publicidad

La sequía pone a Brasil al borde de una grave crisis energética a casi un mes del Mundial

La sequía pone a Brasil al borde de una grave crisis energética a casi un mes del Mundial

A  casi un mes del Mundial, las centrales hidroeléctricas funcionan a niveles mínimos y peligra la Copa.  

La imagen muestra la sequía en Brasil, en el Estado de Ceara.
La imagen muestra la sequía en Brasil, en el Estado de Ceara.

El Mundial de futbol significa para Brasil un boom: de turistas, de divisas, de movimiento. Pero tambien de un pico de consume electrico. Y eso preocupa.

La sequia los últimos meses ha puesto al país al borde de una crisis energética, ya que el sistema hidroeléctrico que alimenta al 70% del territorio brasileño está funcionando por debajo del nivel seguro de represas de agua.

Según la Operadora Nacional del Sistema Eléctrico (ONS), la situación está alcanzando límites muy preocupantes. Las regiones centro-oeste y sudeste, que tienen la mayor capacidad de almacenamiento, están funcionando con el 38% de capacidad. Hace 13 años, en 2001, llegaron al 32% y se desató la alarma. El gobierno de Fernando Henrique Cardoso tuvo que implementar medidas de racionamiento.

publicidad

Ahora, la decision esta en manos de la presidenta Dilma Rousseff. Será su ultimo recurso porque quiere evitar a toda costa aumentar el malestar que se vive en el país donde las protestas en contra de los gastos del Mundial han ido en aumento.

"Realmente pasamos por una de las peores hidrologías de las que se tiene registro desde 1931. Nunca hubo, al mismo tiempo, una situación tan mala en los subsistemas sudeste, centro-oeste y nordeste. Vivimos una condición hidrológica extrema, bastante difícil", declaró Mauricio Tolmasquim, presidente de la Empresa de Investigación Energética.

Esta situación está afectando especialmente a San Pablo, la mayor ciudad del país. El Sistema Cantareira, que alimenta a Gran San Pablo, pasó de tener su capacidad en el 62,3% en mayo del año pasado a tenerla en un 10,5%, el mínimo histórico. Como se estima que esta cantidad de agua alcanza para 3 meses, se ofrecieron descuentos del 30% a usuarios que ahorren el 20% de agua este mes.

Teniendo en cuenta que en el primer trimestre del año el consumo de energía eléctrica aumentó un 6%, el gobierno de Rousseff aceleró la compra de gas natural licuado y lanzó un paquete de ayuda de 5,400 millones de dólares para que no se les pase el aumento en el costo a los usuarios.

La situación es particularmente crítica cuando faltan casi 35 días para el Mundial y se espera la llegada de 600 mil visitantes extranjeros. En total, 3,6 millones de personas se moverán por el país durante el torneo, según la Oficina de Turismo de Sao Paulo.

publicidad

La ONS afirmó ayer que propondrá "medidas adicionales" para garantizar el abastecimiento de energía en el país si las condiciones meteorológicas se agravan a partir de mayo.

Sin embargo, descartó, por el momento, la necesidad de realizar cortes de energía para asegurar el abastecimiento, debido a los bajos niveles de los reservorios por causa de la sequía que atraviesan algunas zonas del país.

"Los estudios técnicos realizados de acuerdo con criterios vigentes, con base en la actual situación de los reservorios y en las condiciones hidrológicas previstas, no indican la necesidad de adopción de cortes de energía", afirma un comunicado emitido por la ONS.

La falta de precipitaciones que afectó al sur y sureste de Brasil en verano, periodo de lluvias en Brasil, ha llevado a las presas de las centrales hidroeléctricas a niveles mínimos, en especial en la región sureste y centro-oeste del país, donde se produce la mayoría de la energía del país.

"En caso de que se agraven las condiciones hidrológicas en el periodo de mayo a noviembre, de manera diferente de lo que actualmente se espera, la ONS podrá proponer medidas adicionales a las autoridades sectoriales, de forma que quede garantizado el abastecimiento de energía eléctrica para la sociedad", advirtió la operadora.

Por otra parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció en las últimas horas la concesión de un préstamo de 170 millones de dólares para mejorar el sistema de abastecimiento de agua potable y alcantarillado en el Distrito Federal de Brasil.

publicidad

El BID indicó en nota de prensa que el proyecto prevé "ayudar a la conexión de 13,498 residencias a la red de agua potable, la rehabilitación de cuatro plantas potabilizadoras, la interconexión de tres sistemas de abastecimiento y rehabilitación de siete reservorios urbanos de agua".

Asimismo, más de 17,000 residencias se conectarán a la red de alcantarillado, que contará con más de 45.8 kilómetros rehabilitados, y mejorará así la conducción y tratamiento de aguas servidas.

Uno de los principales objetivos es atender la demanda de agua potable de la creciente población de Brasilia y localidades adyacentes a través de acciones que aumenten la seguridad de la oferta de agua, principalmente en periodos de sequía.

Con información de EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad