publicidad

Mahony desató tormenta

Mahony desató tormenta

Tras el anuncio de millonaria comopensación, crecen las dudas sobre papel de cardenal en escándalos de pederastia.

Demasiadas preguntas

Una semana después que el cardenal de Los Angeles Roger Mahony aprobó un abultado plan compensatorio para las víctimas de los abusos sexuales del clero, abrió los archivos de la Iglesia católica de los sacerdotes afectados por el escándalo y se disculpó por el tratamiento de las víctimas, aumentan las interrogantes sobre su papel en el mayor escándalo que estremece los cimientos de la iglesia católica estadounidense.

Con todo, incluido los $660 millones como compensación a las víctimas, quizá no sea suficiente para apaciguar a determinados sectores.

"Siete sacerdotes abusaron de mí"

Para financiar la parte del millonario fondo en resarcimientos que corresponden a la archidiócesis, el cardenal tendrá que vender propiedades, liquidar inversiones y reducir gastos, desmantelando lo que construyó durante más de dos décadas como arzobispo de la ciudad.

Pese a ello, sus detractores se preguntan si el cardenal debería haber hecho más para controlar a los sacerdotes con instintos depredadores en la mayor archidiócesis católica de Estados Unidos.

Los obispos responden sólo al Vaticano, que tiene que aprobar parte de la financiación del acuerdo, pero todo líder religioso necesita gozar de la confianza de sus feligreses.

"Reconoció que cometió algunos errores y se disculpó", comentó el reverendo Thomas Reese, del Centro Teológico Woodstock de la Universidad de Georgetown.

publicidad

Que los encierren, pero de por vida

Datos del acuerdo

El acuerdo logrado la semana pasada fue firmado la víspera del juicio civil en el que el cardenal Mahony habría sido interrogado por haber mantenido a varios curas depredadores en sus parroquias sin haber informado de ellos a los padres de las víctimas o a las autoridades de la policía.

Como parte del acuerdo, la archidiócesis acordó difundir los antecedentes de los clérigos acusados, lo que podría haber expuesto cualquier relación directa entre Mahony y los sacerdotes culpables que supervisó.

Empero, cada sacerdote ligado con los 508 casos de Los Angeles podría haber apelado la difusión de esos antecedentes.

Daño supera la esperanza

"Terrible pecado"

El pasado 15 de julio Mahony pidió "perdón" a las víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes a menores, tras alcanzar un acuerdo para indemnizar a los afectados -508 personas- con 660 millones de dólares.

Fue algo "que ni debió, ni volverá a pasar", dijo el prelado en una conferencia de prensa, en la que señaló que deseaba "devolver" a las víctimas a la vida que tenían antes de los abusos y que, al igual que una "cinta de video, se rebobinara y luego se borrara".

Cada una de las víctimas recibirá $1.3 millones. El acuerdo extrajudicial es la más alta en estos casos en la historia de la Iglesia Católica en Estados Unidos.

publicidad

"Durante estos meses para llegar a un acuerdo, he podido entender con muchas más profundidad este terrible pecado y crimen por el que han pasado las víctimas", manifestó Mahony.

Admitió que "no hay manera de retroceder y devolverles la inocencia que les fue sustraída (a las víctimas). Algo que deseo darles, pero que no puedo", agregó.

Cómo pagarán

El arzobispo de Los Ángeles explicó que la Iglesia católica deberá vender una serie de edificios, utilizar algunos fondos de inversión que posee y pedir préstamos, para hacer frente al pago acordado con las víctimas.

El convenio fue alcanzado dos días antes de que demandantes y demandados se enfrentaran en un juicio que tenía previsto comenzar el lunes de la semana pasada.

De más de 5 mil sacerdotes que sirvieron en la arquidiócesis de Los Ángeles entre 1930 y 2003, 113 fueron acusados de abuso, según el Informe Oficial del Pueblo de Dios de esa diócesis arzobispal, publicado en febrero de 2004.

Del total de acusados, 43 ya murieron, 54 ya no son sacerdotes y 16 permanecían en el ministerio. Del último grupo, en 12 casos no se encontraron pruebas suficientes para declarar abuso y sólo cuatro han sido suspendidos y enfrentan juicios.

Algunos se librarán

Algunas de las víctimas lamentaron hoy el hecho de que, debido al acuerdo, algunos de los sacerdotes no tendrán que acudir a los tribunales.

publicidad

Mary Ferrell, una enfermera de 59 años que sufrió los abusos a finales de 1950, dijo que el elevado monto "demuestra la culpabilidad de la Iglesia católica".

"Cambiará mi vida y la hará más fácil financieramente, pero no curará el dolor todo el dolor y el sufrimiento", comentó.

Guía de conducta

La arquidiócesis de Los Ángeles ya revisó en octubre de 2005 la guía de políticas para adultos que se relacionan con menores en actividades de la diócesis arzobispal.

El documento comprende 17 puntos que marcan el comportamiento que cualquier adulto que trabaje o sea voluntario en la arquidiócesis debe seguir al interactuar con menores.

La diócesis estadounidense de Orange (California) alcanzó en 2004 un acuerdo para pagar 100 millones de dólares en 2004 a unas 90 víctimas de abusos sexuales atribuidos a sacerdotes y empleados, lo que la sitúa en segundo lugar en lo que a monto se refiere.

Miles de demandas

Después de las primeras demandas por ese tipo de delitos en Boston en 2002, se han presentado miles de nuevos casos de abuso sexual en niños y jóvenes contra varias diócesis en todo el país, que se han visto obligadas a pagar sumas millonarias en acuerdos alcanzados con las víctimas fuera de los tribunales.

El último convenio fue alcanzado hace dos semanas por la arquidiócesis de Portland que pactó abonar 48 millones de dólares a 150 víctimas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad