Comadres, junto a Verónica Rivera y Elizabeth Baird, cuenta como juntas fueron difundiendo su organización en un proceso de "boca en boca" que se inició en abril de 2000, en Austin, Texas, con 120 miembros.

Hoy son más de 12,000 integrantes en 70 ciudades que van desde California hasta Massachusetts.

publicidad

"Lo que nos dio la catapulta fue la introducción de los 'grupos electrónicos'", afirma Comstock. Las Comadres se comunican a través de una lista de correos que les llega a todas, según la zona donde viven. Así, por ejemplo, el grupo de San José y San Francisco recibe regularmente correos electrónicos con ofertas de trabajo locales, anuncios de becas, fechas de conferencias de todo tipo, concursos, etc.

La lista electrónica de contactos ha sido una de las herramientas más fructíferas de la organización. Si una comadre está organizando algún evento, puede acceder a esta lista y promocionarlo a nivel local o nivel nacional.

En California, Las Comadres se reúnen en San Diego, San Francisco, Sacramento y San José.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad