publicidad

Latinos en las Carolinas

Latinos en las Carolinas

Ahora los hispanos suman 655 mil 810 en los 2 estados, es decir, el 7.2 por ciento de la población total del estado.

Crecimiento del 394%

CHARLOTTE, Carolina del Norte - Los hispanos siguen llegando a las Carolinas y han contribuido al aumento de la población de estos estados, según cifras reveladas hoy por la Oficina del Censo.Entre el 1 de julio de 2006 al 1 de julio de 2007, la población en Carolina del Norte aumentó 2.2 por ciento, es decir, 200 mil nuevos habitantes, de los cuales se calcula que 89 mil son hispanos.

Desde 2000, el número de personas residentes en este estado ha aumentado 12.6 por ciento para sumar 9.1 millones, de acuerdo con el Censo.

La comunidad hispana fue la de mayor crecimiento. De 76 mil 726 habitantes en 1990 pasó a tener 378 mil 963 en 2000, un incremento del 394 por ciento.

Ahora los hispanos suman 655 mil 810, es decir, el 7.2 por ciento de la población total del estado.

Según el ente gubernamental, una gran parte de los nuevos residentes (incluidos los hispanos) llegan procedentes de otros estados.

"Esta emigración que experimentamos son personas con alto nivel de educación atraídas por el bajo costo de las viviendas", afirmó Keith Debbage, profesor de la Universidad de Carolina del Norte en Greensboro.

Educados y trabajadores

En el caso de los hispanos, el catedrático explica que lo que buscan son los trabajos disponibles en las fábricas, construcción y el campo.

"La presencia de los hispanos siguen siendo uno de los factores determinantes del crecimiento de la población en Carolina del Norte", enfatizó Debbage.

publicidad

Para Andrea Bazán, directora de la organización Triangle Community en Raleigh, capital del estado, no es sorpresa que más hispanos hagan de Carolina del Norte su lugar de residencia.

"Lo que está ocurriendo es que tienen más hijos que el promedio de las familias americanas. Estos niños no son indocumentados, son ciudadanos con derechos", afirmó Bazán a Efe.

Dependen de inmigrantes

La líder comunitaria resaltó que a pesar del ambiente antiinmigrante que se respira en el estado, las industrias de construcción, hostelería, restaurantes y agricultura, dependen en gran parte de la mano de obra hispana.

"Lo que pasará es que en unos cuantos años la población será muy mixta y no tradicionalmente blanca o negra, como caracterizaba esta parte del sur del país", añadió.

En cuanto a Carolina del Sur, entre 2000 y 2007, el Censo reportó un aumento de 400 mil  personas para totalizar 4.3 millones.

De éstas, alrededor de 100 mil se contaron en el último periodo fiscal y según Michael Macfarlane, portavoz del Censo en Carolina del Sur, no se tiene una cifra exacta de los hispanos.

"Lo que sabemos es que entre el 2004 y 2005 habían 20 mil hispanos más en este estado y anticipamos que el promedio sea muy parecido en los próximos años", explicó a Efe Macfarlane.

Son muy apreciados

publicidad

Según Carlos Soto, de Acercamiento Hispano, organización hispana en Columbia, capital de Carolina del Sur, los inmigrantes buscan en este estado tranquilidad que no consiguen en otras áreas del país.

"Aquí todavía pueden vivir. Son apreciados y muy valorados. Los vemos en la construcción, restaurantes, amas de gasa, cocineros, jardineros, en todas partes.

Vienen por el trabajo que hay y por las escuelas para sus hijos", dijo.

Sin embargo, Soto reconoce que el último año ha sido muy difícil por el discurso anti-inmigrante que algunos políticos de la zona utilizan para ganar votos.

"La gente tiene un poco de temor, viven bajo presión, pero aquí están y muchos dicen que no se van pase lo que pase", concluyó.

En estas últimas cifras del Censo, el estado de Carolina del Norte se ubicó en el puesto número seis de estados de mayor crecimiento a nivel nacional, mientras que Carolina del Sur se ubicó en la posición diez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad