publicidad

Mañana de furia contra un consulado mexicano

Mañana de furia contra un consulado mexicano

La policía mató a tiros a un hombre que abrió fuego sobre el consulado mexicano, el cuartel de la policía y otros edificios el viernes por la madrugada.

La fría madrugada que precedía a los festejos de Acción de Gracias se convirtió en una pesadilla para los habitantes de Austin, Texas. Un hombre, con la cara tapada, sembró el terror entre los lugareños cuando un disparó hacia el consulado mexicano, el cuartel de policía y otros edificios. Tras su intento de incendiarlos, la policía lo abatió.

El furioso atacante disparó más de 100 veces en un lapso aproximado de 10 minutos. A pesar de que las balas rebotaban, una tras otra, no hirió a nadie. La zona está rodeada de bares.

Jesse Van Wallene, de 29 años, dijo a NBC News que encontró al tirador a unos 15 pies de distancia cuando se detuvo en un semáforo rojo.

"Lo ví con una gran arma en la mano. Luego lo ví disparando a un edificio situado frente a la sede de la policía. Estaba disparando con ráfagas de hasta cinco disparos", explicó.

"Él ni siquiera parecía darse cuenta que estábamos ahí viendo, parecía muy concentrado en disparar contra el edificio, que no tenía luces en su interior", explicó consternado.

Art Acevedo, jefe de la policía, no reveló el nombre del tirador. Sólo se refirió a "su violento comportamiento contra el gobierno". Así lo demostró al atacar los edificios que pertenecen al gobierno de México, de Estados Unidos

publicidad

Un mesero, que se encontraba trabajando un restaurante cercano a la escena, dijo al diario estadounidense que le parecía que el hombre "llevaba un chaleco antibalas y una gorra que tapaba parte de su rostro", explicó.

Hans Paap, que vive en el tercer piso de una unidad de departamentos cerca de la estación de policía, confesó que los disparos lo despertaron.

"Me desperté con una ráfaga de disparos, escuché una segunda ronda y luego llegué a la ventana y ví una tercera ronda", dijo a NBC.

La policía estaba allanando la casa del tirador, en los alrededores de Austin, mientras que la unidad de explosivos investigaba su vehículo para ver si había una bomba en el interior.

Munguía, quien no reveló la identidad del hombre, dijo que se recibió una denuncia de disparos a las 2.22 del viernes. El jefe policial no aclaró si los edificios sufrieron daños.

"Un agente frente al edificio vio al sospechoso, le disparó y el sospechoso cayó", dijo Munguía.

Los agentes vieron algo que les pareció un artefacto explosivo improvisado dentro de su vehículo y que "el sospechoso vestía una especie de chaleco", agregó sin dar precisiones.

La policía trata de determinar los motivos de los disparos, que obligaron a clausurar un tramo de la ruta Interestatal 35 durante varias horas de la madrugada.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad