publicidad

Los poetas del Mundial: cuando el amor por la pelota desata rimas y estrofas

Los poetas del Mundial: cuando el amor por la pelota desata rimas y estrofas

Profesionales o fanáticos improvisados, los fanáticos del fútbol rinden tributo a la palota de cara a Brasil 2014.

Por Luz Adriana Santacruz, corresponsal en Ciudad de México. En Twitter:luza_santacruz

“Hoy tu tiempo es real, nadie lo inventa, y aunque otros olviden tus festejos, las noches sin amor quedaron lejos y lejos el pesar que desalienta”. La frase no es la declaración de un corazón roto. Tampoco de un amor no correspondido. Este y muchos otros poemas son pura pasión por el … fútbol.

No importa si son unos profesionales de la pluma o unos fanáticos improvisados, los poetas del deporte están unidos por la fiebre del balón y se lanzan a Internet a publicar sus obras de cara al Mundial de Brasil.

“Cómo explicar lo que siento si nadie puede sentirlo. Cómo contar lo que vivo, si nadie puede vivirlo. Sólo te invito a que vengas a mezclarte entre esta gente, que lleva los mismos colores, que llevo yo desde siempre”, escribe un poeta llamado Pablo.

Como si fuera un altar, decenas de sitios de Internet publican al por mayor las estrofas: largas, cortas, con rima o en cuartetos. No importa el estilo, lo que cuenta es hablarle a este deporte que cada cuatro años tiene su cita máxima con mucho amor.

“Como vas a saber lo que es el amor, si nunca te hiciste hincha de un club, como vas a saber lo que es el placer, si nunca diste una vuelta olímpica de visitante”, desafía el reconocido comentarista de fútbol argentino Quique Wolff en el sitio Levelup.

Tu Diccionario del Mundial: ¡en la cancha! Univision

El más repetido de los poemas lleva la firma del reconocido escritor uruguayo Mario Benedetti, quien bajo el título “Hoy Tu Tiempo es Real” le escribió una “oda” al exjugador argentino y campeón del Mundo Diego Armando Maradona. Son los versos con los que comienza este artículo.

“Tu grillo, por tus labios promotores, de plata compostura, árbitro, domador de jugadores, director de bravura, ¿no silbará la muerte por ventura?”, dice Miguel Hernández, uno de los tantos que han dedicado sus palabras al referí, a quien le toca poner orden entre los 22 jugadores.

“Nadie sabe lo que sufro, pegadito al alambrado, hasta el último minuto, al tejido estoy colgado”, pinta con inocencia un autor aunónimo al escribir sobre su equipo y el estadio en el sitio Poesías de Amor.

publicidad

Pero no sólo los fanáticos y los grandes escritores se han animado a hacer suya la poesía futbolera. También los propios jugadores. Quique Wollf, un exdefensor de fútbol argentino, publicó “Cómo vas a saber lo que es el fútbol”, un poema que se ha vuelto casi un himno con decenas de videos que lo ponen en el edén de la literatura futbolera.

“Cuando entraste al campo, te silbó hasta el viento, el estadio entero, te gritaba viejo”, dirá otro usuario anónimo en el sitio Cuadernos de Fútbol.

“Aún recuerdo, hermano mío, esas tardes de potrero, no había nada más hermoso, que pegarle a la de cuero”, despunta José Cantero Verni sobre su infancia jugando al fútbol.

Poemas de fútbol. Hay casi 3 millones de menciones a este tema dando vuelvas por Internet según Google: “No sé por qué razón, no te querían en el barrio, vos llegabas a la cancha y te hacían a un costado”,  se pregunta otro anónimo entre rimas.

A 37 días del Mundial, los poemas futboleros prometen crecen con la misma pasión con la que llegarán miles de personas a Brasil para vibrar con el Mundial.  

“Yo te vi llorar casi en silencio, en aquella final de los recuerdos, no es muy fácil errarse dos penales, con la gente gritando tu degüello”. ¿Será ese el destino del subcampeón?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad