publicidad
.

La primera presidenta de Costa Rica logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272...

La primera presidenta de Costa Rica

La primera presidenta de Costa Rica

Su perseverancia para llegar a la cima es un gran logro, no sólo para ella sino para las mujeres alrededor del mundo.

A los 50 años de edad Laura Chinchilla, casada y con un hijo adolescente, es la primera mujer elegida como presidente de Costa Rica y la novena en America Latina. Ahora forma parte de ese distinguido grupo de mujeres que han llegado a la primera magistratura, comenzando con Isabel Peroón de Argetina, y del que también hacen parte, entre otras, Violeta Chamorro de Nicaragua, Mireya Moscoso de Panama, la actual presidenta de Argentina Cristina Fernandez y la Presidenta de Chile Michelle Bachelet. cuyo periodo presidencial termina el mes próximo. El asenso de Chinchilla, del oficialista Partido de Liberación Nacional, fue el resultado de una meticulosamente planeada campaña política que lleva años preparando. Su padre fue su primer ejemplo a seguir, al ser controlador del país durante 15 años. Ella estudió ciencias políticas en la Universidad de Costa Rica y obtuvo una maestría de la prestigiosa Universidad de Georgetown. Cuando tenía tan solo 35 años fue nombrada viceministra de seguridad pública en su país y dos años después se convirtió en la primera mujer en encabezar ese ministerio. Posteriormente sirvió cuatro años como legisladora y fue vicepresidenta bajo el gobierno del Presidente Oscar Arias. Ultra conservadoraChinchilla, de línea ultra conservadora, les dijo a sus seguidores tras ganar con el 47 por ciento del voto, que su principal reto sería luchar contra el crimen, la violencia y el narcotráfico. "Tenemos que recuperar nuestra tranquilidad", dijo. Y en efecto, por años, Costa Rica ha sido ejemplo de la tranquilidad; un destino preferido para extranjeros que buscan donde retirarse, para los amantes de las playas y el eco-turismo. El crimen, la violencia y el narcotráfico no serían las palabras usadas para describir a este paraíso centroamericano hasta ahora. Una reciente encuesta de la empresa Unimer muestra que el 27 por ciento de los costarricenses consideran el crimen como el principal problema que enfrenta el país. Hace siete meses, únicamente el 16 por ciento lo consideraba así. Hace dos años hubo 435 asesinatos, un incremento del 25 por ciento desde el 2007, y el mayor número de crímenes violentos en la historia del país. En la guía de países del Departamento de Estado hay siete párrafos sobre el crimen y la violencia en Costa Rica advirtiéndole a los turistas que planean viajar allí. Narcoviolencia, el retoEl país centroamericano se ha convierto en unos de los principales centros de transporte de estupefacientes de Colombia hacia los Estados Unidos. En una reciente entrevista, Chinchilla expresó su preocupación por la violencia generada por el narcotráfico en su país. Dijo que incrementaría el presupuesto de agencias policiacas, crearía un cargo de zar anti-drogas y pediría mayor cooperación internacional. Durante su campaña presidencial, Chinchilla tambien fue muy abierta sobre su postura en contra del aborto y fue la única aspirante a la presidencia en participar en la Marcha por la Vida y Familia, organizada por un grupo de líderes de la iglesia que se oponen a la legalización del aborto y el reconocimiento de parejas homosexuales. María José Chávez, dirigente de la organización feminista costarricense Cefemina, considera que el triunfo de Chinchilla no necesariamente traerá mejoras a los derechos de las mujeres. "Ella dijo que ser una mujer no significaba nada, porque hombres y mujeres somos iguales. Esas declaraciones nos terminaron de confirmar que no esperamos cambios en nuestras reivindicaciones", dijo. Relación Iglesia-EstadoSin embargo, el liderazgo de la iglesia católica en San José felicitó a Chinchilla, quien anda con un rosario en el cuello. El Arzobispo de Costa Rica recalcó que "la Iglesia y el Estado somos independientes, pero no indiferentes", por lo que "aquellos proyectos donde el ser humano sea el eje central tendrán siempre nuestro apoyo".La presidenta electa respondió comprometiéndose a "la defensa de la verdad y de los valores que la Iglesia ha pregonado", y aseguró que éstos estarán al centro de su gobierno. Sin duda, la nueva presidenta tendrá las manos llenas durante los próximos cuatro años, tratando de devolverle a su país la tranquilidad que lo había caracterizado. Al margen de algunas de sus posturas sobre los derechos reproductivos de la mujer, que son percibidas como un revés para feministas, su perseverancia para llegar a la cima como una mujer inteligente y preparada es un gran logro, no sólo para ella sino para mujeres alrededor del mundo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad