publicidad

Jurado hispana dice que ‘Zimmerman se salió con la suya’

Jurado hispana dice que ‘Zimmerman se salió con la suya’

La jurado hispana dice que Zimmerman se salió con la suya porque no pudieron probar su culpabilidad por la ley de autodefensa de Florida.

Lo protegió la ley de autodefensa de Florida

La jurado puertorriqueña que junto a otras cinco mujeres absolvieron a George Zimmerman del crimen del joven afroamericano Trayvon Martin en Estados Unidos, dijo este jueves que el acusado "se salió con la suya" pero que ellas no pudieron probar su culpabilidad gracias a la ley de autodefensa de Florida.

Opina en nuestros foros

"No pudimos encarcelar a este hombre a pesar de que en nuestros corazones sentimos que era culpable", dijo la jurado B-29, en una entrevista exclusiva al programa "Good Morning America" de la cadena ABC que transmitirá su contenido el jueves en la noche y el viernes en la mañana.

La mujer agregó que tras el polémico veredicto siente que le debe una disculpa a los padres de Trayvon Martin, pero al mismo tiempo recalcó que con base en las evidencias y la ley de armas de Florida, no pudieron tomar otra decisión fundándose en las instrucciones que le dio la jueza Debra Nelson.

"George Zimmerman se salió con la suya del asesinato, pero no puedes salirte con la tuya con Dios", agregó esta enfermera portorriqueña de 36 años, madre de ocho niños, y que fue seleccionada como jurado cinco meses después de mudarse al condado de Seminole -centro de Florida- desde Chicago (norte del país).

La mujer decidió dar la cara en el programa a cargo de la periodista Ribin Roberts pero pidió que fuera identificada únicamente como Maddy.

publicidad

La ley no podía probar su culpabilidad: Jurado B-29

Esta fue la única miembro del jurado perteneciente a una minoría étnica entre cinco mujeres blancas que decidieron el veredicto de un caso ocurrido en febrero de 2012 en Sanford, centro de Florida, y que desde el principio estuvo teñido de acusaciones de racismo.

"Al final del día él va a tener muchas preguntas y respuestas con las cuales lidiar. Pero la ley no lo podía probar", dijo Maddy.

Zimmerman, de padre estadounidense y madre peruana, que prestaba servicio como vigilante voluntario en la urbanización privada donde vivía, reconoció que disparó y mató a Martin en Sanford el 26 de febrero de 2012, pero mantuvo que lo hizo en defensa propia tras ser atacado por el joven desarmado de 17 años.

"Fue allí donde me sentí confundida (pues) si una persona mata a alguien, entonces luego te acusan por eso", dijo Maddy. "Pero a medida que fui leyendo la ley, entendí que si usted no tiene ninguna prueba de que él lo mató intencionalmente, no se puede decir que es culpable", explicó la ex jurado.

Maddy también consideró que este caso no debió llevarse a juicio y siente que fue todo un asunto publicitario.

La ley de armas de Florida, conocida como "Defienda su Posición", es una de las más permisivas en el país al establecer que se puede disparar siempre que una persona se sienta amenazada de muerte o en peligro de ser atacada.

publicidad

Por este argumento Zimmerman no fue detenido tras matar a Trayvon Martin, lo cual desencadenó varias protestas en el país, principalmente de afromaericanos, que reclamaron su arresto y juicio por un caso que ven como una violación de los derechos civiles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad