publicidad
La CIA calificó el interrogatorio a Gul como una historia exitosa, argumentando que ayudó a exponer a la fuente original como un embustero.

La mitad de los estadounidenses piensan que la tortura es justificada

La mitad de los estadounidenses piensan que la tortura es justificada

Un  51% de los estadounidenses considera justificado el uso de la tortura para interrogar a sospechosos.

La CIA calificó el interrogatorio a Gul como una historia exitosa, argum...
La CIA calificó el interrogatorio a Gul como una historia exitosa, argumentando que ayudó a exponer a la fuente original como un embustero.

Un  51% de los estadounidenses considera justificado el uso de la tortura para interrogar a sospechosos, mientras que solamente un 29% no justifica estos métodos practicados por la CIA y denunciados recientemente en un informe del Senado, según un sondeo recientemente publicado.

publicidad

Un 20% de los encuestados dice no tener opinión al respecto, precisó el estudio del centro de investigación Pew.

Por otro lado, 56% estima que el uso de la tortura durante los interrogatorios permitió obtener datos que han impedido la realización de atentados.

El 28% piensa lo contrario y el 16% no tiene una postura sobre este tema.

Además, 42% de los estadounidenses piensa que la publicación del informe sobre estas prácticas por parte del Senado fue "una buena decisión" y 43% piensa que fue una "mala decisión".

Un 15% no tiene opinión.

El sondeo fue llevado a cabo por teléfono entre el 11 y 14 de diciembre. Fueron entrevistados 1,001 adultos que viven en Estados Unidos.

EEUU hizo cosas que violan la esencia de lo que somos como pueblo /Univision

El informe de la Comisión de Inteligencia del Senado, publicado el martes pasado, describe cómo los detenidos fueron torturados durante días en la oscuridad, colgados de las manos, provados del sueño y hasta alimentados por la fuerza mediante a vía rectal.

La semana pasada el Senado presentó un polémico informe sobre las torturas llevadas a cabo por la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (CIA). La institución llevó a cabo prácticas de interrogatorio "más brutales" de lo que había admitido en los años posteriores a los ataques del 11 de septiembre y además sus resultados no fueron efectivos.

Así lo indicó el informe del Comité de Inteligencia del Senado, divulgado tras cinco años de investigaciones sobre ese asunto.

publicidad

El documento analiza el uso de polémicos procesos de interrogatorio a sospechosos y miembros de la red Al Qaeda retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia en los ocho años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11-S).

Según el estudio, los detenidos tras los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York sufrieron prácticas como la privación de sueño durante más de una semana y la amenaza continua de que no iban a salir vivos de la custodia a la que estaban siendo sometidos.

El polémico informe

Entre otras cosas, el texto indica que, con la aprobación del personal médico de la CIA, al menos cinco de los prisioneros fueron sometidos a procedimientos "médicamente innecesarios" de "alimentación rectal" o "hidratación rectal" y otros tantos a baños de hielo.

"Uno de los interrogadores le dijo a otro detenido que nunca irían a juicio" porque no podían "dejar nunca saber al mundo qué les habían hecho", relata el informe.

"Agentes de la CIA también amenazaron al menos a tres detenidos con hacer daño a sus familias, incluyendo a los hijos de un detenido, y con abusar sexualmente de la madre de otro y 'rajarle la garganta a su madre'", detalla el texto.

El informe del Senado describe, asimismo, las prácticas de asfixia simulada practicadas al reconocido como cerebro del 11-S, Khalid Shaikh Mohammed, así como a otros detenidos, definidos como "series de ahogamientos" que en muchas ocasiones les producían vómitos.

El director de la CIA reaccionó al informe revelado sobre el uso de torturas /Univision

La senadora demócrata Dianne Feinstein, presidenta del comité, presentó ante el pleno de la Cámara alta el estudio.

Feinstein dijo que "nunca hubiera sido un buen momento para publicarlo", dado su contenido y la inestabilidad internacional en zonas como Oriente Medio, pero insistió en la necesidad de que sea utilizado "para restablecer los valores del país".

De hecho, el Pentágono y el Departamento de Estado de EEUU instruyeron la semana pasada a sus puestos en todo el mundo para revisar su seguridad por la posibilidad de "agitación" a raíz de la divulgación del informe.

La legisladora, que dirigió la redacción del texto, explicó que "ningún agente de la CIA, ni directores de la CIA" informaron al entonces presidente de EEUU, George W. Bush, sobre las técnicas que realmente estaban poniendo en práctica.

publicidad

Las conclusiones del informe "dejan claro cómo este programa era moral, legal y administrativamente un error", agregó la senadora.

Ante la publicación del informe, el presidente de EEUU, Barack Obama, insistió en que las prácticas de tortura durante la conocida "guerra contra el terror" no ayudaron a los "esfuerzos contra el terrorismo" ni a los intereses de seguridad nacional del país.

El documento "refuerza mi opinión de que estos duros métodos no sólo fueron incoherentes con nuestros valores como nación, sino que no fueron de servicio a nuestros esfuerzos generales contra el terrorismo ni nuestros intereses de seguridad nacional", aseveró Obama.

Técnicas Severas de Interrogatorio fueron usadas para información sobre Bin Laden /Univision

"Además, estas técnicas hicieron un daño significativo a la imagen de EEUU en el mundo e hicieron que fuera más difícil perseguir nuestros intereses con nuestros aliados y socios", subrayó Obama, quien prohibió su uso al llegar a la Casa Blanca.

El director de la CIA, John Brennan, defendió que la información extraída de las torturas fue "crucial" para entender a Al Qaeda y aún es útil para sus esfuerzos contra el terrorismo.

"Nuestra propia revisión (del programa) indica que los interrogatorios de detenidos en los que se usaron 'técnicas de interrogatorio mejoradas' (como se refiere la CIA a las polémicas prácticas) sí produjeron información de inteligencia que ayudó a frustrar planes de ataque, capturar a terroristas y salvar vidas", aseguró Brennan.

publicidad

Al respecto, el senador John McCain, uno de los republicanos involucrados en el esclarecimiento de lo ocurrido, reiteró tras la presentación del texto que "la tortura produce más información errónea que confiable" y remarcó que supone "un insulto" para aquellos agentes de la CIA que sí hacen bien su trabajo.

Sin embargo, el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConell, y el republicano de más alto rango en el Comité de Inteligencia de la Cámara alta, Saxby Chambliss, consideraron que el informe "distorsiona" la realidad y tiene "motivaciones ideológicas".

El estudio, que consta de más de 500 páginas y abarca desde finales de 2001 hasta comienzos de 2009, revela, entre otros detalles escabrosos, que de los 119 detenidos bajo el programa de interrogatorios de la CIA, al menos 26 fueron retenidos por error.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad