publicidad

La Casa Blanca se burló de los Clinton

La Casa Blanca se burló de los Clinton

Las críticas se hicieron por los comentarios a la decisión del presidente Bush de eximir de prisión a "Scooter" Libby.

"No sé cómo les llaman en Arkansas (el estado natal de Clinton) a los cara duras, pero este es un clarísimo ejemplo de eso", señaló hoy el portavoz oficial, Tony Snow, en su rueda de prensa diaria.

Snow, al hablar de las audiencias que, a instancia de los demócratas se celebrarán en el Congreso sobre el asunto, aseguró que la Casa Blanca no está preocupada por esto y dijo que los legisladores deberían, de paso, echar una ojeada a lo que ocurrió el 20 de enero del 2001.

Durante las últimas horas de su presidencia, Clinton perdonó a 140 personas, incluido el financiero fugitivo Marc Rich, un importante contribuyente de sus campañas electorales.

Clinton trató, durante una entrevista radiofónica el martes, de establecer distinciones entre esa decisión y la de Bush.

"Creo que existen pautas sobre lo que pasa cuando alguien es declarado culpable", afirmó el ex gobernante el martes.

"Es necesario entender que esto es consistente con su filosofía (la de la actual Casa Blanca). Creen que deberían de poder hacer lo que quieran y que la ley es un obstáculo menor", insistió.

Críticas por ambos lados

Por su parte, la ex primera dama y aspirante a la candidatura presidencial demócrata señaló que la decisión sobre Libby busca proteger a la Casa Blanca.

Ninguno de los dos Clinton sacó a relucir a Rich.

publicidad

El legislador demócrata John Conyers ha convocado audiencias para analizar la decisión de Bush de librar a Libby de los dos años y medio de prisión a los que había sido sentenciado por mentir durante una investigación relacionada con la filtración a la prensa del nombre de la ex espía de la CIA, Valerie Plame.

El nombre de Plame salió publicado en la prensa en julio del 2003, poco después de que su marido, el diplomático Joseph Wilson, criticara al gobierno de Bush por utilizar argumentos falsos para justificar la invasión de Irak en marzo de ese año.

La filtración fue interpretada por numerosos analistas como una venganza contra Wilson.

Bush eximió el lunes a Libby de los dos años y medio de cárcel, pero mantuvo los 24 meses de libertad condicional -que no está claro si tendrá que cumplir- y una multa de $250 mil, que -según la cadena de televisión CNN- el ex asesor de la Casa Blanca pagó este jueves.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad