publicidad

Menos ejecuciones de mexicanos

Menos ejecuciones de mexicanos

Se aguarda que ningún reo del vecino país en Texas reciba fecha de ejecución hasta que el Congreso apruebe una ley.

Texas en la mira

EL PASO, Texas - Abogados especializados en casos de pena capital esperan que ningún mexicano en el corredor de la muerte en Texas reciba una fecha de ejecución hasta que el Congreso apruebe una ley para revisar sus casos."Hasta hoy no hay ningún mexicano con fecha de ejecución en Texas, y confiamos en que así continuaremos hasta que el Congreso permita analizar en cortes el impacto que pudo tener para los reos mexicanos el no haber sido notificados al momento de su detención, de su derecho a contactar a representantes consulares de su país", dijo a Efe la abogada Sandra Babcock.

El Acta para la Aplicación del Caso Avena de 2008, presentado por los demócratas Howard Berman y Zoe Lofgren, fue referido al Comité Judicial de la Cámara de Representantes el pasado 14 de julio.

La medida exige que los tribunales federales escuchen los reclamos de detenidos extranjeros que no fueron informados de su derecho a la asesoría consular, consagrado en la Convención de Viena de 1963.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictaminó en 2004 que los 51 mexicanos en el corredor de la muerte en EU tenían derecho a una revisión judicial de sus casos.

"Nuestras energías están concentradas en Texas, que es el estado que se niega a dar cumplimiento a las disposiciones internacionales", sostuvo Babcock, quien representó a México ante la CIJ en el caso Avena y que buscó hasta el último momento que se suspendiera la ejecución del mexicano José Medellín, que se llevó a cabo el pasado 6 de agosto.

publicidad

Aseguró que una oportunidad en corte le hubiera permitido demostrar que de haber tenido asistencia del consulado de México cuando fue detenido, Medellín hubiese tenido un abogado capaz, ya que el que lo representó fue expulsado de la asociación de abogados.

Por su parte, el abogado Richard Burr, quien ha representado a decenas de condenados a muerte, y que actualmente encabeza las apelaciones del mexicano César Fierro, de 52 años, expuso que en el caso de este último la asistencia consular hubiese impedido que se declarara culpable del asesinato de un taxista en 1979.

Obligado a firmar

Burr expuso que en ese entonces, Fierro, oriundo de Ciudad Juárez y el preso mexicano con más antigüedad en el pabellón de la muerte, fue obligado a firmar su culpabilidad cuando las policías de El Paso, Texas, donde fue detenido, y de Ciudad Juárez le informaron que tenían a sus padres bajo custodia.

"El propio fiscal en el caso Gary Weiser testificó en 1995 que de haber tenido conocimiento de las condiciones en las que el mexicano firmó su culpabilidad, hubiese anulado el caso", indicó.

Burr dijo que por el momento tiene el compromiso del fiscal de El Paso de no dictar fecha de ejecución a Fierro.

"Todos los casos de los mexicanos son diferentes. Algunos contaron con una defensa inapropiada, otros fueron obligados a declararse culpables y buscamos demostrar que esas situaciones propiciaron su sentencia a la pena capital", señaló Babcock.

publicidad

Agregó que hacer valer el tratado de la convención de Viena, firmado por México y EU, es mucho más que un requisito técnico y significa la diferencia entre la vida y la muerte.

Babcock indicó que el Acta para la Aplicación del Caso Avena de 2008 podría tardar de uno a tres años en ser votada por las dos cámaras del Congreso y se aprobada.

Actualmente en Texas hay 14 mexicanos en el pabellón de la muerte, de los cuales 13 están contemplados en el Fallo Avena para la revisión de su caso. El restante, Juan Lizcano, sentenciado a muerte en Dallas en diciembre de 2007, ingresó al pabellón de la muerte cuando había sido dictado ya el fallo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad