publicidad
La política del 'no preguntes, no digas' está en el centro de la polémica desde hace meses.

Jueza ordenó el cese de la exclusión de soldados que se declaran homosexuales

Jueza ordenó el cese de la exclusión de soldados que se declaran homosexuales

Jueza ordenó el cese de la exclusión de soldados que se declaran homosexuales

La política del 'no preguntes, no digas' está en el centro de la polémic...
La política del 'no preguntes, no digas' está en el centro de la polémica desde hace meses.

Política de la era Clinton es inconstitucional

La jueza federal Virginia Phillips le ordenó a las fuerzas militares de Estados Unidos que frenen el uso de la política que permite expulsar de las fuerzas armadas a las personas que revelan su homosexualidad, según reportaron varios medios, incluida la cadena CNN.

El fallo histórico el martes de la jueza federal de distrito fue ampliamente elogiado por las organizaciones que defienden los derechos de los gays, que le acreditaron haber logrado lo que el presidente Barack Obama y los demás políticos de Washington no pudieron.

Los abogados del Departamento de Justicia cuentan con 60 días para apelar. Los expertos legales dicen no tener ninguna obligación legal y podrían permitir que el fallo de Phillips permanezca.

publicidad

El gobierno federal está revisando el fallo y no tiene comentarios de inmediato, dijo Tracy Schmaler, vocera del Departamento de Justicia.

Phillips declaró la ley inconstitucional después de un juicio de dos semanas sin jurado en un tribunal federal de Riverside, y dijo que emitiría una orden judicial válida en todo el país.

La organización Lawyers for the Log Cabin Republicans, que logró un fallo de una corte federal para declarar inconstitucional la prohibición a que personas abiertamente gays sirvan en las fuerzas armadas, había presentado semanas atrás su propuesta ante la corte de Riverside, California, para pedir que la jueza Virginia A. Phillips imponga una orden mundial sobre esa política, conocida como "no preguntes; no digas".

Phillips ya había determinado que esa política viola los derechos al debido proceso y a la libre expresión de los gays y lesbianas.

La jueza le había pedido a la organización datos para redactar una orden.

La política del 'no preguntes, no digas' fue aprobada por el Congreso durante la presidencia de Bill Clinton. Los uniformados homosexuales pueden servir en las fuerzas armadas siempre y cuando no revelen su orientación sexual.

Esta medida está siendo fuertemente cuestionada desde hace meses y muchas de las críticas apuntan al presidente Obama, quien pese a estar a favor de su eliminación, no ha hecho nada concreto al respecto.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad