publicidad
La representante Michele Bachmann cuenta con el apoyo del Tea Party.

Michele Bachmann lanzó su precandidatura presidencial como republicana

Michele Bachmann lanzó su precandidatura presidencial como republicana

Michele Bachmann lanzó su precandidatura presidencial como republicana

La representante Michele Bachmann cuenta con el apoyo del Tea Party.
La representante Michele Bachmann cuenta con el apoyo del Tea Party.

'Debemos actuar ahora'

ST. PAUL, Minnesota - La representante republicana Michele Bachmann, estrechamente vinculada con el movimiento conservador tea party, anunció el lunes su intención de contender por la presidencia de Estados Unidos.

Bachmann, la primera mujer que se suma a la contienda para los comicios del 2012, anunció su decisión durante un debate presidencial republicano en New Hampshire. La legisladora, en su tercer período como representante de Minnesota, había dado ciertas señales de que se inclinaba por postularse, al visitar estados que votan primero, recaudar dinero y criticar al presidente Barack Obama.

"No podemos arriesgarnos a darle al presidente Obama cuatro años más para que desmantele a nuestra nación. Debemos actuar ahora", dijo Bachmann en una carta para un acto de obtención de fondos enviada una hora antes de que ella llegara. "Es por eso que he tomado la decisión de entrar a la contienda".

publicidad

La nueva aspirante aporta gran energía, carisma y una probada capacidad de recaudar dinero a la competencia por la designación del candidato republicano que enfrentará a Obama. También es conocida por tener posiciones inflexibles, hacer comentarios mordaces y meter la pata en algunas declaraciones.

Bachmann intenta realizar un inusual salto de la Cámara de Representantes a la presidencia del país.

Pese a tener una jerarquía menor y pocos logros políticos, ha conseguido una presencia prominente en Washington debido en parte a sus frecuentes apariciones en televisión y a su disposición para atacar duramente a Obama.

Su popularidad como activista del tea party y sus credenciales como una conservadora en temas sociales la hacen una amenaza creíble para otros aspirantes, los cuales están cortejando a los conservadores que forman el núcleo del Partido Republicano. Su impacto podría ser más palpable en Iowa, la primera escala en la lucha por la nominación y donde dominan los evangélicos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad