publicidad

Más de 800 mil empleados federales fueron cesados

Más de 800 mil empleados federales fueron cesados

La paralización parcial del gobierno federal afecta a unos 800 mil empleados, entre ellos las oficinas de prensa hispana de la Casa Blanca.

En algunas áreas del gobierno más del 97% de los trabajares fue enviado a sus casas sin goce de sueldo

La paralización parcial del gobierno federal afecta a unos 800 mil empleados, entre ellos las oficinas de prensa hispana de la Casa Blanca, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el sistema federal de verificación de empleo E-Verify.

Es la primera vez en 17 años que ocurre luego del fracaso de las negociaciones entre demócratas y republicanos sobre el presupuesto. Y todas las miradas se dirigen ahora al techo de la deuda, debate que de no resolverse en dos semanas podría generar una crisis todavía mayor.

A las Cero horas del 1 de octubre, inicio del Año Fiscal 2014, dependencias federales no esenciales cesaron actividades y enviaron a su personal a casa sin goce de sueldo hasta que el Congreso se ponga de acuerdo y llegue a una solución negociada.

Nadie sabe cuánto tiempo durará el cierre ni tampoco se aventuran a pronosticar la duración del otro debate en curso. El primero dilató 33 meses y finalizó sin acuerdos.

Casos registrados

En un escueto mensaje por correo electrónico respondieron pidiendo disculpas y que en esos momentos estaban “cerrando la oficina”.

Un segundo caso se registró con una de las oficinas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en Miami, Florida. Solicitamos a uno de los portavoces el número total de deportados durante el año fiscal 2013, que venció ayer lunes 30 de septiembre, y también conocer cuántos de ellos tenía antecedentes criminales y qué países encabezan la lista de expulsados.

publicidad

Néstor Iglesias, un portavoz de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) en el sur de Florida, respondió por correo electrónico indicando lo siguiente: “Lo lamento, pero en estos momentos estoy saliendo de la oficina debido al cierre del gobierno federal y simplemente no voy a tener el tiempo para buscar las respuestas a tu pregunta”.

También intentamos recoger opiniones del liderazgo republicano a través de una de sus oficinas de manejo de medios hispanos. Un correo nos advirtió que no estaban funcionando este martes.

No hay E Verify

El E-verify es una gigantesca base de datos que entrelaza información del DHS, el FBI y la Administración del Seguro Social (SSA) que funciona a cargo de la USCIS. La herramienta re+une los datos de millones de personas, tanto ciudadanos como residentes legales permanentes y temporales en Estados Unidos.

El programa es la segunda parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEV) que fue aprobado por el Congreso en noviembre de 2003 y que forma parte de las políticas de seguridad implementadas tras los ataques terroristas de 2001.

El sistema, al que los empleadores acceden voluntariamente -por teléfono o internet- faculta al gobierno federal para que verifique la identidad de cualquier trabajador extranjero, coteje su nombre y números de identidad con otras bases de datos, y compruebe que tiene visa y permiso para laborar en el país.

Obama sustituyó en 2009 las redadas de indocumentados tradicionales por auditorías para verificar documentos de estadía legal y permisos de trabajo de trabajadores en empresas.

publicidad

En octubre de 2010 el DHS priorizó el uso del E-Verify y dejó de lado las redadas tradicionales de indocumentados para evitar el impacto negativo de los arrestos en los medios de comunicación. Las batidas fueron denominadas entonces como “redadas silenciosas” o “redadas electrónicas”.

Pero la medida no bajó el número de detenciones y expulsiones, En los cuatro últimos años el gobierno ha roto récords sucesivos de deportaciones. En 2012 la cifra bordeó los 410 mil.

Culpan a los republicanos

Este martes al medio día el presidente Obama urgió a los republicanos a "reabrir" la Administración federal de inmediato y alertó de que cuanto más dure ese cierre, "peores" serán sus efectos.

Obama reiteró que "una facción" de los republicanos, su ala más conservadora, ha obligado a cerrar el Gobierno "solo porque no les gusta una ley", en referencia a la reforma sanitaria o ObamaCare, como la denominan los republicanos.

Las áreas del gobierno más afectadas por el cierre son: la casa Blanca (75% de los empleados); el Departamento del Tesoro (88% de los más de 100,000 empleados); el Departamento de Seguridad Nacional (14% de los más de 231,000 empleados); el Departamento de Comercio (el 87% de sus empleados); el Departamento de Trabajo (82% de los 16,304 empleados); el Departamento del Interior (81% de sus 72,562 empleados); el Departamento de Justicia (15% de sus 114,486 empleados), la NASA (97% de sus 18,134 empleados); el Departamento de Salud (52% de sus 78,198 empleados); el Departamento de Transporte (33% de los 55,468 empleados), y otros, reportó The Associated Press.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad