publicidad
A pocos días de que inicie el Mundial, miles de personas se quejan por haber sido desplazadas de sus hogares.

Miles de brasileños desplazados de sus hogares por las obras del Mundial

Miles de brasileños desplazados de sus hogares por las obras del Mundial

A pocos días de que inicie el Mundial, miles de personas se quejan por haber sido desplazadas de sus hogares.

A pocos días de que inicie el Mundial, miles de personas se quejan por h...
A pocos días de que inicie el Mundial, miles de personas se quejan por haber sido desplazadas de sus hogares.

A tan sólo 14 días de que inicie el Mundial de futbol, las protestas se reproducen en Brasil, las quejas son principalmente por la enorme inversión que el país destinó a instalaciones deportivas y dejó de invertir en rubros como salud, transporte y educación. Sin embargo, la furia de otro sector de la población tiene que ver con la pérdida de sus hogares.

publicidad

Aunque el gobierno brasileño informó que las personas desplazadas de sus viviendas por las grandes obras planeadas para el Mundial habían sido indemnizadas, cientos de personas aseguran que el dinero que les dieron era sustancialmente inferior al verdadero valor de sus propiedades y con lo recibido no pueden comprar una nueva casa.

Opina sobre esta nota en nuestros foros

"Yo había construido mi futuro, que era mi casa, con mucho esfuerzo. Y de repente ellos vienen y nos hacen perder todo. Derribaron lo que era nuestro sin pedir ningún permiso", le dijo Jerónimo Sebastiao de Oliveira a la BBC.

Leer: ¿Cuánto cuesta viajar al Mundial de Brasil?

Sebastiao de Oliveira, de 72 años, que vive en la localidad de Camaragibe, área metropolitana de Recife en el Estado de Pernambuco, noreste de Brasil, señaló que sus condiciones de vida son peores desde que lo desplazaron de su casa.

La selección alemana construyó su propio hotel para el Mundial Brasil 2014 /Univision

A raíz de estos “despojos”, los afectados denuncian que han tenido que mudarse a habitaciones alquiladas o a casas de parientes, lo cual les han generados grandes incomodidades y problemas familiares.

Lo más grave, según palabras de Sebastiao de Oliveira, "lo que me dieron no es ni la mitad del valor de la casa y no alcanza para comprar otro inmueble. Estoy viviendo de favor con una sobrina y ella me cobra unos 180 dólares. Ya me está pidiendo que me vaya y no tengo a donde ir", señala.

Brasil 2014: lo que no sabes de Porto Alegre /Univision

En la zona expropiada, el gobierno de Pernambuco lleva a cabo dos obras de infraestructura para facilitar el acceso al estadio Arena Pernambuco, donde se jugarán cinco partidos del Mundial. Aproximadamente un centenar de casas se expropiaron allí, donde la Procuraduría General ayudó con resarcimientos que van desde $1,350 hasta $135,400, según una evaluación del terreno y la regularización del inmueble.

Trabajadores desplazados levantaron un precario campamento

Muchas familias han recurrido a la Defensoría Pública para mostrar su desacuerdo y han iniciado procesos legales contra el gobierno de Pernambuco en demanda de una indemnización más justa. El fiscal general Thiago Arraes de Alencar Norroes reconoció que existen problemas en las expropiaciones en Recife porque no existe una política de vivienda y "algunas personas quedaron en situaciones difíciles".

publicidad

Leer:  Con foco en el Mundial, Brasil busca negocios millonarios atraídos por el fútbol

"Tenemos una copa y debemos tomar algunas medidas en las ciudades sedes. Pero no hay una política que resuelva estos problemas, que ofrezca una vivienda a las personas desalojadas por estas obras", agregó.

Mundial de fútbol de niños de la calle en Brasil /Univision

Por otro lado, Raquel Rolnik, relatora de la ONU para la vivienda adecuada, visitó las ciudades sedes del Mundial y constató que existen irregularidades en las expropiaciones. "De acuerdo con las leyes internacionales relevantes, una persona jamás puede quedar, tras una expropiación, en una situación peor que la que tenía antes, pero eso es lo que ocurrió", aseguró.

Según la Asociación Nacional de Comités Populares de la Copa, hubo centenas de desalojos en todas las ciudades que serán sede de la competición, pero en muy pocos casos se ofreció la debida atención a las familias.

Lo que no le puede faltar a un fanático del fútbol /Univision

En San Paulo, el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo de Brasil ha levantado un precario campamento que alberga a unas 2,800 familias a pocos kilómetros del Arena Corintios, un estadio que costó 450 millones de dólares, para exigir al gobierno viviendas asequibles.

Con información de Europa Press.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad