publicidad

Legalización de bodas gay: Dictamen favorable en comité del Senado

Legalización de bodas gay: Dictamen favorable en comité del Senado

El proyecto pasó la primera prueba aunque no tiene chanches en el pleno de ambas cámaras

'Corregir una injusticia'

WASHINGTON, DC - El Comité Judicial del Senado dio hoy un paso hacia el reconocimiento de los matrimonios homosexuales al revocar una ley federal de 1996 que define el matrimonio estrictamente como la unión entre un hombre y una mujer.

La revocación, contenida en una propuesta de ley promovida por la senadora demócrata Dianne Feinstein, deberá ser sometida a voto en el pleno del Senado, pero tiene escasas posibilidades de salir adelante ya que cuenta sólo con el apoyo de 31 de los 100 miembros, todos demócratas.

En la Cámara de Representantes la medida tiene el respaldo de 133 legisladores, de un total de 435.

Sin embargo, aun si la medida aprobada hoy en el Comité llegara a convertirse en ley, no obligaría a ningún estado o localidad a realizar matrimonios homosexuales. Hoy día, 37 de los 50 estados del país cuentan con leyes propias en defensa de los matrimonios tradicionales.

La Ley de Defensa del Matrimonio de 1996 fue promulgada en EU hace quince años, cuando las parejas homosexuales aún no tenían derecho a contraer matrimonio en ninguna parte del mundo.

Pero ahora los demócratas, que controlan el Senado, promueven el reconocimiento de las uniones homosexuales, si bien muchos reconocen que la medida no tiene los votos suficientes en el pleno de este órgano legislativo y mucho menos en la Cámara de Representantes, bajo control republicano.

publicidad

El presidente del Comité, el demócrata Patrick Leahy, considera que el Congreso aún está a tiempo de "corregir una injusticia". Aunque Leahy votó por esa ley en 1996 para proteger los derechos de los estados, ahora asegura que esta ley discrimina y crea familias "de segunda clase".

Pero el senador Charles Grassley, el republicano de mayor rango en el Comité, replica que el matrimonio "tradicional", entre un hombre y una mujer, ha sido la base de la sociedad durante siglos y es necesario defender "esta sagrada institución".

Los demócratas se oponen a la ley de 1996 porque, aseguran, ha tenido un impacto negativo en las parejas homosexuales, que no tienen derecho a beneficios federales como la declaración conjunta de impuestos, seguro social y protección del cobro de impuestos al patrimonio tras el deceso de su pareja.

"El voto de hoy representa un verdadero progreso hacia el repudio de una mal llamada Ley de Defensa del Matrimonio, que es radicalmente injusta", dijo en un comunicado Evan Wolfson, fundador y presidente del grupo "Libertad para Casarse".

En febrero pasado, la Administración del presidente de EU, Barack Obama, anunció que no defendería la ley de 1996, lo que ha dado alas a grupos conservadores que quieren evitar su reelección en los comicios de noviembre de 2012.

En la actualidad, el Gobierno de la capital estadounidense y estados como Connecticut, Iowa, Vermont, Massachusetts y New Hampshire han adoptado leyes que reconocen los matrimonios homosexuales.

publicidad

Este año Nueva York se convirtió en el estado más importante en aprobar una ley que permite los matrimonios entre homosexuales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad