publicidad

Michigan y Florida, los castigados

Michigan y Florida, los castigados

En otra vuelta de tuerca más al complicado sistema de elecciones internas en EU, los estados de Michigan y Florida enfrentan serias sanciones.

De acuerdo a los estatutos de ambos partidos, republicano y demócrata,

los estados no pueden realizar sus primarias o "caucuses" (asambleas)

antes del 5 de febrero, fecha en que más de veinte estados celebran en

simultáneo dichos comicios internos. Están exentos de esta normativa

Iowa, Nevada, New Hampshire y Carolina del Sur.

El actual proceso de elecciones internas partidarias en EU continúa el

martes 15 de enero en Michigan, donde tanto demócratas como

republicanos elegirán a los precandidatos de su preferencia.

Pero como dicha fecha fue adelantada -en contravención del estatuto

mencionado anteriormente-, desde los comités nacionales republicano y

demócrata, se adoptaron sanciones.

Por el lado republicano se impusieron las más leves: la quita de la

mitad de los delegados en juego que irán a la convención nacional de

comienzos de septiembre en Minneapolis-St. Paul. Hay que recordar que

el ganador en la votación se lleva todos los delegados de dicho estado

a la Convención Nacional, donde se consagra al vencedor.

Los demócratas de Michigan, por su parte, se llevan la peor parte: La

publicidad

pérdida de todos los delegados para la convención, prevista para fines

de agosto en Denver, y la eliminación de los nombres de dos de sus

precandidatos en las boletas: Barack Obama y John Edwards.

El nombre de Hillary Clinton, como del resto de los precandidatos

demócratas, figurará en las boletas, pero la senadora por Nueva York se

unió al boicot electoral anunciado por otros candidatos, quienes

decidieron no hacer campaña en el estado.

En Florida

En el caso de Florida, la fecha de las primarias fue adelantada al 29

de enero, casi una semana antes del "supermartes" del 5 de febrero. Y

al igual que en Michigan, las sanciones son más leves para los

republicanos que para los demócratas.

En el bando republicano, en Florida existen 144 delegados en juego para

la Convención Nacional de septiembre. Pero como castigo, será la mitad,

o sea, 57. Pese a esta situación, la campaña seguirá su curso normal,

publicidad

tal como se ha visto hasta el momento, con las visitas de los

contendientes en diversas ciudades, ya que el número de delegados

continúa siendo un preciado botín político.

El panorama está mas oscuro para los demócratas, quienes perdieron el

total de los delegados, 210. Esto quiere decir que no habrá delegados

en juego en las elecciones del 29. Pese a que los afiliados/as podrán

emitir sus votos, los mismos no tendrán validez para quedarse con

pocos/muchos delegados.

Otro "coletazo" de la decisión de adelantar las primarias afecta

directamente a las campañas. Todos los precandidatos acordaron no hacer

proselitismo en Florida, por lo que anunciaron que no visitarán el

estado en los días previos a las primarias, ni mucho menos, el mismo 29.

No obstante, desde el partido se está instando a los afiliados a

concurrir a las urnas y votar de todas maneras, ya que el resultado de

las preferencias puede tener un efecto inmediato en las primarias del "supermartes", donde seguramente ya comenzarán a perfilarse los

publicidad

posibles nominados en cada uno de los partidos.

Pese a este panorama, no se descarta que la situación cambie,

especialmente entre los demócratas, y que los precandidatos decidan

hacer campaña con las esperadas visitas, reuniones y eventos de

recaudación de fondos. Florida, y en menor escala Michigan, es un

codiciado peldaño en la senda que conduce a la nominación y

eventualmente, a la Casa Blanca.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad