publicidad

Latinos versus musulmanes

Latinos versus musulmanes

Trabajadores hispanos en un frigorífico elevaron una queja formal por cambios en el horario a raíz del Ramadán.

Ramadán

DENVER, Colorado - Un sindicalista que representa a cientos de empleados hispanos de un frigorífico en el norte de Colorado informó hoy que elevó una protesta formal ante la administración de ese establecimiento debido a cambios en el horario de trabajo para acomodar las necesidades de los empleados musulmanes.En un comunicado, Fernando Rodríguez, director de la filial en Greeley del Sindicato Unido de Trabajadores de Alimentos y Comercio (UFCW, en inglés), Local 7, los directivos de la planta JBS Swift decidieron alterar los momentos de descanso en el segundo turno de trabajo debido a que varios empleados musulmanes están celebrando el ayuno por el mes de Ramadán.

publicidad

Por eso, para todos los trabajadores del segundo turno (10 horas a partir del mediodía), el receso para comer es ahora a las 7:30 p.m, en vez de las 5 p.m., como sucede habitualmente.

Rodríguez explicó que la queja se presentó debido a que, según el contrato que él mismo ayudó a negociar en noviembre de 2004 entre Swift y sus empleados, ese receso para comer debe ser a mitad del turno.

Sin embargo, debido a sus creencias, los musulmanes sólo pueden interrumpir el ayuno diario durante Ramadán luego de la caída del sol, por lo cual no podían aceptar un receso a las 5 de la tarde. Este año, Ramadán es del 21 de agosto al 29 de septiembre.

Rodríguez dijo que se tomó la decisión de presentar la queja porque las leyes vigentes sólo dan un plazo máximo de cinco días para iniciar ese procedimiento después de un incidente que dé motivo potencial para la queja.

En este caso, el incidente ocurrió el pasado martes 2 de septiembre, cuando se reiniciaron las actividades en el frigorífico luego del feriado por el Día del Trabajo y los empleados musulmanes pidieron y obtuvieron el cambio de horario.

El sindicato UFCW iniciará una investigación, por medio de conversaciones con los empleados no musulmanes y con los directivos del frigoríficos, para determinar si se han infringido las leyes vigentes y, de ser así, "hasta dónde llegará la queja", comentó Rodríguez.

publicidad

El problema, sostuvo el dirigente sindical, surgió debido a que en este frigorífico se realizó un masivo operativo por parte de las autoridades de inmigración el 12 de diciembre del 2006, que resultó en el arresto y posterior deportación de 262 trabajadores hispanos, la mayoría de ellos de México y de Guatemala.

A partir del 2007, la mano de obra hispana fue reemplazada por inmigrantes africanos musulmanes, provenientes principalmente de Etiopía y de Somalia.

Aunque JBS Swift no proveyó estadísticas sobre el origen étnico de sus empleados, se calcula que entre 10 y 20 por ciento de los 1,300 trabajadores de este frigorífico son africanos musulmanes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad