publicidad

Matan por la espalda a un alguacil en una gasolinera en Houston

Matan por la espalda a un alguacil en una gasolinera en Houston

Darren Goforth abastecía de combustible su patrulla cuando un hombre se le acercó por la espalda y le disparó varias veces.

Alguacil es asesinado en Houston Univision

La policía identificó al hombre que fue detenido el sábado por su relación al crimen de un aguacil, que fue baleado por la espalda cuando abastecía su vehículo en una gasolinera en Houston. Su nombre es Shannon J. Miles y tiene 30 años.

Miles fue acusado de homicidio capital y actualmente se encuentra detenido, dijo Ron Hickman, el alguacil del condado de Harris. Las autoridades recuperaron un arma de fuego, cuyas pruebas muestran que coincide con la pistola utilizada en el asesinato.

El arresto de Shannon J. Miles "que ya tenía antecedentes delictivos que incluyen condenas por resistirse al arresto y por alteración del orden público con un arma de fuego" sucede menos de 24 horas después de que las autoridades informaron que el hombre emboscó a Darren Goforth.

"Me siento orgulloso por los hombres y mujeres que han trabajado rápidamente para aprehender a la persona responsable de los hechos, que representaba una seria amenaza tanto para los agentes del orden público como para la comunidad en general", dijo Ron Hickman, jefe policial del condado Harris, en una conferencia de prensa. "Nuestros agentes regresan a las calles esta noche para mantener una delicada paz que fue destrozada la noche anterior".

Los registros de la corte y de la cárcel no nombran a ningún abogado para Miles.

Hickman dijo que el motivo de la muerte no ha sido determinado pero que los investigadores examinarían si Miles, que es afroamericano, fue motivado por la ira tras los recientes asesinatos en otros lugares de hombres de esta raza a manos de policías que detonaron el movimiento de protesta "La vida de los afroamericanos importa". Goforth era blanco.

publicidad

LEA: Asesinato de policías en Brooklyn, una venganza por la muerte de Eric Garner

"Pienso que eso es algo que tenemos que revisar", añadió Hickman. "El ambiente en general de ese tipo de retórica puede influir para que la gente haga cosas como esta. Aún estamos investigando para saber si ese fue realmente un motivo".

Hickman dijo que los investigadores trabajan bajo el supuesto "de que él fue atacado por el hecho de vestir un uniforme".

Goforth, de 47 años, estaba cargando combustible el viernes por la noche cuando un hombre se le acercó por la espalda y le disparó varias veces, dijo horas antes el portavoz de la policía del condado de Harris, Ryan Sullivan. Cuando el agente yacía en el suelo, el atacante le propinó más disparos.

Horas antes la policía había descrito al sospechoso como un varón de tez oscura con una altura de entre cinco y seis pies (1.77 o 1.80 metros), vestido con una camiseta blanca y pantalones cortos rojos y que conducía una camioneta Ford roja o granate.

UPDATE: Photos of suspect & the suspect vehicle have been released. Immediately call 713-755-8787 w/any info #HouNews pic.twitter.com/3bCSb5qbVN " HCSOTexas (@HCSOTexas) agosto 29, 2015

Una cámara de vigilancia captó una imagen del presunto asesino. Hickman dijo que Goforth, quien tenía más de 10 años de experiencia en el cuerpo policial, estaba casado y tenía dos hijos.


publicidad

This was an unprovoked attack. Deputy Goforth left behind a wife and two children. Please continue to pray during this difficult time. " HCSOTexas (@HCSOTexas) agosto 29, 2015

Goforth "fue literalmente abatido a tiros en lo que parece ser un asesinato no provocado de estilo ejecutorio", explicó Hickman a los medios y añadió que en 45 años de servicio nunca había visto nada realizado "tan a sangre fría".

Sin contar el caso de Goforth, en lo que va del año un total de 22 oficiales encargados de hacer cumplir la ley han muerto por disparos en Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad