publicidad
El Capitolio de California.

Legislatura de California aprueba la muerte asistida

Legislatura de California aprueba la muerte asistida

La Legislatura local dio su aprobación final a un proyecto de ley que permitire a los médicos ayudar a personas con enfermedades terminales.

El Capitolio de California.
El Capitolio de California.

En una histórica victoria para los partidarios de la muerte asistida, la Legislatura del Estado de California dio este viernes su aprobación final a un proyecto de ley que permitiría a los médicos ayudar a personas con enfermedades terminales a acabar con sus vidas.

California aprobó el proyecto de ley en una votación de 23 contra 14. Ahora será turnado al gobernador Jerry Brown, quien ha dado pocos indicios de sus intenciones. La propuesta ABX2 15 fue aprobada el miércoles en la Asamblea estatal (cámara baja) con los votos a favor de 43 parlamentarios y en contra de 34.

La ABX2 15 fue presentada en agosto en la Asamblea por la legisladora demócrata Susan Talamantes Eggman, quien elaboró el texto en colaboración con los responsables de una iniciativa similar rechazada anteriormente, los senadores demócratas Bill Monning y Lois Wolk.

publicidad

"Nos encontramos hoy en la ocasión de garantizar un deseo que yo no pude dar a mi madre", indicó durante la sesión la senadora Hannah-Beth Jackson, cuya madre falleció tras largo tiempo de sufrimiento a causa de la leucemia.

Actualmente, cuatro estados "Oregon, Washington, Montana y Vermont"permiten a los médicos recetar los medicamentos para este propósito en algunos pacientes.

Los líderes del movimiento “Death with dignity” (Muerte Con Dignidad, en español) dijeron que esperaban que la aprobación de la ley en California pudiera ser un punto de inflexión en los esfuerzos para ampliar las opciones de los pacientes que sufren en la etapa final de sus vidas.

“Permite la libertad individual y la libertad de elección”, dijo el demócrata de San Francisco Mark Leno.

Desde que Oregon aprobó la primera ley de este tipo en el país en 1997, sus partidarios comenzaron la lucha para ampliar su alcance, no sin encender la controversia.

El exlegislador de Oregon y vicepresidente de Death With Dignity, George Eighmey, había adelantado que si esta ley avanzaba en California, sería “muy, muy importante a nivel nacional”.

El proyecto de California se basa en la ley de Oregon, pero con cambios notables. La ley de California expiraría después de 10 años y tiene que ser aprobada de nuevo. Además, los médicos tendrían que hablar en privado con el paciente sobre su deseo, para asegurarse de que nadie le ha coaccionado para poner fin a su propia vida, lo que es una preocupación primordial para los opositores de la ley.

publicidad

Éstos, por su parte, afirmaron que la medida podría provocar suicidios prematuros. “Yo no voy a empujar a los ancianos o a los débiles fuera de este mundo, y creo que esa podría ser la consecuencia no deseada de esta legislación”, señaló el senador republicano de Roseville, Ted Gaines.

Esta medida sucede después del sonado caso de Brittany Maynard, una mujer de 29 años de California con cáncer en el cerebro que tuvo que mudarse a Oregon para terminar con su vida de forma legal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad