publicidad

Los empleados de Jackson escandalizan

Los empleados de Jackson escandalizan

Los empleados y conocidos de Michael Jackson no pintaron una imagen halagüeña de la mansión del cantante.

La conversación con el funcionario escolar ocurrió después de la transmisión de un documental en la televisión, el cual mostró a Jackson con el niño. En el documental, el astro de la música pop reconoció que compartía su lecho con niños, aunque declaró que tales encuentros eran inocentes y no sexuales.

El niño, quien tiene actualmente 15 años, declaró que cuando regresó de su estancia más reciente en Neverland, la finca de Jackson, en marzo del 2003, sus compañeros de escuela le hacían bromas pesadas y le decían que había sido "violado" por el cantante.

publicidad

Agregó que como resultado de ello se vio involucrado en varias peleas y tuvo que hablar con el director de la escuela intermedia John Burroughs de Los Angeles, Jeffrey Albert, quien le preguntó si había sido objeto de abusos.

"Yo le dije que no había ocurrido nada", dijo el niño. "Todos los muchachos se mofaban de mí en la escuela y no quería que nadie pensara que algo había ocurrido realmente".

El testimonio fue presentado durante el interrogatorio del fiscal Tom Sneddon, justo antes de que el niño dejara el estrado de los testigos, tras comparecer durante cuatro días. Un día antes, la defensa logró que el adolescente admitiera en el careo que había negado el presunto abuso sexual en declaraciones al funcionario escolar.

Sneddon buscó también refutar un vídeo mostrado por el abogado de Jackson, Thomas Mesereau hijo, en que el chico decía que Jackson había sido "como un padre" para él. Sneddon preguntó al muchacho lo que piensa ahora de la estrella pop.

"Ya no me cae realmente bien", dijo. "No creo que merezca el respeto que yo sentía por él, cuando creía que era el mejor tipo del mundo".

Los fiscales dicen que el niño y su familia permanecieron cautivos durante casi un mes en Neverland, mientras Jackson los utilizaba para grabar un vídeo en el que rechazaba el contenido del documental.

publicidad

Mesereau le preguntó al niño acerca de varios viajes que hizo de Neverland a varias comunidades vecinas e indagó por qué no había tratado de contactar a alguien durante esos viajes para pedirle ayuda.

"Es que me gustaba estar en Neverland", respondió el niño. "Era como Disneylandia".

El acusador también dijo que incluso cuando la familia salió de Neverland, los empleados de Jackson los vigilaban de cerca.

"No querían que estuviésemos separados", dijo. "Querían que estuviésemos siempre juntos".

En repetidas ocasiones, los menores recorrían la hacienda de "Neverland" -llamada así por el reino mágico de Peter Pan-, comían y dormían a cualquier hora, al tiempo que miraban películas, sin ningún control de los adultos.

Cuando se le preguntó si notó cambios en los niños durante su estancia en la hacienda, la mujer respondió: "Sí, el comportamiento (de los niños) cambiaba. Cuanto más descontrol tenían los niños, se convertían más destructivos y salvajes".

La ex ama de llaves de Jackson narró que el astro de pop siempre mostraba sus preferencias por algunos niños, con los que pasaba más tiempo.

La acusación también se concentró este jueves en retratar a Jackson como un hombre obsesionado con la pornografía, que se aprovechó de un niño enfermo de cáncer y de bajos recursos económicos.

publicidad

Poco antes de las explosivas declaraciones de la ex ama de llaves de "Neverland", los fiscales mostraron un video con una serie de revistas pornográficas, DVDs y cintas de video "para adultos" requisados durante el allanamiento que la policía realizó a la hacienda, en noviembre de 2003.

De todas maneras, los testigos admitieron que no había ninguna evidencia que demostrara que la leyenda pop había enseñado ese material al niño que lanzó las acusaciones de abuso sexual en su contra.

El meteorólogo televisivo Fritz Coleman también prestó hoy testimonio como amigo de la familia del demandante.

El nombre de Coleman fue mencionado varias veces por la defensa de Jackson como una de las personas que dio dinero y regalos al menor y a su familia.

Sin embargo, Coleman compareció como testigo de la acusación y declaró en favor del menor al asegurar que, aunque le había dado dinero, la familia de la presunta víctima nunca le pidió nada.

La acusación en el juicio contra Michael Jackson por abusos sexuales de un menor intentó recuperar protagonismo este miércoles, luego de que en los últimos días la defensa se anotara varios puntos en el caso.

El fiscal Thomas Sneddon interrogó al policía que encabezó las investigaciones en el caso y exhibió ante el jurado fotos de revistas pornográficas encontradas durante el allanamiento que la policía realizó en la hacienda "Neverland", en Santa Barbara (California, sudoeste).

publicidad

Con estos testimonios la acusación prevé recuperar terreno en un caso que perdió vigor en estos días, luego de que la defensa mostrara varias contradicciones en las declaraciones de la presunta víctima y sus hermanos a la policía, a un Gran Jurado en abril último y en el tribunal de Santa Maria, donde se lleva a cabo el juicio contra la estrella pop.

El comisario Steve Robel indicó que la presunta víctima declaró a la policía que el astro del pop había abusado de él en entre cinco a siete oportunidades, pero sólo pudo describir dos incidentes en detalle.

"El (adolescente) dijo que (los abusos) habían ocurrido en cinco o siete oportunidades", pero sólo se acordaba los detalles de dos incidentes", señaló el comisario.

Robel comenzó a interrogar a la presunta víctima en julio de 2003, pocos meses después de que se iniciara el caso contra Jackson, que puede culminar con el artista en la cárcel.

El comisario precisó al jurado que el joven, apodado en la Corte "John Doe" para proteger su identidad, vaciló y se quedó sin habla al ser interrogado sobre los abusos.

"Cambió de tono, comenzó a hablar bajito, cruzó sus brazos y se hundió en la silla", narró.

Los fiscales mostraron esta mañana fotos tomadas durante el allanamiento que la policía realizó en "Neverland" en noviembre de 2003. El jurado pudo ver fotos de una revista pornográfica en la mesa de luz del dormitorio de Jackson, así como una maleta repleta de estas publicaciones.

publicidad

El detective Paul Zelis -testigo convocado por los fiscales- aseguró además que en el dormitorio de Jackson encontraron una maniquí, que imitaba a una niña negra.

Vestido con traje azul, Jackson escuchó los testimonios incólume, sentado en la Corte, adónde acudió acompañado por sus padres.

El acusador de Michael Jackson dijo el martes que había declarado a un funcionario escolar que el cantante no había abusado de él porque sus compañeros de escuela "se mofaban" de él y deseaba poner coto a las burlas.

La presunta víctima de Michael Jackson admitió este lunes en la Corte de Santa María haberle dicho a un profesor de su escuela que el astro del pop jamás le había hecho nada inapropiado.

Interrogado por la defensa de Jackson, el joven que lanzó las acusaciones en contra del cantante admitió este lunes ante los miembros del jurado haberle dicho a su profesor que nada inapropiado había pasado entre él y el artista, durante una conversación ocurrida después de los supuestos abusos sexuales.

"Le dije (a mi maestro) que él (Jackson) no me había hecho nada malo", declaró el adolescente, ahora de 15 años, que acusa a Jackson de haber abusado sexualmente de él en dos ocasiones en la hacienda "Neverland" en Santa Barbara, California, comienzos de 2003.

La semana pasada el joven afirmó en la Corte que Jackson abusó sexualmente de él en dos oportunidades y que ambos hechos ocurrieron después de la emisión del documental "Living with Michael Jackson" del periodista británico Martin Bashir.

publicidad

El abogado de Jackson, Thomas Mesereau, interrogó este lunes al joven que acusó a Michael Jackson sobre las contradicciones de sus declaraciones en la Corte de los últimos tres días, a la policía y a un Gran Jurado el pasado abril.

Mesereau logró que la presunta víctima admitiera que se había enfadado con Jackson, cuando este pidió al joven que le devolviera un coche y una computadora que le había regalado.

Mesereau intenta demostrar en estos días en la Corte que el joven se enojó con Jackson luego de que el artista -al que consideraba un padre- comenzó a evitarlo, no respondía a sus llamados y dejó de ofrecerle regalos, por lo que decidió lanzar las acusaciones en contra del músico.

Vestido con una llamativa chaqueta roja y acompañado por sus padres, el astro del pop llegó a la Corte este lunes en hora y aparentemente de buen semblante luego de que la semana pasada se retrasara una hora y llegara al tribunal vestido con pijama, pantuflas y aspecto desaliñado.

El retraso de más de una hora provocó la ira del juez Rodney Melville, quien decidió emitir una orden de arresto y confiscar la fianza de tres millones de dólares del cantante.

Pero Jackson finalmente se presentó ante el tribunal, apenas pasados unos minutos de la hora límite fijada por el magistrado, por lo que ambas órdenes quedaron revocadas. Sus asesores explicaron el retraso se debió a un dolor de espalda.

publicidad

Ya en la Corte, Jackson tuvo que presenciar el explosivo testimonio de su presunta víctima, quien acusó al cantante de haberlo masturbado en dos ocasiones en "Neverland".

También el jueves, el joven que recibió el nombre "John Doe" en términos legales, se refirió a los otros dos cargos que pesan contra Jackson: suministro de alcohol y conspiración para secuestro.

El adolescente narró que Jackson le dio vino por primera vez -diciéndole que era "jugo de Cristo"- dentro de una lata de refrescos. Pero luego ambos bebieron juntos varias bebidas alcohólicas en la hacienda.

El adolescente contó que en los últimos días de estadía en "Neverland", su madre comenzó a inquietarse cada vez más y temía por sus vidas.

La presunta víctima y sus familiares alegan haber sido forzados a viajar a Miami debido a que los asesores de Jackson les habían dicho que sus vidas corrían peligro tras la difusión en el mundo del documental "Living with Michael Jackson".

Según los fiscales, la cinta provocó el pánico de los asesores de Jackson por las terribles consecuencias que podía tener en la imagen del artista, y por ello decidieron llevar al adolescente y a su familia a Miami y luego a Neverland, donde los mantuvieron secuestrados.

En el documental, Jackson afirma que dormir con niños es un "acto dulce", mientras le sostiene la mano al adolescente que luego lanzó las acusaciones.

publicidad

Jackson, de 46 años, está acusado de haber abusado del menor cuando éste tenía 13 años y padecía cáncer, haberle ofrecido alcohol y de haber intentado secuestrarlo junto a su familia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad