publicidad

Latinos impulsan a EE.UU.

Latinos impulsan a EE.UU.

En la conferencia del Estado Latino 2008, el presidente de Maldef, John Trasviña, dijo que el futuro depende de los inmigrantes.

Inmigrantes son el futuro

WASHINGTON - El Fondo Mexicano Americano para la Defensa Legal y la Educación (Maldef, por sus siglas en inglés) vaticinó que la comunidad latina será una de las principales fuerzas impulsoras de los Estados Unidos del siglo XXI.En la conferencia del Estado Latino 2008, el presidente de esta organización protectora de los derechos de los hispanos en EU, John Trasviña, aseguró en Washington D.C. que el futuro del país depende de los inmigrantes.

"Hoy como nunca antes en la historia de nuestra nación, cada familia, negocio y comunidad está tocada por la inmigración, la cual es cada vez más latina", a pesar de que "nuestros adversarios temen este cambio", señaló Trasviña.

Según Maldef, el temor a que los latinos transformen el país, junto con algunas posiciones racistas hacia esta comunidad, es lo que impide que se avance en materia de leyes y políticas migratorias.

La asociación recordó que, según datos del FBI, el crecimiento de crímenes racistas contra los hispanos ascendió un 35 por ciento en los últimos tres años.

En este sentido, el también consejero general de Maldef apuntó que, aunque estas "estadísticas sean técnicamente correctas, es evidente que no recogen toda la violencia anti-latina" que se vive en las calles y los vecindarios de la nación.

publicidad

Un camino empinado

Por otra parte, Trasviña defendió el derecho de todos los ciudadanos, inmigrantes o no, a acogerse a la decimocuarta enmienda de la Constitución estadounidense, que concede el derecho a la ciudadanía a todos los nacidos en el país.

Aunque "nuestros oponentes denominen a los niños nacidos de inmigrantes 'Anchor babies' y quieran relegarlos a un estrato social inferior, -manifestó- estamos listos para defender cuatro siglos de ley de cualquiera de esos ataques".

Asumiendo que el camino de los inmigrantes "nunca ha sido sencillo", Maldef asegura que ya ha llegado el momento de que las diferentes comunidades trabajen juntas, porque unas se necesitan a las otras.

Otro de los puntos que se pusieron en manifiesto es la necesidad de reformar la ley educacional "No Child left Behind Act." (Que ningún niño se quede atrás), una ley que, según la organización, es una versión actualizada de la que instauró el trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson (1963-1969).

Trasviña pidió a las diferentes fuerzas gubernamentales que no esperen al 2009 para renovar y mejorar el compromiso estadounidenses con la educación pública, ya que el futuro de los escolares no puede demorarse más.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad