publicidad

Juez decidió desconectar a la hispana embarazada con muerte cerebral

Juez decidió desconectar a la hispana embarazada con muerte cerebral

Se determinó que se le retiren a la mujer los respiradores y ventiladores a más tardar la tarde del próximo lunes.

El juez R.H Wallace Jr. ordenó a un hospital de Fort Worth que declararan como muerta a Marlise Muñoz, la mujer con muerte cerebral hospitalizada en Texas, y la desconectaran de los aparatos que la mantienen con vida.

Tras escuchar los argumentos de los abogados de la familia de Marlise Muñoz, y del hospital John Peter Smith de Fort Worth, el juez tomó una determinación a favor de la familia.

Previamente, los abogados de la familia solicitaron al juez que pidiera que la mujer sea desconectada a pesar de la oposición del hospital, argumentando que las pruebas practicadas al feto de 22 semanas demostraron que es "anormal".

Drama familiar en Texas por una paciente con muerte cerebral y embarazada /Univision

Los familiares presentaron el pasado 14 de enero una demanda para que la Justicia apoyara su voluntad de desconectarla del respirador, y finalmente este viernes se llegó a un veredicto.

Por su parte, funcionarios del hospital habían afirmado que están obligados por ley estatal a prohibir la suspención del tratamiento de una paciente embarazada. Pero varios expertos entrevistados por The Associated Press dijeron que el hospital está aplicando mal la ley.

El caso ha sucitado dudas sobre la atención hasta el final de la vida útil y si se considera legal mantener a una mujer embarazada medica y legalmente muerta con vida por el bien del feto.

La mujer, de 33 años, que sufrió una embolia pulmonar había manifestado en vida a su esposo que no quería que la mantuvieran con vida con soporte artificial en caso de caer en coma.

publicidad

Leer nota: Dos casos antagónicos reabren el debate sobre la muerte cerebral en EEUU

Los abogados han detallado las condiciones actuales del feto: padece hidrocefalia, un trastorno generado por una acumulación excesiva de agua en el cerebro, que generalmente daña las principales funciones cerebrales y puede provocar parálisis.

"También parece que sufre otras anormalidades, incluyendo un posible problema en el corazón, que no se puede determinar de forma específica debido a la naturaleza inmóvil del cuerpo difunto de la señora Muñoz", se añade en el comunicado.

En este sentido, los abogados subrayan "la privación de oxígeno durante un periodo de tiempo indeterminado" a la que fue sometido el embrión, sostienen que se encuentra "dentro de un cuerpo muerto" y aseguran que la situación tiene a la familia "horrorizada, angustiada y triste".

Los abogados consideran asimismo que la información sobre el feto es "altamente privada y sensible", pero justifican que la publican para acabar con "malentendidos sobre las condiciones del feto o del estado del cuerpo muerto de Marlise Muñoz".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad