Los muertos de Chávez, según Jorge Ramos

Los muertos de Chávez

AFP

Una mujer protesta contra la censura impuesta por el gobierno de Chávez, en una manifestación en Caracas.

Mordaza a la información

El presidente Hugo Chávez encontró la fórmula perfecta para terminar con el crimen en Venezuela: censurar a los medios de comunicación que reportan sobre la violencia.


El crimen en Venezuela, por supuesto, continúa aumentando. La única diferencia es que ahora los venezolanos no se enteran. Pero, aún con censura, es imposible ocultar la principal falla del chavismo: no puede garantizarle la vida a sus ciudadanos.

Hace poco un tribunal venezolano le prohibió a todos los medios impresos publicar fotografías e informes sobre crímenes violentos. Esto surgió tras la publicación de una fotografía en el diario El Nacional de una morgue repleta de cuerpos.

Los defensores del régimen chavista rápidamente calificaron como “pornografía” la labor de los periodistas que reportan sobre la violencia que domina al país. Pero se equivocan. El problema no está en quienes reportan los crímenes; el problema está en el ineficaz gobierno de Chávez que, lejos de controlar el crimen, lo ha multiplicado.

El gobierno de Hugo Chávez puede censurar al diario El Nacional pero no puede censurar al periódico The New York Times.


La semana pasada el periódico norteamericano publicó un reportaje sobre cómo los asesinatos en Venezuela superan los de la guerra en Irak. Por cierto, la fotografía que publicó el Times en su portada "el ataúd con un niño muerto, el cuarto menor asesinado en esa familia- posiblemente no podría ser reproducida por ningún diario venezolano bajo el actual régimen de censura de prensa.

Estas son las cifras que está tratando de ocultar el gobierno de Venezuela. Desde que Hugo Chávez llegó al poder en 1999 han sido asesinadas 118,541 personas, según reporta The New York Times y el Observatorio Venezolano de la Violencia. Son los muertos de Chávez.

Más datos. El año pasado fueron asesinadas cuatro veces más personas en Venezuela (16,047) que en Irak en guerra (4,644). Reportar crímenes en Venezuela es inútil; más del 90 por ciento de los asesinatos no se resuelven.

Venezuela es, incluso, más violenta que México. Ahí se han reportado 43,792 homicidios desde el 2007 frente a los 28 mil que ha reconocido el gobierno mexicano en la lucha contra el narcotráfico desde la misma fecha.


El problema no es la prensa que reporta crímenes. El verdadero problema es el gobierno que ha perdido el control de las armas en el país; es la policía chavista que no vigila; es el politizado sistema judicial que no detiene, ni enjuicia y ni encarcela criminales; y es un presidente que, como si fuera dictador, controla todos los poderes e instituciones importantes.

El crimen en Venezuela se ha disparado con la llamada “revolución bolivariana”. Si fuera cierto, como asegura el gobierno chavista, que en Venezuela hay menos pobres que antes, que hay mayor igualdad entre las clases sociales, y una mayor satisfacción con sus gobernantes y estilo de vida, entonces ¿cómo se explica esta criminalidad?

Cuando un gobernante, como Chávez, se quiere reelegir, la pregunta obligada que tienen que hacerse los electores es ¿estamos mejor ahora que antes? La respuesta inequívoca en Venezuela es no. La nación no está mejor que antes. Los venezolanos no viven mejor que antes. Ahí están las cifras del crimen para probarlo.

Además, Venezuela tampoco es una democracia. Chávez controla el ejército, las cortes, la constitución, la asamblea y hasta el organismo electoral. Eso no es una democracia. Chávez argumenta que ha ganado muchas elecciones. Pero ¿en qué democracia el presidente controla al organismo que cuenta los votos? ¿Quién puede creer en los resultados de las elecciones?


En Venezuela tampoco hay libertad de prensa. La censura y autocensura se imponen todos los días. Quedan muy pocos medios que valientemente se atreven a reportar con independencia y a enfrentarse al gobierno. Pero esos periodistas son atacados frecuentemente y corren el peligro de terminar en la cárcel o en el exilio.

El principal paso para enfrentar un problema es reconocerlo. Pero Chávez ha decidido culpar a otros del crimen y esconder la cabeza, como el avestruz.

Pregunta ¿se puede publicar esto en Venezuela?

Comentarios

ARTICULOS MÁS POPULARES

Video del motín que dejó 49 muertos en México

Unos vecinos de la cárcel de Topo Chico, en Monterrey, captaron el motín de los presos en los que se ve cómo se enfrentan durante la madrugada

Motín en cárcel de México deja 49 muertos

La revuelta fue iniciada entre bandas rivales, lideradas por Jorge Iván Hernández Cantú, "El Credo" y Juan Pedro Saldívar Farías, "El Z-27".

Latina se hace viral con gimnasia y hip hop

La atleta de UCLA sorprendió con movimientos de hip hop estilo Quan, Dab y The Whip/Nae Nae

MX: Amenazan de muerte a conocido periodista

Álvaro Delgado Gómez, de Proceso, denuncia que ha recibido mensajes en Twitter con fotografías violentas

Univision y Trump llegan a un acuerdo legal

La televisora suspendió sus relaciones comerciales con el empresario tras los comentarios que realizó el día de su lanzamiento como precandidato presidencial

Trump devela (por fin) el costo del muro

El magnate hizo un "simple cálculo" y cree que costará 8,000 millones de dólares que pagará México

LO ÚLTIMO

Los momentos más 'animados' de Despierta Amé...

Momentos de risas y diversión, en los mejores "gifs" de Despierta América.

Revive los mejores momentos de Hoy

Esta semana estuvo llena de sorpresas, juegos e invitados especiales. ¡No te pierdas los mejores momentos!

¡A jugar! A Karla le tocó pastel pero no pas...

Mira lo divertida que la pasamos esta mañana en Despierta América.

¡Febrero con amor!

Llegó el mes más romántico del año y es momento de sumergirte en la vida de nuestros conductores. Mira su día.

¡Tips de belleza con Gali!

Galilea Montijo es una fanática de la moda y ahora te comparte sus mejores tips de belleza para que luzcas siempre hermosa.

¡No te pierdas La Viuda Negra II!

La Viuda Negra 2 regresa con sed de venganza y para eso, sólo tiene una única oportunidad.