publicidad

LLegó el "Súper Martes"

LLegó el "Súper Martes"

Finalmente llegó el Súper Martes, donde está en juego el botín electoral más codiciado por demócratas y republicanos en EU.

¿De qué se trata?

MIAMI, Florida -  Finalmente llegó el "Súper Martes" donde está en juego el botín electoral más codiciado por los aspirantes demócratas y republicanos con miras a la nominación presidencial de Estados Unidos.

Millones de electores ya están votando en 24 estados para elegir a sus favoritos en estos comicios internos considerados históricos por la diversidad de los precandidatos y lo cerrado de las contiendas, lo que ha generado una inusitada participación ciudadana.

Sigue aquí, estado por estado, los resultados al instante

El "Súper Martes" es llamado así porque se realiza ese día de la semana y donde muchos estados celebran elecciones de forma simultánea, en una especie de clímax que puede sellar, de uno u otro modo, las aspiraciones de los contendientes para lo que queda de estas internas.

Los comicios se realizan estado por estado, donde los afiliados de cada partido, y en algunos casos los no afiliados/independientes, eligen al precandidato de su preferencia. Tras ese maratónico proceso, normalmente se define a los ganadores de ambos partidos, pero en este "Súper Martes" las cosas no están tan claras debido a lo disputado de las campañas.

Para alzarse con la nominación, un precandidato necesita llegar a la convención nacional partidaria con la mayoría de los delegados a su favor, para que cuando sea el momento de la unción, su nombre sea el leído.

publicidad

¿Cómo se ganan esos delegados? Obteniendo el mayor caudal de votos en cada estado, por medio de las primarias –elecciones de voto directo- o "caucuses" –especie de asambleas. Entre los demócratas, ganan el mismo porcentaje de delegados que de votos obtenidos. Entre republicanos, el ganador del estado se lleva a todos.

Por ésta razón, es que la jornada de hoy es crucial: habrá en juego un total de 1,688 delegados para los demócratas y 1,069 para los republicanos, sumando los 24 estados participantes, más Samoa Americana.

Entre los demócratas, un precandidato necesita obtener al menos 2,055 delegados –sumados los del Súper Martes más los del resto de los estados- para lograr la nominación, que equivalen a la mitad más uno del total de los delegados en disputa, o sea, debe ganar por simple mayoría.

Por el lado de los republicanos, el contendiente debe acumular no menos de 1,191 delegados de un total de 2,380 repartidos en todos los estados.

En caso de que llegue el momento de las convenciones partidarias –en agosto para los demócratas y en septiembre para los republicanos- y no exista un claro vencedor, entonces se abre la puerta a un complejo sistema de negociación/discusión en el seno mismo del partido, del cual emerge el ganador.De ahí en más, y hasta el primer martes de noviembre, la contienda presidencial se convierte en un duelo entre las fórmulas demócrata y republicana.

publicidad

Históricas y reñidas

¿Cómo está la contienda? Reñidas. Tras los comicios internos en un puñado de estados, incluidos Florida, Carolina del Sur y Nevada, la demócrata Hillary Clinton, acumula 236 delegados contra 156 de su principal contendiente, Barack Obama.

Del lado de los republicanos, John McCain está al frente con 97 delegados, seguido de cerca por el ex gobernador de Massachussets, Mitt Romney con 74.

Las batallas en ambos partidos se han convertido en duelos entre los dos primeros, relegando al resto. No obstante, puede haber sorpresas, como la que dio el republicano Mike Huckabee en Iowa, al comienzo del proceso de internas.

El voto latino

El voto hispano jugará un papel preponderante en este "Súper Martes" ya que entre los estados que celebran internas figuran California, Nueva York e Illinois –por solo nombrar los tres más importantes-, donde la presencia latina es más que notable.

Hasta el momento, y de acuerdo a los sondeos, Clinton le lleva una ventaja de 3-1 a Obama entre el electorado latino. El apellido de la ex primera dama resuena más familiar entre los hispanos, que recuerdan la presidencia de su esposo como positiva.

Obama, no obstante, ha estado haciendo esfuerzos por llegar con más fuerza a los votantes hispanos, a tal punto que en varios mercados donde se desarrolla el "Súper Martes" lanzó una serie de avisos televisivos en español.

publicidad

Cabe señalar que a nivel general las diferencias entres ambos son casi mínimas, lo que hace predecir una elección muy cerrada. Y allí yace precisamente la importancia del sufragio hispano. Hasta se habla que la nominación no se aclarará siquiera en las próximas primarias, sino hasta la Convención misma, prevista para fines de agosto.

Si bien en algunos estados la contienda está muy cerrada entre Obama y Clinton, en otros la historia cambia. El senador por Illinois, por ejemplo, tiene una amplia ventaja sobre su contendiente en ése estado, pese a que Clinton nació en un suburbio de Chicago, la principal ciudad de Illinois, donde éste "Súper Martes" habrá 185 delegados en juego entre los demócratas.

Clinton, en cambio, cuenta con más apoyo en Nueva York, el estado que representa en el Senado.

10 millones

Respecto de quién apoya a quién, factor de peso a la hora de atraer voluntades, Maria Shriver, integrante del "clan" Kennedy y esposa del gobernador de California, hizo público su apoyo hacia Obama; lo contrario de su marido, Arnold Schwarzenegger, quien se inclinó -naturalmente- por McCain.

Shriver no hizo otra cosa que seguir a su pariente, el senador Ted Kennedy, quien días atrás había "ungido" a Obama como el candidato demócrata, lo que fue tomado por no pocos observadores, como un tiro por elevación a Clinton, a quien ya se la conoce como perteneciente a otra "dinastía", la que lanzó precisamente su esposo, el ex presidente Bill Clinton.

publicidad

California es el estado con la mayor cantidad de delegados en juego, como un "botín" dentro del "botín": 370 para los demócratas y 170 para los republicanos.

Los republicanos

Entre los republicanos, los latinos se inclinan hacia el senador McCain, y por una sencilla razón: fue él quien impulsó, junto a su par demócrata Ted Kennedy, el proyecto de reforma migratoria que fracasó finalmente el año pasado, y que hubiera abierto el camino hacia la residencia permanente a los 12 millones de indocumentados que viven en este país.

¿Y Romney? El millonario mormón enfrenta un camino cuesta arriba a la hora de atraer al electorado hispano, ya que no es muy conocido. Sin embargo, el precandidato que le está dando batalla a McCain no escatima fondos de su campaña y de su propio bolsillo para llegar con su mensaje, y en español.

Hasta el momento, y a nivel general, el veterano de Vietnam -McCain- lleva una considerable ventaja sobre el exitoso hombre de negocios, Romney.

Se estima que en todo el país residen unos 46 millones de hispanos, de los cuales, el 30% tiene menos de 30 años.

De ése total, unos 10 millones están registrados para votar, lo que conforma un número para nada despreciable, especialmente teniendo en cuenta lo cerrado de las contiendas, donde cada voto/delegado cuenta.

No hay que olvidar a los independientes, aquellos votantes que no se han registrado con ningún partido, pero que de igual modo podrán concurrir a emitir su voto ya que algunos estados se lo permiten, como California y Nueva Jersey. Un dato no menor: entre estos dos estados solamente, existen unos seis millones de votantes independientes.

publicidad

¿Quienes se pueden beneficiar con estos "no afiliados"? Obama y McCain, debido a que hasta el momento han captado un amplio margen de este sector.

Pero más allá de las encuestas, las especulaciones, las tendencias, y todo lo que le suma valor agregado a estas inusuales elecciones internas en Estados Unidos, lo cierto es que nadie tendrá más importancia que el propio votante, quien en la soledad de su conciencia/interés se inclinará por hacia uno u otro lado.

Mexicanos y centroamericanos en California, puertorriqueñas en Nueva York y más mexicanos en Illinois –entre algunos de los estados que celebran primarias en este "Súper Martes-, le agregarán picante, color y candela a estos comicios internos que ya están pasando a la historia como los más disputados y atrapantes.

Lo que vendrá

Tras el "Súper Martes", el proceso de elecciones internas continuará en el futuro inmediato con primarias en Lousiana y Kansas el 9 de febrero, "caucuses" el 10 en Maine (D) y primarias el 12 de febrero en Washington DC, Maryland y Virginia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad