publicidad

Los Mundiales a través de la historia

Los Mundiales a través de la historia

Durante los Olímpicos de 1928, la FIFA decidió la realización de un torneo de fútbol profesional internacional.

El trofeo actual es diseño del italiano Silvio Gazzaniga, es de oro maci...
El trofeo actual es diseño del italiano Silvio Gazzaniga, es de oro macizo, tiene cinco kilos de peso y la base de malaquita.

La Copa Munidal de la FIFA es uno de los eventos deportivos más importantes del mundo. Después de casi 100 años de celebración el evento ha crecido en popularidad y en participación, convirtiéndose en un hito mediático que la mayor parte del mundo espera 4 años. Pero no siempre fue así, en un principio eran muy pocos los países que participaban y no importaba tanto como ahora. Esta es la historia de casi 100 años de justa mundialista.

URUGUAY 1930

Durante los Juegos Olímpicos de 1928, la FIFA organizó un congreso donde se decidió finalmente la realización de un torneo de fútbol profesional de nivel internacional en 1930. Inmediatamente varios países europeos presentaron su candidatura (Italia, Hungría, los Países Bajos, España y Suecia) junto a la de Uruguay. Jules Rimet, presidente de la FIFA en esos años, estaba a favor de la realización en el país sudamericano, tanto por sus éxitos deportivos como porque el país celebraría el centenario de la Jura de la Constitución.

publicidad

Finalmente, Uruguay salió electo por unanimidad, pero eso no implicó el apoyo europeo a la realización del torneo fuera de su continente. Los países europeos invitados al torneo rechazaron su participación argumentando que no podían costear el largo viaje transatlántico en medio de la crisis económica que había azotado al mundo en esos años. A pesar de que Uruguay se ofreció a solventar los costos, sólo Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumania acudieron a la cita. Tras el boicot, los organizadores debieron disminuir el número de participantes en el torneo, de 16 a 13.

La Gran depresión, también conocida como crisis del veintinueve, fue una crisis económica mundial que se prolongó durante la década de 1930, en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Su duración depende de los países que se analicen, pero en la mayoría comenzó alrededor de 1929 y se extendió hasta finales de la década de los años treinta o principios de los cuarenta. Fue la depresión más larga en el tiempo, de mayor profundidad, y la que afectó a más países en el siglo XX. En el siglo XXI ha sido utilizada como paradigma de hasta qué punto puede llegar a disminuir la economía mundial. La llamada Gran Depresión se originó en los Estados Unidos, a partir de la caída de la bolsa del 29 de octubre de 1929 (conocido como Martes Negro, aunque cinco días antes, el 24 de octubre, ya se había producido el Jueves Negro), y rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo.

publicidad

La depresión tuvo efectos devastadores en casi todos los países, ricos y pobres. La renta nacional, los ingresos fiscales, los beneficios y los precios cayeron, y el comercio internacional descendió entre un 50 y un 66%. El desempleo en los Estados Unidos aumentó al 25%, y en algunos países alcanzó el 33%.1 Ciudades de todo el mundo se vieron gravemente afectadas, especialmente las que dependían de la industria pesada, y la construcción se detuvo prácticamente en muchas áreas. La agricultura y las zonas rurales sufrieron la caída de los precios de las cosechas que alcanzó aproximadamente un 60%.2 3 4 Ante la caída de la demanda, las zonas dependientes de las industrias del sector primario, con pocas fuentes alternativas de empleo, fueron las más perjudicadas.

A pesar de las complicaciones iniciales, el torneo fue un éxito. Para el torneo, la intención de los organizadores era que todos los partidos se disputaran en un sólo estadio, el Estadio Centenario, construido especialmente para la celebración de la Copa Mundial y como celebración del centenario de la independencia uruguaya. Fue diseñado por Juan Scasso12 y Rimet lo llamó el "templo del fútbol". Con una capacidad para 90.000 espectadores, era el mayor estadio del mundo fuera de las Islas Británicas. Sin embargo, las fuertes lluvias acaecidas en Montevideo antes de la inauguración del campeonato impidieron que su construcción fuera finalizada a tiempo. Dada esta situación los organizadores se vieron obligados a buscar otros estadios para celebrar en ellos los primeros partidos, el Gran Parque Central y el Estadio Pocitos, escenarios donde se jugaron de manera simultánea los dos primeros partidos en la historia de la Copa Mundial. El Estadio Centenario fue oficialmente inaugurado el sexto día de competición y a partir de ese momento todos los partidos se jugaron ahí. Finalmente, los equipos del Río de la Plata avanzaron a la final, Uruguay y Argentina se enfrentaron el 30 de julio de 1930 en el recién inaugurado Estadio Centenario. Tras ganar el encuentro por 4:2, los locales se coronaron como los primeros campeones mundiales de fútbol ante 93.000 personas.

publicidad

ITALIA 1934

Para 1934, Italia estaba sumergida en el fascismo de Mussolini y aprovechó la gesta mundialista para promover sus ideas.

El proyecto político del fascismo consiste en instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista, mientras su base intelectual plantea la sumisión de la razón a la voluntad y la acción, aplicando un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimistas o revanchistas que conducen a la violencia ya sea de las masas adoctrinadas o de las corporaciones de seguridad del régimen contra los que el Estado define como enemigos por medio de un eficaz aparato de propaganda, aunado a un componente social interclasista.

El concepto de “régimen fascista” puede aplicarse a algunos regímenes políticos totalitarios o autoritarios de la Europa de entreguerras y a prácticamente todos los que se impusieron por las potencias del Eje durante su ocupación del continente durante la Segunda Guerra Mundial.

De un modo destacado y en primer lugar a la Italia fascista de Benito Mussolini, (1922) que inaugura el modelo y acuña el término; seguida por la Alemania del III Reich de Adolf Hitler (1933) que lo lleva a sus últimas consecuencias; y, cerrando el ciclo, la España Nacional de Francisco Franco que se prolonga mucho más tiempo y evoluciona fuera del periodo (desde 1936 hasta 1975).

Como respuesta al boicot realizado en 1930 por los países europeos, Uruguay y otros países americanos se retiraron del torneo. La Copa Mundial se había convertido en muy poco tiempo en un gran acontecimiento que recibía las miradas de todo el mundo, por lo que Benito Mussolini buscó publicitar el poder italiano con una victoria en la competición. Para ello no dudó en asegurar la naturalización de varios jugadores argentinos, como Luis Monti, Raimundo Orsi, Guaita y Demaría, y también del brasileño Anfhiloquio Marques Filo, italianizado como Anfilogino Guarisi. Italia llegó a la final del torneo donde se enfrentó a Checoslovaquia. Tras una serie de errores arbitrales, Angelo Schiavio anotó el gol del triunfo italiano durante la prórroga, que coronó a Italia como campeona del mundo. Varios jugadores de aquel equipo reconocieron haber jugado la final bajo amenazas.

publicidad

FRANCIA 1938

Para 1938 la Segunda Guerra Mundial estaba a punto de comenzar y el torneo ya tenía varios tintes políticos. Parea la tercera edición de la Copa del Mundo hubieron varios países invitados que no pudieron asistir por varios motivos: España, debido a la Guerra Civil; China y Japón, debido al estallido de la Segunda Guerra Sino-japonesa; y la clasificada Austria que se retiró del torneo tras el Anschluss, evento que supuso la incorporación de Austria a la Alemania nazi el 12 de marzo de 1938 como una provincia del III Reich, pasando de Österreich a Ostmark ('Marca del Este'). Esta situación duró hasta el 5 de mayo de 1945, cuando los Aliados ocuparon la provincia alemana de Ostmark. El gobierno militar aliado terminó en 1955, cuando se constituyó el nuevo Estado de Austria.

Durante el torneo Alemania fue repudiada por el público mientras los jugadores realizaban el saludo nazi. Además, los equipos americanos (a excepción de Brasil y Cuba) nuevamente boicotearon el torneo, luego de que fuera otorgada la sede a un país europeo a pesar del compromiso inicial de alternar la sede entre ambos continentes.

En el ámbito deportivo, Italia mostró su capacidad ofensiva llegando a la final del torneo tras derrotar a Brasil de Leónidas, una de las figuras del torneo. Los italianos se enfrentaron a la potente Hungría y la derrotaron con 4:2, convirtiéndose en el primer equipo en alcanzar el bicampeonato. Mussolini, al igual que en 1934, no estaba dispuesto a ver perder a su equipo. El seleccionador italiano, Vittorio Pozzo, recibió un telegrama antes del partido final en el que sólo podía leerse “Vencer o morir”. Además, obligó a sus jugadores a vestir para la final camisetas negras, símbolo del fascismo italiano.

publicidad

BRASIL 1950

Para el torneo de 1942, Argentina, Brasil y la Alemania nazi presentaron sus candidaturas, pero tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial la FIFA decidió la suspensión de todos los eventos mientras el conflicto perdurase, provocando la cancelación de los torneos de 1942 y 1946.

Hitler quería hacer lo mismo que Moussolini en 1934, demostrando la superioridad de su raza aria a través de la Copa del Mundo. El estallido de la guerra previno que se llevara a cabo el torneo y la devastada Europa tardaría más de una década en volver a tener un país sede de la gesta mundialista.

En 1946 la FIFA decidió que la Copa Mundial fuera reanudada tan pronto como fuera posible. Como la mayoría de los países europeos estaban devastados por la guerra, ninguno tenía la capacidad para organizar el torneo, por lo que Brasil presentó su candidatura y salió electo por la FIFA para realizar la Copa Mundial de Fútbol de 1950.

Diversos países se retiraron del torneo, incluida la India (por pretender jugar con futbolistas descalzos) y Argentina, el múltiple campeón de Sudamérica durante la década de 1940 por decisión interna, reduciendo el número de participantes de 16 a 13 nuevamente. Sin embargo, el evento marcó el ingreso por primera vez de los diversos equipos del Reino Unido a los procesos clasificatorios. Así, Inglaterra participó por primera vez en la Copa Mundial.

publicidad

En el último partido, Brasil se enfrentó a Uruguay y aunque no se tratase de una final, el campeón saldría de ese último partido, en el que a Brasil le bastaba un empate. Todo estaba listo en el Estadio Maracaná para las celebraciones del triunfo brasileño ante cerca de 175.000 espectadores, los diarios locales ya habían anunciado el partido como el de la primera victoria mundial de Brasil. Sin embargo, los uruguayos lograron derrotar a los brasileños y coronarse campeones, después de remontar un 1:0 inicial, para acabar con un 1:2. El llamado "Maracanazo" es considerado como una de las más grandes sorpresas en la historia del deporte.

SUIZA 1954

En 1954, la Copa Mundial regresó a Europa cuando Suiza, país neutral durante la guerra, fue la sede de la V Copa Mundial al ser el único país europeo con la infraestructura necesaria.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en septiembre 1939, Suiza comenzó de inmediato a prepararse para una posible invasión. El país entero se movilizó mientras se fortificaron posiciones en todas las fronteras. La fuerza total del ejército y las milicias crecieron a más de 500.000 a inicios de 1940.

En el curso de la guerra, planes detallados de la invasión fueron elaborados por el mando militar alemán, tales como la Operación Tannenbaum, pero Suiza nunca fue atacada. Fue capaz de permanecer independiente a través de una combinación de concesiones económicas a Alemania, la disuasión militar y la buena fortuna ya que grandes eventos durante la guerra retrasaron la invasión. Los intentos de los pequeños partidos nazis suizos para efectuar una unión con Alemania (como sucedió con Austria) fracasaron miserablemente, en gran parte como resultado de la herencia multicultural de Suiza, un fuerte sentido de identidad nacional suiza, y la larga tradición de democracia directa y las libertades civiles. De hecho, gran parte de la prensa suiza cuestionaba fuertemente las políticas del Tercer Reich, a menudo exasperando al gobierno alemán.

publicidad

Durante el desarrollo del torneo se produjeron tres de los partidos más recordados en la historia de la competición. En los cuartos de final, el "Equipo de oro", nombre con el que se conocía al equipo de Hungría, se enfrentó a la selección brasileña, que después del "Maracanazo" decidió cambiar el color blanco de su camiseta por el actual amarillo con ribetes verdes. El partido, que enfrentó a dos de las mejores escuadras del torneo, se convirtió en uno de los encuentros más infames de la historia: la excesiva violencia hizo que fuera conocido tradicionalmente como la "Batalla de Berna", en la que participaron tanto jugadores como entrenadores.

En la misma ronda, Austria derrotó a Suiza por 7:5, en el encuentro con mayor número de goles anotados en la historia. La final se disputó el 4 de julio de 1954 en el Wankdorfstadion, entre los húngaros, que vencieron en el alargue a Uruguay en lo que fue la primera derrota uruguaya en los mundiales, y la Alemania Federal, equipo que regresaba al torneo después de la prohibición establecida tras la derrota germana en la Segunda Guerra Mundial.

Ambos equipos se habían enfrentado en la primera ronda y los magiares habían goleado 8:3 a sus rivales, por lo que una victoria de la Alemania Occidental parecía imposible. Sin embargo, los alemanes alcanzaron la victoria por 3:2 derrotando al combinado liderado por Ferenc Puskás y alzaron por primera vez el trofeo Jules Rimet. El encuentro conocido como el "Milagro de Berna" se considera como uno de los hechos que marcaron el fin del período de posguerra de Alemania y su renacer.

publicidad

SUECIA 1958

Suecia fue el país destinado a realizar la Copa Mundial de Fútbol de 1958. Aunque cuatro años antes ya se había transmitido el evento por televisión a 8 países europeos, este fue el primer torneo en ser transmitido a través de la televisión a más de 60 países, dando así inició a la expansión hacia otros continentes.

En el ámbito deportivo Brasil se enfrentarían en la final al combinado local, en el Estadio Råsunda de Estocolmo. Pelé era la gran promesa brasileña, pero eran pocos los que lo conocían. En la final, con un marcador de 5:2, Brasil se coronó campeón del mundo por primera vez en la historia. Aunque los suecos se pondrían en ventaja temprana, la aparición de Vavá y Pelé, con dos goles cada uno, revertiría la situación.

CHILE 1962

Tras doce años, la principal competencia de fútbol internacional regresó a América, siguiendo una rotativa entre Europa y América que se prolongaría hasta el año 2002. Pese a carecer de experiencia en la realización de eventos deportivos internacionales, Chile fue seleccionado en 1956 como sede superando la candidatura de Argentina. La organización enfrentó diversas dificultades, principalmente respecto a la infraestructura necesaria, lo que amenazó en varias oportunidades la realización del torneo, en especial tras la ocurrencia del terremoto de Valdivia de 1960 que destruyó gran parte del territorio sur del país. Pese a ello, el evento fue realizado en cuatro sedes, la segunda menor cantidad en la historia de las copas mundiales: Arica, Rancagua, Santiago y Viña del Mar.

publicidad

El epicentro de este gran sismo comenzó en la zona cercana a Temuco y, poco a poco, se expandió hacia el sur, en una sucesión de rupturas epicentrales a todo lo largo de la costa sur de Chile. El masivo evento fracturó toda la zona de subducción entre la península de Arauco (Región del Biobío) y la península de Taitao (Región de Aysén). Finalmente, alcanzó los 9,5 grados en la escala de Richter y una duración aproximada de 10 minutos, debida principalmente a la gran extensión geográfica (casi 1000 km de norte a sur). Estudios posteriores sostienen que, en realidad, se trató de una sucesión de 37 o más terremotos cuyos epicentros abarcaron una superficie total de 1350 km. En suma, el cataclismo devastó todo el territorio chileno entre Talca y Chiloé, es decir, más de 400 000 km². Este sismo es el más potente que se haya registrado en la historia.

En lo deportivo, Brasil nuevamente brillaría en el torneo siguiente, realizado en Chile a mediados de 1962. Pelé, ya convertido en uno de los mejores jugadores del momento, no pudo participar debido a una lesión a comienzos del evento, pero la magia de Garrincha llevaría al equipo brasileño a levantar por segunda vez la Copa al derrotar en la final a Checoslovaquia, frente a más de 60.000 personas instaladas en el Estadio Nacional de Santiago de Chile.

publicidad

INGLATERRA 1966

En 1966 la Copa sería realizada en Inglaterra, cuna del fútbol.   En el proceso clasificatorio, 71 selecciones participaron. Estaban disponibles 10 cupos siendo repartidos a las zonas de Europa, 4 cupos a Sudamérica, uno a Norteamérica y un cupo restante según las reglas impuesta por la FIFA debía ser disputado entre los equipos de África y Asia, lo que provocó la protesta de los participantes africanos quienes argumentaron tener derecho a un cupo propio. Debido a la negativa de la FIFA a reconsiderar la medida, los 15 equipos africanos se retiraron al igual que Siria y Corea del Sur, solidarizándose con las otras selecciones.

Por otro lado, las selecciones del Congo y Filipinas no participaron debido a errores en su inscripción. Guatemala no participó por problemas territoriales con Belice; Sudáfrica también fue excluida como forma de rechazo a su política de apartheid. Corea del Norte derrotó a Australia en busca del único cupo por Asia y Oceanía, lo que provocó problemas debido a la falta de relaciones diplomáticas entre el país organizador y la república norcoreana y que casi provoca la ausencia de este último país debido a la falta de autorización de las visas.

Durante el mes de marzo de 1966, la realización del evento fue puesta en jaque tras el robo de la Copa Jules Rimet, la cual era exhibida al público en una iglesia de Westminster. El trofeo permaneció perdido durante ocho días, tras los cuales un perro de nombre Pickless la encontró en el jardín de una casa. El ladrón fue finalmente condenado a dos años de prisión, mientras Pickless logró gran popularidad siendo exhibido durante el día de la inauguración del evento, que fue transmitido por primera vez en televisión a todo el mundo por vía satelital.

publicidad

Desde su debut en 1950, Inglaterra no había podido tener una buena actuación, por lo que ésta era su oportunidad de demostrar su paternidad. Los locales se enfrentaron en la final a Alemania Federal ante un Estadio de Wembley repleto apoyando a su selección. Tras empatar en el tiempo regular se realizó una prórroga. En el minuto 101, Geoff Hurst disparó contra la portería germana y el balón sería despejado por el guardameta. El tiro sería considerado gol por el árbitro, desatando una polémica que persiste hasta el día de hoy sobre si el balón cruzó completamente la línea de gol. Cuando quedaban segundos para que el partido finalizara y todo el equipo germano intentaba descontar, Bobby Moore atrapó un balón que conectó con Hurst, quien realizó un disparo lejano, anotando el 4:2 final, desatando la alegría en las graderías. Minutos después, Moore recibiría la Copa Jules Rimet de las manos de la reina Isabel II.

MÉXICO 1970

Este torneo es considerado por diversos expertos como uno de los mejores en la historia del fútbol, debido tanto a su juego limpio (no hubo expulsados en todo su desarrollo) como a los diversos planteles que asistieron con algunos de los mejores jugadores de este deporte, como Pelé y Franz Beckenbauer.

Quizás el hecho más recordado de la fase clasificatoria para México 1970 fue la llamada Guerra del Fútbol. Honduras y El Salvador llevaban meses de tensión debido a diversas disputas de carácter económico, político y migratorio. Durante la segunda fase de la clasificatoria de la CONCACAF ambos países se debían enfrentar en partidos de ida y vuelta para definir qué equipo pasaba a la tercera fase. En el primer partido disputado en Tegucigalpa el 8 de junio de 1969, el combinado local venció por 1:0, pero en San Salvador, los salvadoreños lograron una victoria por 3:0, provocando el descontrol en la hinchada, el día 15 de junio. Doce hinchas hondureños habrían sido asesinados por la multitud local, mientras en Honduras los inmigrantes salvadoreños son atacados. Las fronteras son cerradas y la tensión llegaría a niveles límites, mientras la asociación de fútbol de Honduras presenta reclamos a la FIFA acusando amenazas de muerte hacia sus jugadores. Un tercer partido disputado en Ciudad de México el día 26, confirmaría la supremacía salvadoreña con una victoria por 3:2, pasando a la fase final ante Haití, donde obtendrían el pase a la fase final de la Copa Mundial. Sin embargo, la tensión entre ambos países crecería con el correr de los días, provocando la invasión del ejército salvadoreño a Honduras el 14 de julio de 1969. Al menos 2.000 personas fallecieron durante el conflicto bélico, que terminó seis días después gracias a la mediación de la Organización de Estados Americanos.

publicidad

Los seleccionados de Alemania Federal, Brasil, Italia y Uruguay, todos campeones de torneos previos, llegaron a las semifinales. Mientras Brasil derrotó a los charrúas (Uruguay) por 3:1 en el Estadio Jalisco, las escuadras europeas se enfrentaron en el Estadio Azteca en uno de los partidos más memorables y, quizás, el mejor de la historia. Luego de noventa minutos, ambos equipos empataron a 1 gol, por lo que se realizó una prórroga muy disputada y que terminó con la victoria italiana por 4:3. Este match es conocido como el Partido del Siglo.

En la final, Brasil derrotó a Italia por 4:1, lo que permitió al seleccionado sudamericano coronarse, por tercera, vez como campeón del mundo, adjudicándose definitivamente la Copa Jules Rimet.

ALEMANIA 1974

Alemania fue el país que comenzó la Segunda Guerra Mundial, conflicto en el que morirían millones de personas y que causaría enormes pérdidas materiales, de las que Europa se recuperaría solo 20 años más tarde. Con este antecedente y el recuerdo aún vivo de su líder Adolf Hitler, parecía que Alemania no sería elegida sede de un Mundial hasta después del año 2000, pero el presidente de la FIFA, João Havelange, creía que era injusto y por demás exagerado que Alemania no fuera sede de la Copa Mundial en los años 70, ya que la realidad del país y el pensamiento general de los mismos alemanes repudiaba el pasado nazi y deseaba una oportunidad de resarcir los errores. Además habían obtenido un título mundial en 1954, y habían llegado muy lejos en 1958, 1966 y 1970.

publicidad

Una sorpresa de este mundial fue la participación de las dos selecciones alemanas: la de Alemania Federal y la de Alemania Democrática, que surgieron en 1948.

En esta edición del torneo apareció por primera vez la actual versión del Trofeo de la Copa Mundial de Fútbol se habían presentado 54 proyectos para el nuevo trofeo y se eligió el diseño del italiano Silvio Gazzaniga, de oro macizo, cinco kilos de peso y base de malaquita, ya que la Copa Jules Rimet había sido concedida a perpetuidad a Brasil en el torneo anterior.

Después de haber sido derrotado en la final de 1966 y en semifinales de 1970, el seleccionado alemán comandado por Franz Beckenbauer confiaba en que finalmente lograrían levantar la Copa en su propio país. A pesar de iniciar el torneo de 1974 con una derrota frente a sus rivales de la Alemania Oriental, los germanos llegaron hasta la final del torneo, realizada en el Estadio Olímpico de Múnich. Su rival en la final fue la selección de los Países Bajos, llamada la "Naranja Mecánica" por el color naranja de la casaca y su facilidad por crear fútbol técnico muy ofensivo y vencer a sus rivales.

ARGENTINA 1978

Tras más de 48 años de espera, finalmente Argentina fue seleccionada para ser sede de la Copa Mundial de 1978. Sin embargo, la organización del torneo se vería afectada por el rechazo internacional a la dictadura militar que se había instalado en el país en 1976 y a las violaciones a los derechos humanos cometidas durante ese período.

publicidad

Proceso de Reorganización Nacional es el nombre con el que se autodenominó la dictadura que gobernó a Argentina desde el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, al derrocar al gobierno constitucional de la presidenta María Estela Martínez de Perón (peronista), hasta el 10 de diciembre de 1983, día de asunción del gobierno elegido mediante sufragio de Raúl Alfonsín (radical).

Para entonces, Argentina era el único país del Cono Sur que mantenía un régimen democrático, en tanto que todos los países vecinos estaban gobernados por dictaduras militares (Banzer en Bolivia, Geisel en Brasil, Augusto Pinochet en Chile, Stroessner en Paraguay y Bordaberry en Uruguay), sostenidas por Estados Unidos en el contexto de la Doctrina de la Seguridad Nacional.

El Proceso se caracterizó por el terrorismo de Estado, la constante violación de los derechos humanos, la desaparición y muerte de miles de personas, el robo sistemático de recién nacidos y otros crímenes contra la humanidad. Un largo derrotero judicial y político ha permitido condenar a parte de los responsables en juicios que aún continúan su curso.

A pesar de las protestas iniciales ningún país se retiró de la competición, pero los holandeses sufrieron la deserción de Cruyff por dichos motivos. Esto no pesaría en el rendimiento de la "Naranja Mecánica", que nuevamente sería finalista después de sobrepasar a Italia y Alemania en la fase grupal de la segunda ronda. Su rival sería la selección argentina, que clasificaría tras derrotar por 6:0 en un polémico partido a Perú. En la final, disputada en el Estadio Monumental de Buenos Aires, Mario Kempes sería la figura de la victoria sudamericana por 3:1.

publicidad

ESPA'A 1982

Francisco Franco murió el 20 de noviembre de 1975 y Juan Carlos fue proclamado rey dos días después con el nombre de Juan Carlos I de España. Se abrió entonces un periodo conocido como Transición que culminó con el establecimiento de una Monarquía Parlamentaria en 1978, después de la renuncia a sus derechos históricos realizada por Juan de Borbón, padre del rey.

Durante este periodo la banda terrorista vasca ETA cometió un gran número de atentados, especialmente contra miembros del ejército y de las fuerzas de seguridad, así como otros de carácter indiscriminado. Durante la sesión de votación de investidura del sucesor de Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo (UCD), el 23 de febrero de 1981, tuvo lugar un intento de golpe de Estado promovido por altos mandos militares. El Congreso de los Diputados fue tomado por el teniente coronel Antonio Tejero, pero la intentona golpista fue abortada el mismo día por la intervención del rey Juan Carlos en defensa del orden constitucional. En 1981 se firmó en Bruselas el protocolo de adhesión de España a la OTAN, dando inicio al proceso de integración en la Alianza que terminó en la primavera de 1982, durante el gobierno de UCD.

Debido al éxito del torneo, el número de equipos participantes aumentó de 16 a 24 desde la Copa Mundial de 1982 disputada en España, para así darles más oportunidad de participación a equipos de Norteamérica, África, Asia y Oceanía. A diferencia del mundial anterior en que sólo participaron en total 3 países de estos continentes, en España participaron el doble.

publicidad

A pesar de ello, los nuevos participantes no lograron éxito pues ninguno de ellos clasificó a la segunda ronda, aunque se deben destacar las participaciones de Camerún, que quedó eliminado por diferencia de goles al igualar en puntos con Italia, y Argelia. La eliminación de este último país generó una fuerte controversia luego de que Alemania derrotara por 1:0 a Austria, cifra necesaria para que ambos países germano parlantes clasificaran en desmedro de los norafricanos.

En la final, los itálicos se impusieron fácilmente alcanzando el tricampeonato; Rossi, la figura del equipo campeón, se quedaría con los dos premios creados ese año: el botín de oro al goleador del torneo y el balón de oro, entregado al mejor jugador.

MÉXICO 1986

Colombia había sido elegida para ser la sede de la XIII Copa Mundial a realizarse en 1986, sin embargo, el país organizador desistió luego de verse imposibilitado de cumplir las fuertes exigencias impuestas por Hermann Neuberger, vicepresidente de la FIFA. Ante la renuncia colombiana, el organismo internacional decidió que México acogiera nuevamente el torneo, debido a que mantenía en gran parte la infraestructura dejada por el torneo de 1970.

La realización del torneo en ese país estuvo en peligro debido a una serie de terremotos que asolaron el país en septiembre de 1985 a ocho meses de la fecha de arranque del evento, produciendo más de 10.000 muertes y demandando una inversión de 2.000 millones de dólares para la reconstrucción. A pesar de las consecuencias desastrosas que ocasionó el terremoto, los estadios designados como escenarios de los partidos así como las diferentes infraestructuras futbolísticas no resultaron afectadas por lo que se decidió continuar con la organización del evento.

publicidad

Para esta edición, el formato del torneo volvió a cambiar. La segunda ronda ya no sería una fase de grupos, como sucedía desde 1974, sino que volvería al antiguo sistema de eliminación directa, pero en esta ocasión se agregarían los octavos de final debido al aumento de las selecciones participantes que se produjo en el mundial anterior. También clasificarían a esta etapa eliminatoria los cuatro mejores terceros, junto con el primero y el segundo de cada grupo.

La final sería disputada entre alemanes y argentinos en el Estadio Azteca ante más de 110.000 espectadores. Cuando faltaban menos de quince minutos para el final del partido los sudamericanos lideraban por 2:0, pero los dirigidos de Franz Beckenbauer lograron igualar el marcador agregando dramatismo. Sin embargo un gol de Jorge Burruchaga en el minuto 84 definiría la victoria argentina. Maradona, elegido el mejor jugador del torneo, sería el encargado de levantar el segundo título mundial de su país.

ITALIA 1990

Italia se convirtió en el segundo país en celebrar una Copa Mundial en 2 ocasiones distintas al organizar el torneo en 1990. La final fue jugada por segunda vez consecutiva por Argentina y Alemania Federal, poco antes de su unificación con Alemania Democrática. Esta vez ganando los europeos por 1:0 con un controvertido penalti pitado por el árbitro uruguayo nacionalizado mexicano Edgardo Codesal y convertido por Andreas Brehme en el minuto 86 de juego.

publicidad

Este fue el último mundial para las selecciones que se desintegrarían en los siguientes años como Yugoslavia en 1992, Checoslovaquia también en 1992, la Unión Soviética en 1991 y Alemania Federal que se reunificaría en ese mismo año.

El Muro de Berlín cayó en la noche del jueves, 9 de noviembre de 1989, al viernes, 10 de noviembre de 1989, 28 años después de su construcción. La apertura del muro, conocida en Alemania con el nombre de die Wende (El Cambio), fue consecuencia de las exigencias de libertad de circulación en la ex-RDA y las evasiones constantes hacia las embajadas de capitales de países del Pacto de Praga y Varsovia y por la frontera entre Hungría y Austria, que impuso menos restricciones desde el 23 de agosto.

En septiembre, más de 13.000 alemanes orientales emigraron hacia Hungría. Hacia el final de 1989 comenzaron manifestaciones masivas en contra del gobierno de la Alemania Oriental. El líder de la RDA, Erich Honecker, renunció el 18 de octubre de 1989, siendo reemplazado por Egon Krenz pocos días más tarde.

ESTADOS UNIDOS 1994

Con el fin de promover el fútbol en Estados Unidos, la principal potencia mundial tras el fin de la Guerra Fría, la FIFA decidió que la Copa Mundial de 1994 fuera disputada en dicho país, generando amplias críticas debido a la realización del torneo en un lugar donde el fútbol era prácticamente desconocido y donde ni siquiera existía una liga profesional. Esto no impidió que el Mundial fuera un éxito, alcanzando cerca de 3,6 millones de espectadores.

publicidad

La Guerra Fría fue un enfrentamiento político, económico, social, militar, informativo e incluso deportivo que tuvo lugar durante el siglo XX, desde 1945 (fin de la Segunda Guerra Mundial) hasta el fin de la URSS (que ocurrió entre 1989 con la caída del muro de Berlín y 1991 con el golpe de Estado en la URSS), entre los bloques occidental-capitalista liderado por Estados Unidos, y oriental-comunista liderado por la Unión Soviética. Las razones de este enfrentamiento fueron esencialmente ideológicas y políticas.

Si bien estos enfrentamientos no llegaron a desencadenar una guerra mundial, la entidad y la gravedad de los conflictos económicos, políticos e ideológicos, que se comprometieron, marcaron significativamente gran parte de la historia de la segunda mitad del siglo XX. Las dos superpotencias ciertamente deseaban implantar su modelo de gobierno en todo el planeta.

Los límites temporales del enfrentamiento se ubican entre 1945 y 1947 (fin de la Segunda Guerra Mundial y fin de la posguerra, respectivamente) hasta 1985 (inicio de la Perestroika) y 1991 (disolución de la Unión Soviética).

El torneo se vio manchado con el asesinato, una vez finalizada la participación del equipo de Colombia, de su defensa Andrés Escobar luego que éste accidentalmente cometiera un autogol. También significó el fin de la brillante carrera internacional de Maradona, después que diera positivo su test de dopaje. En el ámbito deportivo, Romário fue el artífice de la impecable campaña de Brasil hasta la final del torneo, en la que se enfrentó a Italia que había llegado a dichas instancias a pesar de haber disputado sufridos encuentros. Los dos tricampeones se enfrentaron en el Rose Bowl, pero ninguno fue capaz de convertir durante el tiempo reglamentario. El campeonato se definiría por primera vez en una tanda de penales. Después que Roberto Baggio fallara en su disparo, Brasil conquistó su tetracampeonato cuando había estado sin levantar la copa los últimos 24 años.

publicidad

FRANCIA 1998

Para la XVI Copa del Mundo, Europa estaba en pleno cambio económico ya que tan solo medio año después se instauraría el Euro como moneda oficial de muchos países del continente pertenecientes a la Unión Europea, que se había constituido el 1 de noviembre de 1993.

El primer paso en la introducción de la nueva moneda se dio oficialmente el 1 de enero de 1999, cuando dejaron de existir como sistemas independientes las monedas de los once países de la Unión que se acogieron al plan de la moneda única, la denominada zona euro: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal y otros países fuera de la Unión Europea como Mónaco, San Marino y Ciudad del Vaticano que adoptaron la moneda a través de acuerdos que mantenían con países de la UE (con Francia en el caso de Mónaco y con Italia en el caso de San Marino y Ciudad del Vaticano). El 1 de enero de 2001 se incorporó Grecia. Sin embargo, debido al período de fabricación requerido para los nuevos billetes y monedas, las antiguas monedas nacionales, a pesar de haber perdido la cotización oficial en el mercado de divisas, permanecieron como medio de pago hasta el 1 de enero de 2002, cuando fueron reemplazadas por billetes y monedas en euros. Tanto las monedas como los billetes tuvieron un período de coexistencia con las anteriores monedas nacionales hasta que fueron retiradas totalmente de la circulación. Este período de coexistencia tuvo diferentes calendarios en los países que adoptaron el euro.

publicidad

Francia se convirtió en el tercer país en organizar dos campeonatos (tras México e Italia), 60 años después del mundial realizado en 1938. Por primera vez en la fase final de la Copa Mundial participaron 32 selecciones nacionales que se dividieron en una primera ronda de 8 grupos en los que clasificaban los dos primeros de cada uno a octavos de final y a un sistema de eliminación directa.

La selección local se coronó campeona por primera vez al derrotar en la final del torneo realizada en el nuevo Stade de France, en Saint-Denis, a Brasil por 3:0. La sorpresa del torneo fue el combinado de Croacia que en su primera participación tras la independencia del país de Yugoslavia, obtuvo el tercer lugar.

COREA/JAP"N 2002

Este torneo fue el primero organizado en la historia por dos países, el primero en realizarse fuera de Europa y América y el primero en realizarse en Asia.

La elección de la sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2002 se efectuó en un ambiente similar al de la Copa Mundial de Fútbol de 1994. La FIFA deseaba que el torneo fuese albergado por un país sin tradición futbolística donde incentivar el desarrollo del deporte y con grandes capacidades de sustentabilidad económica, siendo Corea del Sur y Japón los favoritos para organizar el torneo. Ambos países se encontraban en plena recuperación económica y con las capacidades necesarias para hacer la inversión multimillonaria para llevar a cabo el evento.

publicidad

Tener dos sedes para el mismo evento provocó una serie de inconvenientes debido a la larga rivalidad histórica entre ambos países (principalmente a causa de la invasión nipona a la península coreana durante la Segunda Guerra Mundial) que, con el paso del tiempo lograron solucionarse. Las iferencias geográficas también fueron factor importante ya que para ir de una sede a otra era forzoso utilizar un avión o barco, sin mencionar los problemas migratorios entre los dos países.

El torneo fue dividido equitativamente entre las 10 sedes de cada nación, siendo disputado el partido inaugural en la capital sudcoreana, Seúl, y la final en Yokohama. La falta de infraestructura futbolística en los dos países obligó a un gasto histórico en la construcción de estadios. De los 20 estadios, 18 fueron construidos especialmente para el torneo.

En Corea, en junio de 2000, como parte de la "Política soleada" del presidente Kim Dae-Jung, se celebró la Cumbre Intercoreana, la cual tuvo lugar en Pionyang, la capital de Corea del Norte. Más tarde, ese mismo año, Kim recibió el Premio Nobel de la Paz "por su trabajo para la democracia y los derechos humanos en Corea del Sur y en el este asiático en general y para la paz y la reconciliación con Corea del Norte en particular."

La final de la copa fue disputada por dos de las principales potencias en la historia de la Copa Mundial: Brasil y Alemania. En Yokohama, Ronaldo batió en dos oportunidades al arquero Oliver Kahn, lo que permitió que Brasil obtuviera su pentacampeonato y convirtiera a Sudamérica en el continente con más títulos en la historia del torneo.

publicidad

ALEMANIA 2006

Joseph Blatter, que había ascendido a la presidencia de la FIFA con la promesa de llevar el Mundial por primera vez a África, sufrió un fuerte revés cuando por un voto de diferencia Alemania derrotó a Sudáfrica en la elección de la sede de la Copa Mundial de 2006.

La elección de Alemania como sede, desplazando a Sudáfrica se debió a diversos factores. Uno de ellos es la disputa por el número de cupos de Asia para la Copa Mundial de 2002; Blatter en dicha situación apoyó mantener el número en cuatro mientras que el presidente de la UEFA propuso un quinto puesto de repechaje, que fue finalmente aceptado. Durante la votación, los cuatro representantes asiáticos apoyaron en bloque la candidatura europea en detrimento de la defendida por Blatter. Además, Dempsey, que había votado a favor de Inglaterra, fue supuestamente convencido por los delegados de Asia para abstenerse.

La polémica con respecto a la decisión de Dempsey aumentó cuando se difundió el rumor de que había recibido sobornos por parte de los alemanes. Dicha situación se aclaró finalmente: el origen del rumor parece haber sido una carta de la revista alemana de humor Titanic enviada a diversos delegados (entre ellos, Dempsey) ofreciéndoles un reloj cucú y jamón a cambio de su voto por Alemania.

De igual manera la controversia estuvo presente ya que se había seleccionado a un país con antecedentes racistas (la Alemania Nazi) Sobre el primer candidato real del continente africano.

publicidad

Italia se enfrentaría a Francia en la final. El partido disputado en el Estadio Olímpico de Berlín se desarrolló extremadamente parejo para ambos equipos, que durante los primeros 45 minutos habían anotado un gol cada uno. En la prórroga un polémico incidente provocaría la expulsión de Zinedine Zidane al golpear al italiano Marco Materazzi. Sin su capitán, Francia se enfrentó a la definición desde los once pasos. David Trezeguet erró un tiro, lo que permitiría a Italia coronarse como campeona del Mundial por cuarta vez.

SUDÁFRCIA 2010

Tras el fracaso de la elección de un país africano para la Copa de 2006, la FIFA decidió establecer un sistema de "rotación continental" que permitiera que cada evento fuera organizado al menos una vez por cada confederación en un cierto período. África sería el primer continente elegido y Sudáfrica fue ampliamente apoyada como la sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. De igual forma, el Mundial de 2014 fue asignada a Sudamérica, siendo Brasil el único postulante. Sin embargo, el sistema de rotación fue puesto en jaque ante los diversos problemas de organización que enfrentaron ambos países y a la presión ejercida por otros países con aspiraciones. Ante esto, la FIFA decidió imponer un nuevo sistema de rotación que impide la postulación de un país del continente anfitrión por dos ediciones tras albergar el evento; así, ningún país africano pudo postularse para la Copa Mundial de 2018 y ninguno sudamericano para 2018 y 2022.

publicidad

Previo al torneo, Sudáfrica realizó una inversión millonaria para poder estar en condiciones de recibir uno de los eventos deportivos más importantes del planeta. Cerca de 2 millones de entradas fueron puestas a la venta para asistir a los 64 partidos, a disputarse en 10 estadios ubicados a lo largo de todo el país, de los cuales la mitad eran nuevos.

Desde los años 80 comenzó a crecer la idea de la realización de una Copa Mundial en África apoyado por la gente, en respuesta al crecimiento y desarrollo del fútbol en dicho continente y que se reflejaba en el progreso de las selecciones del mismo en diversos torneos internacionales.

Tras la consagración de España sobre Países Bajos, este Mundial fue el primero jugado fuera de Europa en el que se proclamó campeón un equipo de dicho continente, además de que fue la primera vez desde 1998 en que ganó un equipo sin copas mundiales anteriores en su palmarés, así como la primera vez desde 1978 en que dos equipos sin copas mundiales se enfrentaron en la final. Por su parte, fue la primera vez desde 1962 en que Europa y Sudamérica no se alternan el campeón mundial, ya que en la edición anterior el campeón también fue europeo (Italia).

La última aparición pública de Nelson Mandela fue el 11 de julio de 2010 en la final del Campeonato Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad