publicidad

Las colonias hispanas del sur de Estados Unidos

Las colonias hispanas del sur de Estados Unidos

Visitar las Colonias en el estado de Texas, sur de Estados Unidos, es como visitar uno de los lugares más pobres del tercer mundo.

Colonias, tierra de nadie en la frontera con México /Univision

La mayoría de sus habitantes viven en un estado de extrema pobreza

Visitar las Colonias en el estado de Texas es como visitar uno de los lugares más pobres del tercer mundo. Estas poblaciones se extienden a lo largo del lado norte de la frontera de Estados Unidos con México. Pueden ser encontradas también en Nuevo México, Arizona y California.

Sin embargo la mayor cantidad de estas poblaciones se encuentran en Texas, donde hay unas 2,300 de estas Colonias con una población total de medio millón de personas de ellas, unas 100 mil son niños, predominantemente de origen hispano.

De las Colonias se dice que son tierras de olvidados. “La razón que se iniciaron fue económica. Es que era mucho más simple y barato para las personas irse a vivir afuera del pueblo”, comentó Saúl Villareal, miembro de una de las organizaciones no lucrativas que ayudan a los pobladores de las Colonias.

Trabajadores del campo

Villareal cuenta que en su mayoría se fueron formando con trabajadores agrícolas deseosos de tener un terreno al que pudieran llamar suyo y donde pudieran construir una casa.

“Los vendedores de los solares comenzaron a tomar ventaja de esto, por la necesidad de la gente y vendían el solar aunque no tuviera drenaje, no tuviera luz, no tuviera agua”, siguió contando Villareal.

Y la necesidad, unida al descuido de las autoridades, permitieron que este concepto se esparciera por todos los estados fronterizos.

publicidad

Así la gente comenzó a construir sus viviendas con sus propios recursos, poco a poco, utilizando cualquier tipo de material que les cayera a la mano (cartón, madera, planchas de zinc, etc.).

Extrema pobreza

La mayoría viven en condiciones de extrema pobreza, como Beatriz Moreno, quien reside con su esposo y cuatro hijos en una sola recámara.

Para vivir, Beatriz y su pareja recogen remolacha. Lo que ganan apenas les alcanza para alimentar a sus hijos. “No tenemos dinero ni para arreglar el baño”, dijo, mostrando las condiciones en que se encuentra su vivienda.

El 70 por ciento de las personas que viven en las Colonias son ciudadanos norteamericanos o residentes legales. Dicen que viven aquí, porque es mucho más barato que en las ciudades; un círculo de pobreza difícil de romper.

Olvidados de Washington

Gabriela Rodríguez tiene tres hijos y solamente su esposo trabaja. Su sueño de construir una casa en el terreno que tanto atesora terminó hecho cenizas cuando su residencia anterior se quemó.

“No quiero que mis hijos vivan como he vivido yo. Tengo la esperanza de que nuestra situación sea temporal”, agregó Rodríguez.

Caminando por las Colonias, es inevitable tener la sensación de que cada historia de vida es pero que la anterior, pero también se nota que no todo está perdido: un grupo de personas han comenzado a mejorar las condiciones de vida, convirtiendo los sueños en realidad.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad