publicidad

Más escuelas de un mismo sexo

Más escuelas de un mismo sexo

La educación de un solo sexo en EU es una tendencia que genera cada vez tantos adeptos como detractores.

En todo el país

ATLANTA - Si bien aún representa un pequeño porcentaje de las escuelas públicas, la educación de un solo sexo es una tendencia que genera cada vez más interés en Estados Unidos, tanto entre quienes la apoyan como entre aquellos que buscan eliminarla.Las escuelas de un solo sexo generalmente están asociadas a valores religiosos o culturales, no obstante una nueva corriente que aboga por este tipo de educación señala las diferencias de género como argumento para apoyarlas.

De acuerdo con la Asociación Nacional para Educación Pública de un Solo Sexo (NASSPE), uno de los mayores impulsores de este método, el sistema de educación pública debe brindar esta opción a los padres.

"Nosotros creemos que tener opción a la educación de un solo sexo en el sistema de educación pública es una cuestión de justicia social, simplemente queremos que los padres tengan la opción en las escuelas públicas a como existe en las escuelas privadas", dijo a Efe Leonard Sax, presidente de la Asociación Nacional para Educación Pública de un Solo Sexo (NASSPE).

La organización promueve la separación de niños y niñas en la enseñanza pública como un medio para potenciar las diferencias en la forma de aprendizaje entre ambos géneros.

"Lo importante es reconocer que no se puede medir igual a todos (los niños), a algunas niñas les va mejor en clases conjuntas y a otras definitivamente les va mejor en escuelas de solo niñas e igual con los niños", indicó el presidente de la organización.

publicidad

Restablecida en 2006

La educación de un solo sexo fue restablecida en el sistema de educación pública en 2006 como parte de la Ley Que Ningún Niño se Quede Atrás (NCLB), luego de más de 30 años de haber sido aprobada la ley que imponía la educación conjunta como única opción en las escuelas públicas de Estados Unidos.

Las nuevas regulaciones permiten a las escuelas públicas conjuntas ofrecer clases de un solo sexo, que deben ser sometidas a revisión cada dos años por las autoridades educativas para determinar si siguen siendo necesarias para remediar los problemas de desigualdad por los que fueron creadas o se pueden eliminar.

No obstante, las escuelas que ofrecen exclusivamente educación de un solo sexo no deben llevar a cabo revisiones periódicas o justificar la necesidad de este sistema, aunque deben brindar cursos, instalaciones y servicios similares a otros centros escolares en el mismo distrito escolar.

ACLU rechaza iniciativa

De acuerdo con cifras de NASSPE, actualmente hay 442 escuelas públicas que de un solo sexo o que ofrecen alguna alternativa de educación de un solo sexo en Estados Unidos, aunque algunas además tienen actividades conjuntas para los menores.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) demandó recientemente al Departamento de Educación de Estados Unidos para que cese los programas de un solo sexo por considerarlos inconstitucionales.

publicidad

"Estamos preocupados por una tendencia que crece con rapidez en nuestras escuelas públicas de separar a los niños de las niñas académicamente, y enseñarles y tratarlos de forma diferente basado en la idea de que el cerebro de un niño y una niña son tan radicalmente diferentes que no se les puede enseñar juntos", dijo a Efe Emily Martin, directora del Proyecto de Derechos de la Mujer de ACLU.

La organización busca con la demanda revertir las regulaciones promulgadas en 2006 por el Departamento de Educación de Estados Unidos para la educación de un solo sexo, por considerar que estas "incentivan" este método de enseñanza.

Argumentos en contra

Efe trató de obtener una reacción del Departamento de Educación sobre la demanda de ACLU en su contra, pero la entidad no quiso comentar sobre el caso.

De acuerdo con ACLU, en muchos casos estos programas se basan en "estereotipos" que no toman en cuenta la complejidad de cada género.

"Estos programas no reconocen que muchos niños no se comportan como el promedio, y que si bien puede que las niñas sean mejores para la lectura que los niños o que los niños sean mejores para las matemáticas, como dicen, definitivamente hay niñas que son excelentes en matemáticas o niños a los que les encanta leer", señaló la representante de ACLU.

publicidad

Otro de los argumentos de la organización se centra en que las escuelas conjuntas ofrecen a los niños la oportunidad de socializar y prepararlos para el futuro.

"Segregar a los niñas y niños no es la mejor forma de prepararlos para un mundo en el que conviven ambos sexos, ya que van a tener que aprender a convivir, cooperar y a competir para poder ser exitosos en la vida y en el trabajo en un futuro y la escuela es un gran lugar para esto", señaló Martin.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad