publicidad

Las grandes ciudades en Estados Unidos están creciendo gracias a los inmigrantes

Las grandes ciudades en Estados Unidos están creciendo gracias a los inmigrantes

Un flujo constante de nuevos inmigrantes está proporcionando un aumento de población en Miami, Chicago y New York.

Las grandes ciudades en Estados Unidos están creciendo gracias a los inm...

Miami y Los Angeles

WASHINGTON, DC - Un flujo constante de nuevos inmigrantes está proporcionando un aumento de población en grandes áreas metropolitanas como Chicago, Miami, New York y Los Angeles, cuyos estados buscan revertir un descenso en sus habitantes antes del censo del 2010.Incluso con un decremento reciente en la inmigración, la llegada de extranjeros a esas ciudades -las más atractivas para ellos- ha amortiguado las sustanciales pérdidas de población de estadounidenses nacidos en el país que antes de la recesión habían emigrado a otras partes de Estados Unidos en busca de empleo, espacios más amplios y casas a precios asequibles.

Ahora que muchos residentes estadounidenses se están quedando en ciudades grandes debido a la crisis de vivienda, California, Illinois y New York van encaminados a evitar la pérdida de al menos un escaño en la Cámara de Representantes.

publicidad

Florida podría agregar uno o dos asientos a su delegación, dependiendo de cuántas ejecuciones recientes de hipotecas hayan borrado las ganancias de habitantes previas.

"De todo lo que hemos estado viendo, existe definitivamente una disminución en el ritmo de las tendencias de migración que habían puesto en riesgo a estos estados", dijo Kimball Brace, presidente de Servicios de Datos Electorales, una empresa con sede en Virginia que procesa cifras políticas. Esas entidades "han recibido una gracia de Dios", comentó.

Aún así, haciendo notar que muchas de las cifras de población continúan en constante fluctuación, Brace advirtió: "Todo un escaño del Congreso puede cambiar instantáneamente".

Un análisis del centro de análisis Brookings Institution encontró que los inmigrantes están incrementando la población de las ciudades más grandes del país. New York y Los Angeles recibieron 1.1 millones y 815,000 inmigrantes desde el 2000, respectivamente, y juntas representan una cuarta parte de la llegada de extranjeros.

Ello redujo el impacto de un éxodo de 1.8 millones de residentes de New York y 1.2 millones de Los Angeles.

Chicago, Washington y Miami han sido afectadas por una construcción excesiva y ejecución de hipotecas en partes de sus zonas metropolitanas, pero el año pasado revirtieron las tendencias del inicio de la década y registraron incremento de inmigrantes que más que compensa las pérdidas por la salida de estadounidenses nativos.

publicidad

En total, 20 de las 40 áreas metropolitanas más grandes de la nación tuvieron pérdida de estadounidenses nacidos en el país del 2000 al 2008, incluidas Boston, Philadelphia y San Francisco, según el estudio de Brookings difundido el miércoles.

Pero en 15 de esas 20 zonas, la inmigración compensó al menos la mitad de la pérdida de población.

En contraste, las decadentes áreas del Cinturón Industrial, como Detroit, Pittsburgh y Milwaukee, no lograron cosechar beneficios sustanciales de población por la llegada de inmigrantes.

Ls proyecciones de población están basadas en cálculos del censo del 2008. La Oficina del Censo dará a conocer durante este mes cifras nuevas del 2009 que se espera acentuarán una continua disminución de la movilidad de la población en Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad