publicidad

La campaña sucia embarra las c

La campaña sucia embarra las c

Los golpes bajos y las acusaciones personales son componentes inseparables de la política en Estados Unidos.

Nada nuevo bajo el sol

MIAMI – Los golpes bajos, las acusaciones personales y el despliegue de "trapos sucios" son componentes inseparables de toda campaña presidencial. Y este año no es la excepción en Estados Unidos.

La diferencia esta vez es que quienes utilizan estas tácticas no provienen necesariamente de los equipos de trabajo de los candidatos sino de un sinnúmero de personajes y agrupaciones que operan por fuera de los mismos, y que tienen sus objetivos bien definidos; destruir o erosionar la imagen de un contendiente en favor del otro.

Barack Obama, el virtual candidato presidencial por el Partido Demócrata, salió a desmentir la semana pasada al autor del libro "The Obama Nation", Jerome Corsi, quien lo presenta como un "musulmán" lleno de ira "negra".

Por su  parte, John McCain, el contendiente republicano, es el blanco de ataques de numerosos "bloggers", quienes en sus sitios de Internet ofrecen un panorama en extremo negativo del republicano, y hasta han publicando reportes infundados acerca de su salud, entre otros.

A solo días del comienzo de la Convención Demócrata en Denver, seguida de la Republicana en St.Paul/Minneapolis, y a poco más de dos meses de las elecciones presidenciales, la campaña electoral parece recalentarse con estas tácticas que le agregan sabor y sazón, pero que también causan descreimiento en el electorado que  demanda, a viva voz, el debate de ideas y propuestas por encima de estas cuestiones relacionadas con lo personal.

publicidad

Vale preguntarse si esta especie de "guerra sucia" es algo novedoso, o si ha recobrado relevancia en estas elecciones. "No hay nada nuevo en todo esto", dijo Robert McCauley, un analista político consultado por Univision Online.

"La diseminación de este tipo de acusaciones personales tiene como objetivo causar daño. Y con las herramientas con que contamos ahora, como Internet, el daño se hace muy rápido. Pero también el contraataque es rápido, inmediato", añadió.

Respecto del origen de estos "aportes", que en muchos casos son infundados y cargados de "veneno", McCauley brindó una interesante observación: "No necesariamente provienen de las campañas de uno u otro candidato, sino de terceros, de 'bloggers', de grupos que operan por fuera de las campañas, y que tienen sus objetivos bien claros".

"McCain no tiene un estilo de ataque, tiene sus manos limpias. Pero la derecha norteamericana sí. Y está más en contra de Obama que a favor de McCain. ¿Por qué? Porque McCain es bien conocido por el público en general. Ha estado en el Congreso desde hace años. Pero Obama es especial", resaltó McCauley.

Ilustre desconocido

"Antes de estas elecciones, Obama nunca fue investigado porque no tuvo oponentes que socavaran su reputación, como ocurrió en 2004. Y en ese entonces, ganó su bancada en el Congreso. Recién ahora salieron algunas cosas durante las primarias, en su disputa con Hillary Clinton, como lo del reverendo Jeremiah Wright en Chicago".

publicidad

"Como Obama es un desconocido para la mayoría de la gente, entonces todo es relevante, más aún teniendo en cuenta que se ha convertido en un relámpago político, en un fenómeno". Por esta razón, de acuerdo a McCauley, el desafío de Obama de ahora en adelante, hasta el día de elecciones en noviembre, es darse a conocer entre la gente como alguien presidenciable, alguien en quien la gente pueda confiar.

"Muchas de estas acusaciones contra Obama son y serán irrelevantes, sin fundamento; pero muchas otras también serán importantes porque tendrán que ver con información que es desconocida para la mayoría", finalizó McCauley.

La Convención Demócrata, donde se oficializará la candidatura de Obama junto a la de su compañero/a de fórmula, se llevará a cabo en Denver, Colorado, desde el 25 al 28 de agosto. La Republicana, con la unción de McCain, le seguirá inmediatamente después, en St. Paul/Minneapolis, del 1 al 4 de septiembre.

Ambos eventos políticos sirven para mostrar al electorado un frente unificado, en cada caso, con miras a los comicios presidenciales. También son un desfile de luminarias políticas y del mundo del espectáculo, precisamente porque durante un par de horas cada noche, son transmitidos por TV para todo el país y el mundo.

De ahí en más, la carrera hacia la Casa Blanca no tendrá descanso hasta el primer martes de noviembre, cuando se elija el próximo presidente de Estados Unidos, entre otros cargos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
publicidad