publicidad

Liberan a uno de los estadounidense detenidos en Corea del Norte

Liberan a uno de los estadounidense detenidos en Corea del Norte

Jeffrey Fowle, uno de los tres estadounidenses detenido en Corea del Norte, se le permitió regresar a EEUU.

Uno de los tres ciudadanos estadounidenses detenidos en Corea del Norte fue liberado. El Departamento de Defensa de EEUU ya se encarga de su retorno al país, anunció la Casa Blanca.

Se trata de Jeffrey Fowle, de 56 años, quien Corea del Norte había sido acusado de cometer crímenes contra el estado. Fowle estaba a la espera de un juicio por dejar una biblia en un club nocturno en la ciudad portuaria de Chongjin el pasado mes de mayo.

Aunque la libertad religiosa está incluida en la Constitución norcoreana, en la práctica no existe y la actividad religiosa está severamente restringida a grupos reconocidos oficialmente y vinculados al gobierno.

La llegada de un avión estadounidense con la bandera americana en el aeropuerto internacional de Pyongyang resultó un espectáculo inusual.

A Fowle "se le ha permitido salir de Corea del Norte y está de retorno a casa para reunirse con su familia", señaló, por su parte, la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, en un comunicado.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, recordó hoy que el Gobierno de Obama llevaba "mucho tiempo" abogando por la liberación de Fowle y de los otros dos estadounidenses detenidos en Corea del Norte, Matthew Miller y Kenneth Bae.

Miller, de 24 años y quien también estaba de turismo en Pyongyang, fue arrestado en abril por protagonizar un supuesto incidente al pasar por inmigración. Hace casi un mes fue condenado a seis años de trabajos forzados por la Corte Suprema norcoreana.

publicidad

En el caso de Bae, misionero estadounidense de origen coreano, su detención se produjo en noviembre de 2012 y después fue condenado a 15 años de trabajos forzados por realizar supuestamente actividades religiosas en el país.

De acuerdo con Harf, como "condición" para su liberación las autoridades norcoreanas pidieron al Gobierno de Obama hacerse cargo del transporte para su retorno a EEUU, una tarea que ha asumido el Departamento de Defensa.

La familia de Fowle dijo en junio en un comunicado que su pariente no estaba realizando ningún tipo de misión para su iglesia.

En los últimos cinco años, Corea del Norte ha retenido por diversos motivos a ocho ciudadanos de EEUU

Cientos de estadounidenses siguen viajando al hermético estado comunista, a pesar de que el Gobierno de Obama ha recomendado no hacerlo por motivos de seguridad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad