publicidad

Miles marchan en Lousiana

Miles marchan en Lousiana

El adolescente negro encarcelado por atacar a un joven blanco en Louisiana seguirá preso tras negársele su pedido de fianza.

Miles marchan en Lousiana bfa93d4d81654b1888063d49f04caabf.jpg

"Disparidad en el sistema judicial"

Mychal Bell, el joven afroamericano procesado por atacar a un adolescente blanco en el pueblo de Jena, Louisiana, seguirá preso ya que el viernes, el juez que entiende en su causa le negó el pedido de fianza.

El procesamiento de seis jóvenes de raza negra, vinculados con el ataque, generó multitudinarias manifestaciones ya que la justicia no procesó a varios jóvenes blancos que antes del incidente habían colgado sogas para ahorcados en un árbol de la escuela secundaria local.

Opina aquí

La audiencia del viernes ocurrió en la corte juvenil de Jena. Bell, el único de los seis jóvenes procesados inicialmente por el ataque, regresó a la prisión, mientras su madre no podía contener sus lágrimas. El joven se encuentra preso desde diciembre pasado.

publicidad

Cinco de los seis adolescentes afroamericanos fueron procesados por intento de homicidio durante un ataque contra un joven blanco, ocurrido a fines del año pasado, según informaron las agencias de noticias. Los cargos fueron reducidos a agresión para todos, menos para uno de ellos, Mychal Bell, quien fue procesado como adulto, pese a que al momento del ataque, tenía 16 años.

La víctima del ataque, Justin Baker, perdió el conocimiento y terminó con el rostro hinchado y ensangrentado, aunque momentos más tarde, pudo asistir a una función en la escuela, según The New York Times. El ataque ocurrió a fines de año pasado y los jóvenes fueron arrestados en diciembre, tras una serie de extraños incidentes en adyacencias de la escuela secundaria, incluyendo las sogas que adolescentes blancos colgaron en un árbol en el patio del establecimiento.

Y es precisamente el hecho que los tres jóvenes que colgaron las sogas no fueron procesados por ningún delito, lo que ha enfurecido a los activistas que desde el  miércoles comenzaron a llegar al pueblo de 3,000 habitantes, la mayoría de raza blanca.

Miles se manifestaron

La causa contra Mychal Bell fue apelada y el viernes pasado, la Corte de Apelaciones del Estado falló a favor del joven, aduciendo que no debió ser procesado como un adulto. Bell continuaba preso ya que el fiscal apelará la decisión.

publicidad

"Esto es el ejemplo más extremo de disparidad en la justicia que hemos visto hasta ahora", le dijo el reverendo Al Sharpton a una cadena de TV. "No se pueden tener dos estándares de justicia", añadió.

"Nosotros no trajimos el tema de la raza. Quienes colgaron las sogas fueron los que lo trajeron", dijo el también activista por los derechos de los afroamericanos. Este hecho, y las manifestaciones, pueden ser el inicio del movimiento por los derechos civiles del siglo XXI, que atacaría las disparidades en el sistema judicial, vaticinó Sharpton.

Por su parte, Reed Walters, el fiscal que lleva adelante los procesamientos de los adolescentes, defendió su accionar y negó que el racismo tenga que ver en la decisión. Dijo que no procesó a los estudiantes blancos que colgaron las sogas porque no halló la razón para hacerlo bajo la ley en Louisiana.

Las marchas del jueves estaban previstas en coincidencia con la lectura de la sentencia contra Bell, medida que no se llevó a cabo como consecuencia de la decisión de la Corte de Apelaciones la semana pasada. Los manifestantes decidieron realizar la movilización de todos modos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad