publicidad

Los estadounidenses que evitaron lo que pudo ser una tragedia en un tren de Francia

Los estadounidenses que evitaron lo que pudo ser una tragedia en un tren de Francia

Son alabados por su heroica actuación al reducir y desarmar a un pistolero en un tren de alta velocidad que cubría la ruta entre Ámsterdam y Paris.

Pasajeros frustran ataque en tren francés /Univision

Uno sirve en la Fuerza Aérea, otro acaba de regresar de Afganistán con la Guardia Nacional y el tercero estudia terapia física en California " dos son estadounidenses y uno es británico, y están siendo alabados por su heroica actuación al reducir y desarmar a un pistolero con el que se encontraron en un tren de alta velocidad que cubría la ruta entre Ámsterdam y Paris.

El soldado de la Fuerza Aérea, Spencer Stone, seguía hospitalizado el sábado tras recibir varias puñaladas en el ataque del viernes por la noche, mientras el tren en el que viajaban cruzaba Bélgica. Otro pasajero, un ciudadano con doble nacionalidad francesa y estadounidense, fue alcanzado por una bala perdida en el tren, que finalmente se detuvo en Arras, en el norte de Francia, dijo el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

publicidad

Anthony Sadler, estudiante de la Universidad Estatal de Sacramento, viajaba con sus amigos de la infancia Stone, de Carmichael, en California, y Alek Skarlatos, un Guardia Nacional de Roseburg, en Oregon, cuando escucharon un disparo y cristales rotos. Sadler dijo a la Associated Press que vieron a un empleado del tren correr por el pasillo seguido por el pistolero, armado con un rifle automático.

"Cuando se estaba colocando para disparar, Alek gritó '¡Ve, Spencer!' y Spencer corrió por el pasillo", contó Sadler. "Spencer hace el primer contacto, derriba al chico, Alek forcejea para apartar el arma de él y el pistolero saca un cúter y corta a Spencer varias veces. Los tres lo golpeamos hasta que estuvo inconsciente".

El pasajero británico, Chris Norman, dijo a la televisión francesa que había ayudado para atar al atacante. Stone corrió a asistir a otro viajero que había sido herido en la garganta, parando la hemorragia hasta que llegaron los paramédicos, dijo Sadler.

Durante el corto pero aterrador episodio, "el pistolero no dijo ni una palabra", apuntó Sadler.

El joven dijo que las autoridades francesas iban a entrevistarlo el sábado en Arras, donde la policía científica trabajaba alrededor de la estación de tren acordonada.

El Pentágono confirmó que " un miembro de las fuerzas militares de Estados Unidos resultó herido en el incidente. Las heridas no ponen en riesgo su vida". La Casa Blanca emitió un comunicado señalando que el presidente Barack Obama había sido informado del incidente, y dijo: "Aunque la investigación del ataque está en sus primeras fases, está claro que sus heroicas acciones pudieron haber evitado una tragedia mucho peor".

publicidad

Stone tuvo que ser operado pero estaba "relativamente bien", dijo el alcalde de Arras, Frederic Leturque, a la AP el sábado.

Stone forma parte de la Fuerza Aérea con base en el archipiélago portugués de Azores y Skarlatos, un soldado de la Guardia Nacional de 22 años regresó de una misión en Afganistán en julio, según la madrastra de este último, Karen Skarlatos.

La mujer habló con el joven justo después del accidente. "Sonaba bien, pero serio " sonaba como si hubiese frustrado un ataque terrorista".

"Alek y Spencer son chicos grandes, valientes y fuertes y decidieron que iban a reducirlo. Y lo hicieron. Spencer lo derribó, y Alek tomó el arma y le dieron una buena golpiza", dijo a la AP desde Oregon. "Spencer tiene un par de cortes. Pero pudieron someterlo mientras el tren seguía en marcha".

El reconocimiento de Barack Obama

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, agradeció a los dos soldados estadounidenses que participaron en la acción "heroica".

Obama, que se encuentra de vacaciones, fue informado sobre lo ocurrido y trasladó sus pensamientos y rezos a las víctimas del ataque, a quienes deseó una "pronta y completa" recuperación.

El mandatario también expresó su "profunda gratitud" por el "coraje y rapidez de pensamiento de varios pasajeros, incluyendo dos militares de EEUU, que abnegadamente redujeron al atacante".

publicidad

Horas más tarde los llamó por teléfono para felicitarlos por su “heroica acción”.

Francia los condecora

En tanto, el Ayuntamiento de la norteña ciudad francesa de Arras condecoró a los dos militares estadounidenses y al británico por haber frustrado el atentado.

Los ciudadanos recibieron una medalla de las autoridades del municipio del norte de Francia. El presidente francés Francois Hollande tiene previsto recibirlos el sábado.

Cameron elogia su valentía

En el mismo sentido se pronunció el primer ministro británico, David Cameron, quien elogió la "valentía" de los pasajeros que redujeron al tirador.

"La valentía extraordinaria del señor Norman -que reside en Francia- y los otros pasajeros ayudó a impedir un terrible incidente", manifestó Cameron en su declaración.

¿Quién es el atacante?

El presunto autor del ataque es un ciudadano marroquí de 26 años señalado el año pasado por las autoridades españolas por su relación con movimientos islamistas radicales, dijo Cazeneuve el sábado una comparecencia ante periodistas en París.

Las huellas dactilares han permitido confirmar que el hombre arrestado es Ayoub El Kahzzani, fichado desde 2014 por España por su radicalismo islámico.

Autoridades galas están interrogando al pistolero. Agentes especializados en la lucha contra el terrorismo lideran la investigación, según la fiscalía de París.

publicidad

La fiscalía de Bélgica abrió también una investigación sobre el incidente basándose en que el supuesto atacante podría haber subido al convoy en Bruselas, dijo el portavoz Eric Van der Sypt. Las autoridades belgas están colaborando con las pesquisas, encabezadas por Francia, apuntó.

Según el diario El País, el sospechoso había vivido en España hasta que se mudó a Francia en 2014. El marroquí también viajó a Siria, y por ello había sido identificado como presunto yihadista por las fuerzas de seguridad españolas, que alertaron a las francesas.

"Fuentes de la lucha antiterrorista española han informado que el joven, que aparecía en los registros como un radical, 'tuvo residencia' en España durante un año, hasta 2014, cuando decidió mudarse a Francia. Estas mismas fuentes señalan que el atacante viajó entonces a Siria, desde donde retornó poco después al país galo", indicó el medio.

Un pasajero, Damian, parisino de 35 años, describió al atacante como un hombre "bastante fino y seco".

Niega ser terrorista

El hombre fuertemente armado niega que su ataque tuviera un carácter terrorista, lo cual no convenció a los investigadores, indicaron este sábado fuentes policiales francesas.

De acuerdo con sus declaraciones a los policías y con los primeros resultados de la investigación.

publicidad

En Francia, el sospechoso era objeto de una denominada ficha "S", lo cual no siempre implica estar sometido a vigilancia.

El sospechoso fue trasladado en la mañana de este sábado a los locales dedicados al antiterrorismo en las afueras de París, tras haber declarado inicialmente en Arras, la ciudad del norte de Francia a la que se desvió el tren para permitir que la policía francesa lo detuviera.

El canal BFM TV señaló que el tirador alega que pretendía atracar a los pasajeros del tren, al que se subió en Bruselas y que ya sólo tenía otra parada en su destino final, París.

Además, también asegura que las armas (en una bolsa de deporte llevaba una pistola, un fusil kalashnikov, nueve cargadores con unas 300 balas y varias armas blancas) se las había encontrado de forma fortuita en un parque de Bruselas, comentó BFM TV.

Así fue el incidente

Eran las 17:50 cuando se oyó un disparo a bordo del tren Thalys 9364 que cubría la ruta Amsterdam-París, a la altura de la localidad francesa de Oignies, indicó la compañía ferroviaria SNCF.

El incidente comenzó cuando un pasajero francés se topó con el sospechoso, fuertemente armado, mientras intentaba entrar al baño del tren y el pistolero disparó un arma, apuntó Cazeneuve.

"Oí disparos, dos sin duda, y un tipo se desplomó", contó Christina Cathleen Coons, neoyorquina de 28 años, de vacaciones en Europa. "Había sangre por todas partes", agregó, y mostró fotos de la escena que sacó con su móvil y están dando la vuelta al mundo por las redes sociales.

publicidad

"Era como una película, pero no, era real", contó una pasajera Arcange Shannon.

El actor francés Jean-Hugues Anglade, que se encontraba entre los pasajeros, sufrió heridas leves al "intentar activar la alarma", según un portavoz de la SNCF.

La policía científica francesa registró el tren y sólo encontró un casquillo de bala, según una fuente cercana al caso. También fueron comprobadas las identidades de los 554 pasajeros y registrados todos los equipajes.

El servicio de trenes Thalys reanudó su servicio este sábado.

Señal de alarma

El actor francés denunció "el abandono" de los pasajeros por parte del personal del tren.

"Los miembros del personal de a bordo corrieron por el pasillo con la espalda encorvada. Sus rostros estaban lívidos. Se dirigían a la motriz, su vagón de trabajo. Abrieron con una llave especial y se encerraron dentro", denunció el actor.

"Estábamos unos encima de otros, golpeando la puerta metálica de la motriz (cabecera del tren), gritando, para que el personal nos dejara entrar", pero "nadie nos respondió", explicó a la revista Paris-Match.

En respuesta,  Agnès Ogier, directora de Thalys, señaló que los agentes del tren Amsterdam-París donde se produjo el ataque armado alertaron al conductor y uno de ellos se escondió con varios pasajeros.

publicidad

"Un agente notó cómo le rozó una bala. Fue a refugiarse con cinco o seis viajeros en el 'furgón'", un espacio en un extremo del tren en el que puede dejarse equipaje y que se abre con una llave especial, contó Ogier a la AFP tras reunirse con los agentes.

Este 'manager' del tren -como denomina Thalys a su personal de a bordo- " dio la señal de alarma (...) Después, cuando el tren se detuvo, salió para alertar a la sección delantera y al conductor", añadió.

Alerta máxima

Cazeneuve pidió prudencia antes de llegar a conclusiones. Las autoridades francesas están en alerta máxima después de los ataques de extremistas islámicos del pasado enero en París, en los que murieron 20 personas, entre ellos los tres atacantes. En junio, un lobo solitario que juró lealtad a radicales islámicos decapitó a su jefe y provocó una explosión en una empresa de capital estadounidense en suelo galo, aumentando las preocupaciones sobre otros ataques dispersos y difíciles de predecir.

Tras varios incidentes en otros países europeos se ha puesto en alerta máxima a los servicios de seguridad.

Desde los atentados del pasado 7 de enero rige un plan de lucha antiterrorista en todos los lugares públicos o considerados sensibles.

Varios atentados en territorio francés han sido desbaratados desde enero, según las autoridades, entre ellos un ataque contra una iglesia cerca de París en primavera y un proyecto de ataque contra un emplazamiento militar en el sur del país.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
publicidad