publicidad

La IV Flota "no es ofensiva"

La IV Flota "no es ofensiva"

El secretario de Estado adjunto para Asuntos Latinoamericanos, Thomas Shannon, intenta disipar temores.

"Colaboración y respeto"

WASHINGTON, DC - El secretario de Estado adjunto para Asuntos Latinoamericanos de Estados Unidos, Thomas Shannon, dijo que la IV Flota naval que prevé restablecer Washington "no es ofensiva" y va a "respetar los mares territoriales, sin ingresar en ríos ni en el área litoral de ningún país".En una rueda de prensa que ofreció tras reunirse con la presidenta argentina, Cristina Fernández, Shannon sostuvo que "la actividad de la Armada de Estados Unidos en el Caribe, el Atlántico y el Pacífico es de colaboración y respeto a todos los países".

El funcionario estadounidense aclaró también que "no se trata de una nueva flota de la Armada", sino que "se busca optimizar los barcos que están en el Atlántico, el Pacífico y el Caribe".

"No tiene capacidad ofensiva, no posee portaaviones ni barcos de guerra. Es más, la embarcación más grande es un barco hospital", remarcó.

Shannon enfatizó que Estados Unidos tiene "un compromiso con la democracia y la justicia social", y agregó que su país busca ser "un factor de estabilidad" en las naciones de la región que tienen problemas de pobreza, exclusión y desigualdad social.

El restablecimiento de la IV Flota era una de las preocupaciones que Argentina había anunciado que iba a plantear a Shannon en su segunda visita del año a este país suramericano, en el que permanecerá hasta el sábado.

publicidad

Por mares de la región

"Estamos preocupados por la falta de consultas. Entre países amigos, una iniciativa de este tipo primero es conversada", dijo hace unos días el vicecanciller argentino, Victorio Taccetti.

La Marina de Estados Unidos anunció que, a partir de julio y con base en Mayport (Florida), la IV Flota naval de la mayor potencia militar del mundo volvería a navegar por los mares de la región.

Dicha flota nació en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, para reforzar la defensa del continente contra ataques de aviones y submarinos alemanes y japoneses, pero fue disuelta cinco años después del fin de ese conflicto.

Taccetti señaló que al Gobierno argentino le preocupa "cuál es el sentido de esta flota" y sostuvo que esta misma posición es compartida por otros países de la región.

Shannon llegó hoy a Buenos Aires, al frente de una delegación de funcionarios de su país, para poner en marcha una ronda de consultas políticas al más alto nivel que Argentina y Estados Unidos acordaron en abril pasado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad