publicidad

La Cámara de Representantes autorizó a armar y entrenar a rebeldes sirios

La Cámara de Representantes autorizó a armar y entrenar a rebeldes sirios

Por 273 votos a favor y 156 en contra, representantes autorizaron recursos para la estrategia de Obama.

Congreso aprobó el plan de Obama para entrenar y facilitar armas a los rebeldes Sirios /Univision

La Cámara de Representantes aprobó la petición del presidente Obama de armar y entrenar a los rebeldes moderados sirios para que combatan a activistas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Irak y Siria.

La votación bipartidista, 273 a favor y 156 en contra, se produjo días después de que los legisladores se debatieran sobre las dudas del alcance y méritos de la misión.

Muchos republicanos argumentaron que la estrategia no es lo suficientemente fuerte como para derrrotar a ISIS, mientras que algunos demócratas están preocupados porque el plan de Obama podría arrastrar a Estados Unidos a otro compromiso militar de larga duración.

Ahora el proyecto de ley será enviado al Senado donde tendría que ser votado antes del viernes, precio al receso de seis semanas por la campaña de elecciones legislativas previstas para el martes 4 de noviembre.

El Senado, controlado por los demócratas, aprobarían la enmienda sin mayores contratiempos.

El liderazgo republicano de la Cámara Baja autorizó el lunes debatir el proyecto luego de una enmienda a otra ley de financiación que el Congreso debe aprobar este mes.

El debate ocurre después que el presidente Obama solicitara al Congreso dar luz verde a una iniciativa de entrenamiento como parte de una estrategia para “degradar” y “destruir” a los combatientes yihadistas del Estado Islámico que han ocupado territorios de Siria e Irak.

publicidad

Asesores y legisladores confirma el martes que tienen previsto aprobar la enmienda este miércoles, dijo la agencia Reuters.

Secretario general de la ONU respaldó la estrategia de EEUU para combatir a ISIS /Univision

El presidente del Congreso, John Boehnr (republicano de Ohio), consideró el martes que la petición de Obama es "sólida" y que no veía razones para que el Congreso no lo autorice. Sin embargo, expresó dudas de que el plan más amplio del mandatario para detener a ISIS en Irak y Siria sea suficiente.

La enmienda introducida en el Congreso otorga al Pentágono fondos para entrenar y armar a rebeldes sitios moderados que combaten a los rebeldes yihadistas.

El voto ocurre un día después que el jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin Dempsey, no descartó que soldados estadounidenses tengan que ponerse en la vanguardia del combate contra el Estado Islámico, un movimiento que podría enfrascar a Washington y sus aliados en un conflicto complejo e incierto.

publicidad

 

EEUU podría enviar soldados a la lucha contra ISIS /Univision

Dempsey dijo en una audiencia en el Senado que no descarta la posibilidad de recomendar al presidente Obama el despliegue de tropas en situaciones como un posible intento de retomar Mosul, conquistado por los yihadistas en junio.

"Si las circunstancias cambian, recomendaría que (las tropas) asesoren cerca del combate y acompañen (a las tropas iraquíes o kurdas) en este tipo de misión (...) aunque ahora mismo no lo considero necesario", explicó Dempsey ante el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, quien también testificó en una audiencia interrumpida varias veces por los pacifistas de Pink Code, dijo que "éste va a ser un esfuerzo a largo plazo", con Estados Unidos involucrado principalmente desde el aire y trabajando con aliados para que lleven la iniciativa bélica sobre el terreno, reportó la agencia española Efe.

publicidad

Hagel aseguró que el Estado Islámico es una amenaza para la estabilidad de toda la región de Oriente Medio, desde el Líbano hasta Arabia Saudí.

En medio del debate, el senador Marco Rubio (republicano por Florida), se colocó el miércoles como el más militarista entre los republicanos que aspiran a la presidencia, abogando por más gastos militares y más intervenciones en el extranjero en momentos en que Estados Unidos confronta al grupo extremista Estado Islámico en Irak y Siria.

Rubio respalda la estrategia de Obama de armar a grupos rebeldes moderados en Siria que se enfrentan con los extremistas, y dice que el envío de tropas estadounidenses de combate pudiera ser necesario para frenar la marcha del Estado Islámico en el Oriente Medio.

Estados Unidos ha enviado poco más de 1,600 militares estadounidenses a suelo iraquí para operar como asesores militares, personal de inteligencia, operadores de drones y seguridad diplomática, un nivel inédito desde el fin de la guerra en ese país que se libró entre 2003 y 2011.

A la fecha Washington ha realizado 162 ataques aéreos, aplicando lo último en inteligencia militar para marcar objetivos de ISIS y coordinarse con las tropas iraquíes y los "peshmerga" kurdos, para que retomen el territorio ocupado por los yihadistas suníes, que se extienden desde Siria al norte de Irak.

publicidad

La estrategia militar del Pentágono en Irak es "acosar al EI desde múltiples direcciones" con la ayuda del Ejército iraquí y los "peshmerga" kurdos, para que se retiren a Siria, donde la oposición moderada a Bachar Al Asad entrenada por Washington acabaría con los bastiones yihadistas.

El senador republicano y excandidato presidencial, John McCain (Arizona), el plan de Obama para entrenar a rebeldes sirios y la aprobación de fondos por $500 millones es "pura falacia".

McCain criticó que Obama descartara en 2012 armar a la oposición moderada al presidente sirio Bachar al Asad al comienzo de la guerra civil, cuando esas milicias eran aún capaces de tomar la iniciativa en un conflicto que se ha inclinado del lado de Damasco y de los extremistas, también opositores del régimen.

El Pentágono asegura que no serán necesarios estadounidenses sobre el terreno en Siria y los nuevos miembros de la oposición moderada del Ejército Libre Sirio deberán ser responsables de defenderse y conseguir avances en una guerra civil caótica.

El Pentágono espera poder tener una primera fuerza opositora operativa, reclutada en general entre la población siria desplaza, en aproximadamente un año, una vez el Congreso provea el dinero y la autorización necesaria.

(Con información de Efe).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad