publicidad
Policías custodian un acceso a una favela en Río de Janeiro durante un operativo de seguridad.

La violencia volvió a las favelas de Río de Janeiro

La violencia volvió a las favelas de Río de Janeiro

Un mes antes que inicie la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014, la paz se desvanece en las favelas de Río.

Policías custodian un acceso a una favela en Río de Janeiro durante un o...
Policías custodian un acceso a una favela en Río de Janeiro durante un operativo de seguridad.

El exceso de violencia de la policía llena de ira los barrios pobres de una de las principales sedes del Mundial Brasil 2014.

publicidad

Un mes antes que inicie la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014, la paz se desvanece en las favelas de Río de Janeiro. El bello sueño se desvaneció con el ruido de los disparos y los gritos de revuelta, reportó el diario español El Mundo en su página digital.

Los índices de homicidios registran las cifras recopiladas en 2008 números cuando la policía puso en marcha un plan de pacificación que tiene como objetivo sustituir el poder de los narcotraficantes, agrega el diario.

Las operaciones oficiales fueron contraatacadas por los narcos con una estrategia de silencio. Y el exceso de violencia policíaca hizo de la muerte algo cotidiano y despertó la ira de una población cansada que salió a las calles para mostrar su ira.

A finales de abril la muerte de Douglas Silva, un joven bailarín, indignó a gran parte de sus vecinos que se tomaron las calles y prendieron fuegos de protesta. Durante las manifestaciones murió otro joven a causa de un disparo posiblemente proveniente de un arma de la policía.

¿Cómo buscar alojamiento durante el mundial en Brasil? Univision

A las dos muertes se suman la de un policía y de una anciana, y la destrucción de autobuses y propiedad privada. El escenario se complica en Río a cuatro semanas del mundial.

Los vecinos de la favela donde murió Silva dicen que “la relación con la policía nunca ha sido buena desde que llegó la pacificación, porque siempre ha tratado al vecino como a un delincuente".

Agregan que “a policía está para detener y no para matar. Si es para matar, habrá que llamarla de otro modo", añaden.

Expertos consultados por El Mundo advierten que, si bien se redujo el número de homicidios y de robo, existe "una crisis" porque no ha habido evaluaciones del plan de pacificación y existe una “sensación ilusoria del gobierno” de que se están resolviendo los problemas.

Chilenos se preparan para apoyar a su selección en Brasil 2014 Univision

Los analistas consultados por el diario añaden que la seguridad durante el Mundial no va a estar en peligro por el rebrote de la violencia en las regiones pacificadas, y que la policía tiene la fuerza suficiente como para “amedrentar posibles amenazas”.

En el primer trimestre de 2014 en Río de Janeiro se registraron 1,459 homicidios, cifra que pone en entredicho los planes de pacificación. Y desde 2008 las autoridades han implantado 37 proyectos en favelas antes dominadas por el narcotráfico, lo cual equivale a un millón y medio de personas beneficiadas.

El Mundo señala que existen comunidades 'pacificadas' ejemplares, como Santa Marta y Vidigal, donde reina la paz fruto de la ausencia de jóvenes con fusil y el comercio y el turismo se han beneficiado de ello.

publicidad

Pero en otras como Rocinha o Alemão la violencia policial no ha desaparecido ni tampoco la acción armada y el poder (algo más escondido) de los narcotraficantes.

Mientras, el reloj sigue y el gobierno asegura a los cuatro vientos que el Mundial 2014 dejará un “importante legado” en Brasil, aunque advierte que no lo suficiente como para poner fin a todos los problemas, entre ellos la violencia en las favelas de Río de Janeiro.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad