publicidad
El estadio de Denver lució repleto de jóvenes en agosto del año pasado cuando Obama fue nominado.

Jóvenes desencantados con demócratas

Jóvenes desencantados con demócratas

Un estudio pone de manifiesto el desgaste en el apoyo de las personas de entre 18 y 29 años al Partido Demócrata.

El estadio de Denver lució repleto de jóvenes en agosto del año pasado c...
El estadio de Denver lució repleto de jóvenes en agosto del año pasado cuando Obama fue nominado.

Los hallazgos son significativos porque ofrecen más pruebas de que la coalición diversa de votantes atraídos por Obama en el 2008 -incluidos altos números de personas que votaron por primera vez, minorías étnicas y jóvenes- no son votantes que siempre y necesariamente apoyarán al Partido Demócrata.Aunque los adultos jóvenes siguen siendo decididamente progresistas, la encuesta mostró que la ventaja de los demócratas entre las personas de entre 18 y 29 años se ha reducido sustancialmente, de un récord de 62% en el 2008 (contra 30% de los republicanos), a 54% (contra 40% de los republicanos) en diciembre pasado.Fue el mayor salto porcentual de quienes se identificaron como simpatizantes de los republicanos entre un grupo de cualquier edad.El entusiasmo de los adultos jóvenes por votar también está menguando.Durante las elecciones presidenciales, la participación de las personas de entre 18 y 29 años fue la mayor en años, representando casi el 20% en muchos estados, incluidos Virginia y New Jersey, debido en parte a una mayor participación de jóvenes afroamericanos e hispanos.Ese porcentaje, sin embargo, cayó a la mitad para las elecciones de gobernador de esos estados en noviembre, donde los republicanos consiguieron triunfos, luego que algunos grupos de negros presionaron a Obama para que hiciera más a fin de mitigar el impacto económico derivado de los embargos de viviendas y los latinos vieron pocos progresos en la reforma de inmigración.Los adultos jóvenes fueron también los que menos probabilidades tuvieron, entre todos los grupos, de identificarse como votantes regulares."Esta es una generación de adultos jóvenes que se lanzó a la política en el 2008", dijo Paul Taylor, vicepresidente ejecutivo del Pew Research Center y coautor del reporte. "Pero un año y medio después, ellos mostraron señales de desilusión con el presidente y, quizás, con toda la política".Los demócratas vieron evidencias de esto en noviembre pasado, cuando los republicanos desbancaron del poder a los demócratas en las elecciones de gobernador en New Jersey y Virginia.Los votantes jóvenes, nuevos y de minorías que apoyaron a Obama en el 2008, no acudieron a votar en la misma proporción por los dos candidatos demócratas.Lo mismo ocurrió en las elecciones para senador por Massachusetts, el mes pasado.La lección es que ningún partido puede contar con el voto incondicional de las personas de entre 18 y 29 años, que suelen acudir a las urnas con menos frecuencia que otros grupos de la población pero pueden marcar la diferencia si un candidato los convence.Y eso significa que la carrera ha comenzado entre los republicanos y los demócratas para convencer a la siguiente generación de electores.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad