publicidad

Metro NY al tope de capacidad

Metro NY al tope de capacidad

El corte en el fluido eléctrico se produjo en la Avenida Lexington, en el Upper East Side de Manhattan.

En la Avenida Lexington

NUEVA YORK - Algunas de las líneas del subterráneo de Nueva York fueron afectadas por un apagón eléctrico, causando un enorme caos en la ciudad en un día donde las temperaturas oscilan en los 90º F.

El corte en el fluido eléctrico se produjo en la Avenida Lexington, en el Upper East Side de Manhattan, según reportaron las autoridades, quienes advirtieron que las líneas afectadas son la 4,5, y 6.

Aún no se tiene claro cuál fue la causa del problema ni hasta cuándo estará interrumpido el servicio, pero residentes del sector dijeron que las luces del tráfico dejaron de funcionar en 20 cuadaras entre la avenida Lexington y las calles 60 y 80.

Un vocero de la compañía Con Ed no confirmó cuántas personas están sin el servicio eléctrico, pero dijo que esperan reestablecer el servicio en unas horas, esto dependiendo del número de afectados.

Sin embargo, se presagian grandes demoras en el transporte porque comienza la llamada hora "pico", en la que se empieza a movilizar el mayor número de gente en la ciudad.

Al máximo de capacidad

En días pasados funcionarios de la ciudad habían indicado que el metro de la capital del mundo están operando a su máxima capacidad.

El Departamento de Tránsito municipal presentó un análisis que mostraba la impuntualidad de los trenes, la congestión que hay y si se podrían agregar más trenes para aliviar los problemas.

publicidad

Howard H. Roberts Jr., presidente del departamento, le dijo a la junta de la Autoridad Metropolitana de Transporte que los hallazgos son "de miedo".

"Estamos maniatados", dijo Roberts el lunes. "Se necesitarán muchas de estas líneas, muchos años y un gran proyecto de construcción para ofrecer lo que consideramos un servicio adecuado".

Roberts dijo que algunas de las líneas tienen poco espacio o ninguno para acomodar a más pasajeros.

Los resultados podrían afectar directamente el proyecto del alcalde Michael Bloomberg de cobrarle un impuesto a las personas que se desplacen a Manhattan en vehículos, para promover el uso del transporte colectivo.

Roberts dijo que se tendría que depender más en los autobuses.

Los problemas de congestionamiento podrían reducirse si finalmente se concluye la obra para un metro a lo largo de la Segunda Avenida y una expansión de los sistemas de señalización computerizados. Inclusive se piensa expandir algunas estaciones para que puedan albergar trenes más largos. Pero cualquiera de estas soluciones está a años de concretarse.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad