publicidad

Muere un hispano en Texas por una bala perdida en Año Nuevo

Muere un hispano en Texas por una bala perdida en Año Nuevo

El hombre observaba los fuegos artificiales en su casa de Houston cuando un disparó lo impactó en la cabeza.

Un hombre de origen hispano que salió a admirar los fuegos artificiales de Año Nuevo en las afueras de su casa, ubicada en un barrio del suroeste de Houston, Texas, murió al ser impactado en la cabeza por una bala perdida.

Javier Suárez Rivera, de 43 años, se paró frente a su casa junto a su esposa poco después de la medianoche para admirar los fuegos artificiales, cuando de repente se derrumbó, informó el vocero del Departamento de Policía de Houston, Víctor Senties.

Los vecinos intentaron reanimarlo y llamaron al número de emergencia 911, pero al arribar al lugar, los paramédicos declararon a Suárez Rivera muerto.

Las autoridades investigan la hipótesis de que Rivera fue muerto por una bala que le cayó en la cabeza proveniente de disparos hechos al aire en algún lugar de la zona, como celebración de Año Nuevo, aunque la oficina del médico forense deberá aún confirmar la causa.

“Es muy peligroso salir a la calle y descargar un arma de fuego al aire", dijo Senties.

"Todo lo que sube tiene que bajar, y por lo general lo hace con mayor fuerza. Esta es una situación trágica", indico.

Juárez Rivera había invitado a amigos y familiares a su casa para celebrar el Año Nuevo.

Senties dijo que nadie en la casa de Suárez Rivera había estado disparando fuegos artificiales o armas en el momento de su muerte ni los vecinos dijeron haber visto un arma de fuego.

publicidad

El disparo de un arma de fuego al azar, incluyendo los tiros hechos al aire, se considera una conducta mortal bajo la ley de Texas.

Las personas pueden ser acusadas de un delito menor o delito grave. Las multas pueden ser de hasta 10 mil dólares y penas que van, para un delito menor de un máximo de un año de prisión, mientras que un delito grave tiene un mínimo de dos años y de 10 años como máximo de cárcel.

Una mujer resultó herida por la misma causa en Florida

Con más suerte corrió una mujer de 20 años quien también esperaba el inicio de los fuegos artificiales de Año Nuevo en un parque temático de Florida cuando resultó herida en la pierna por una bala perdida que alguien disparó fuera de esa instalación, informó la policía.

Las autoridades dijeron que nadie más resultó herido dentro o en los alrededores de Busch Gardens y que las lesiones no amenazan la vida de la víctima.

El teniente de la policía John Preyer informó que la mujer sintió un dolo súbito en la parte baja de su pierna unos 10 minutos antes de la medianoche, al parecer a causa de un disparo que se hizo en otro sitio. "Sintió el dolor en la pierna pero no supo por qué", agregó.

Preyer dijo que la mujer fue atendida en un hospital y dada de alta. Indicó que se desconoce con exactitud de dónde provino el disparo pero "definitivamente se hizo desde fuera del parque".

publicidad

Con información de Notimex y AP

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad