publicidad
Demócratas y republicanos buscarán conceso en el paquete presupuestal que deberá aprobar el Congreso.

Los demócratas sufren la mayor derrota en la Cámara de Representantes

Los demócratas sufren la mayor derrota en la Cámara de Representantes

La Cámara de Representantes de Estados Unidos continuará en manos republicanas tras los comicios legislativos de este martes.

Demócratas y republicanos buscarán conceso en el paquete presupuestal qu...
Demócratas y republicanos buscarán conceso en el paquete presupuestal que deberá aprobar el Congreso.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos continuará en manos republicanas tras los comicios legislativos del martes, tal como adelantaron los pronósticos electorales.

Los conservadores lograron mantener el control sobre la Cámara Baja al refrendar, sin demasiadas dificultades, los asientos que se habían adjudicado desde 2012. Los demócratas, por otro lado, perdieron un gran número de escaños.

Los republicanos sumaban más de 120 posiciones en la Cámara de Representantes al cierre de las urnas en la costa este, con una temprana ventaja frente a sus rivales añadida a los buenos resultados que cosechan en los estados sureños.

Los republicanos aprovecharon la creciente insatisfacción con el presidente Barack Obama para golpear con fuerza a los candidatos demócratas y movilizar al electorado conservador.

El Partido Republicano, actualmente controla la Cámara Baja con 234 escaños y calculan el aumento de su ventaja en unos ocho escaños.

Esta situación otorgaría un mayor margen de maniobra para el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, que en estos dos años ha tenido que lidiar con el poder acumulado por el ala más conservadora del partido.

En Carolina del Norte, de los 13 distritos que se disputaban, 10 fueron ganados por candidatos republicanos y tres distritos votaron demócrata. Con la elección de Alma Adams en este estado, rompió un récord al ser la mujer número 100 para ocupar un escaño en la Cámara de Representantes.

Nunca antes ha habido tantas mujeres en el Congreso, aunque las mujeres todavía son superados en número de 1 a 4 por los hombres.

En California, el estado que posee el mayor número de distritos tuvo diversas elecciones cruciales para los hispanos, pero el voto clave sucedió en los distritos 7°, 26° y 52°. 

En el distrito 7°, el triunfo preliminar lo tiene el republicano Doug Ose contra el demócrata Ami Bera, el único congresista de origen indio. Los hispanos de origen mexicano en ese distrito representaron un 12.3%.

En el 26° distrito, la demócrata Julia Brownley, nacida en una familia republicana de Virginia y con 62 años, triunfó con el 50.2% frente al republicano Jeff Gorel (49.8%). Los hispanos representan un 30.9% de los ciudadanos con derecho a voto.

El demócrata Scott Peters se midió sin éxito por el distrito 52° contra el republicano Carl DeMaio, el primer congresista republicano abiertamente homosexual. La contienda fue una de las más estrechas, con solo .6% de diferencia entre ambos.

La candidata demócrata Amanda Rentería, hija de jornaleros mexicanos que disputaba el distrito 21° perdió por casi 20% contra el republicano David Valadao.

En el 1° distrito de Arizona, Ann Kirkpatrick se impuso con 53.3% frente al republicano Andy Tobin (46.7%). En este sector, la mayoría de los hispanos tienen origen mexicano y representan un 16.4% del electorado general. Kirkpatrick cortejó además a los indios navajos, que votaron en masa por ella hace dos años y que esta vez pudieron marcar la diferencia.

En el 2° distrito de Arizona los resultados están totalmente divididos. Con el 74.7% de los votos escrutados la mañana de este miércoles, el demócrata Ron Barber y la republicana Martha McSally suman cada uno el 50% de los sufragios. Los hispanos en este distrito representan el 9.6%. Barber está entre los 10 congresistas más vulnerables que aspiran a la reelección. Se enfrenta por segunda vez consecutiva a la republicana McSally, lo que convierte esta elección en una gran revancha.

Hace dos años, en la elección regular, el enfrentamiento entre Barber y McSally fue uno de los más comentados ya que Barber ganó por menos del 1%, lo que povocó varios recuentos que tardaron más de una semana en dar un resultado definitivo.

En el 3° distrito electoral de Arizona el triunfo fue para el demócrata Raúl Grijalva que sumó 54.7% de los votos frente a la republicana Gabriela Saucedo Mercer quien obtuvo el 45.3%. Este escaño representa a los habitantes de la zona suroeste del estado colindante con California y en la frontera de Nogales, México. La mayor parte del electorado vive en la zona occidental de Tucson.

En tanto, los distritos 4° y 5° fueron conquistados por los republicanos. Paul Gosar se adjudicó el 4° con 70.1% de los votos frente al demócrata Mikel Weisser (25.8%). Asimismo, en el 5° distrito, Matt Salmon ganó con 68.7% al demócrata James Woods (31.3%).

En el 7° distrito de Arizona, donde el electorado latino es el 50%, los votantes eligieron al  candidato demócrata Rubén Gallego, de 34 años, con el 74.3%. Él no enfrentaba rival republicano.

En Florida, donde ya se definieron los resultados de los votos en sus 27 distritos, 17 fueron ganados por republicanos. Una de las contiendas más cerradas en este estado se dio en el distrito 26°, donde competían dos aspirantes con descendencia cubana. El 62% de los ciudadanos llamados a votar en este distrito tienen sangre latina. 

El ganador fue el republicano Carlos Curbelo de tan solo 34 años, arrebatándole la reelección al demócrata Joe García, quien aspiraba a la reelección como uno de los 10 representantes más vulnerables.

Otro de los distritos cruciales en estas elecciones fueron el 2°, cuyo electorado se definió por el candidato demócrata Gwen Graham quien ganó por solo 1%. En el distrito 18°, aunque también se esperaba un resultado reñido, el candidato demócrata logró una ventaja de casi 20% sobre el candidato republicano.

En Virginia y West Virginia también dominó el voto republicano. Alex Mooney ganó la representación en 2° distrito de este último estado, uno de los pocos escaños en todo el país que los demócratas esperaban arrebatar a los republicanos. Mooney presenta la postura más conservadora en el tema migratorio entre los cuatro candidatos hispanos republicanos que se postularon por primera vez para llegar al Congreso.

Otro de los distritos reñidos en West Virginia era el 3°, donde Eva Jenkins dominó con poco más de 3% a su rival demócrata.

Una de las disputas que se anticipaba como una de las más reñidas de la contienda fue el distrito 6°de Colorado, que finalmente ganó el partido republicano con el candidato Mike Coffman con el 53.2% de los votos.

El voto hispano significó el 12.1% y para la preparación de la contienda celebraron el primer debate en español de dos candidatos anglosajones . 

En Wisconsin, TennesseeKentuckyIndiana y Georgia dominaron los republicanos con el control de 5, 7, 5, 7 y 10 distritos, respectivamente. 

El 3° de Iowa era uno de los distritos clave para estas elecciones. Con poco más de 7% de ventaja, dominó el candidato republicano David Young sobre el demócrata Staci Appel. Los republicanos lograron ganar 3 de los 4 distritos.

En  Michigan, Missouri, Nevada, Mississippi y Carolina del Sur también dominó el partido republicano. De los 16 distritos en  Ohio, 12 fueron ganados por los republicanos, 4 por candidatos demócratas. En Pennsylvania hicieron lo propio al obtener 13 distritos de 18. 

Dakota del Sur, Wyoming, Utah, Montana, Kansas, Oklahoma, Arkansas, Idaho, Alaska y Dakota del Norte fueron de los estados que se tiñeron completamente de rojo republicano al ganar todos los distritos en disputa. Por el contrario, Rhode Island, DelawareMassachussetts, Vermont, Hawaii y  Connecticut lograron obtener todos los escaños demócratas.

Por su parte, New Hampshire quedó partido por la mitad. En el 1° distrito triunfaron los republicanos con el candidato Frank Guinta quien ganó al demócrata Shea-Porter por poco menos de 3% luego de una reñida batalla, que era una de las claves para definir el dominio en la cámara baja. El 2° distrito será representado por demócratas.

Otro estados que quedaron mitad demócrata y mitad republicano son  Nueva Jersey y Louisiana.

En Washington,  Alabama, Oregon, Maryland y Nuevo México destacó el triunfo demócrata. Lo mismo sucedió con  Illinois, cuyos distritos 3°, 10° y 12°  se encontraban en una estrecha lucha pero los demócratas solo lograron ganar el primero, con el candidato Dan Lipinski. 

En el estado de Nueva York dominó el partido demócrata al conseguir 18 escaños de los 27 disponibles. No obstante perdieron los distritos 1° y 21°, en los que se anticipaba una dura batalla.

Uno de los escaños que lograron ganar los demócratas por un estrecho margen de ventaja fue en el distrito 8° de Minnesota, donde su candidato Rick Nolan logró el 49% de los votos contra el 46% del republicano Stewart Mills.

En Texas también hay una claro favoritismo a favor de los republicanos con 25 distritos ganados, 11 son para los demócratas.

En esta jornada, seis de cada 10 hispanos votaron a favor de candidatos demócratas a la cámara baja, según encuestas de boca de urna que estimaron la participación de los hispanos en un 8% del electorado total.

publicidad

Una mitad de los votantes latinos dijo que la economía es el tema de mayor importancia para Estados Unidos, seguido por el acceso a la atención médica (24%). La inmigración ilegal quedó como el tercer asunto más importante, al ser mencionada por el 16% de los votantes latinos.

La encuestadora Edison Research realizó el estudio para  AP y canales televisivos. Entrevistó a 17,487 votantes, incluyendo 1,195 que son hispanos.

Artículo: Las enmiendas en las elecciones intermedias

Actualmente los republicanos tienen 233 representantes, frente a los 199 demócratas y 3 puestos vacantes.

En las elecciones intermedias de este martes, los estadounidenses eligieron una nueva Cámara de Representantes (435 escaños) que se instalará en enero de 2015 y ejercerá hasta enero de 2017.

Los republicanos redujeron deliberadamente sus expectativas a una ganancia neta de entre cinco y ocho curules, pero en privado algunos dicen que cualquier cifra menor a una docena será una decepción.

Artículo: EEUU elige 36 gobernadores

A pesar de que en el Congreso no existe límite que fije el número de veces que un congresista se puede reelegir, 41 miembros de la Cámara de representantes no participaron en las elecciones para renovar su escaño 16 son demócratas y 25 republicanos.  13 de ellos aspiran a conseguirlo en el Senado. Otros 13 congresistas no concluyeron su mandato en el 113° congreso debido a fallecimiento, otros cargos políticos, etc.

publicidad

Además, por primera vez en la historia, 4 representantes que aspiraban a reelección no pudieron hacerlo tras perder en las primarias de su distrito.

Las reglas del juego: cómo se eligieron a los candidatos en la Cámara

La Cámara de Representantes se compone de 435 miembros que representan a los cincuenta estados. Los escaños se reparten entre los estados en función de su población, pero todos los estados tienen garantizado tener al menos un representante.

Los candidatos son elegidos por los votantes de su circunscripción conocida como Distrito Representativo. Cada estado puede delimitar sus distritos, sujeto a unos requisitos legales; como por ejemplo, los distritos deben tener una población similar.

Cada estado obtiene en la cámara una representación proporcional a su población, con derecho a un mínimo de un representante; el estado más poblado, California, tiene 53 representantes.

Los representantes son elegidos para mandatos de dos años, deben tener como edad mínima 25 años, haber sido ciudadanos durante al menos siete años y ser residentes legales del estado al que se presentan a elecciones.

Además, cinco miembros de los territorios de Puerto Rico, Guam, Samoa Americana, las Islas Vírgenes de EEUU y el Distrito de Columbia representan a sus circunscripciones electorales en la Cámara y pueden participar en debates, aunque carecen actualmente de voto.

publicidad

Entre los poderes que ejerce la Cámara de Representantes figuran: Proponer legislación relativa a las asignaciones presupuestarias y la fiscalidad.

Determinar si se ha de llevar a juicio ante el Senado a un funcionario del gobierno que haya cometido delitos contra Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad