publicidad

Jared Loughner compareció ante la corte en Arizona

Jared Loughner compareció ante la corte en Arizona

El joven Jared Loughner, de 22 años, acusado por el tiroteo en un mitin político en Tucson, Arizona, que dejó seis muertos, compareció en la corte de Phoenix el lunes, esposado y con la cabeza rapada ...

Enfrentaría pena de muerte

ARIZONA - El acusado del tiroteo de Tucson (Arizona) compareció hoy por primera vez ante el juez en una audiencia en la que se planteó la posibilidad de pena de muerte, mientras las primeras investigaciones perfilan un ataque cuidadosamente planeado. Durante la comparecencia, Jared Lee Loughner se mostró serio, callado y mirando para todos lados, con una actitud dispersa.

Esposado y con la cabeza rapada, Jared Lee Loughner, de 22 años, apareció en el tribunal federal de Phoenix dos días después de irrumpir en un acto de la congresista demócrata Gabrielle Giffords en Tucson y abrir fuego contra 20 de los asistentes.

El tiroteo acabó con las vidas de seis personas e hirió a otras catorce, entre ellas Giffords, que hoy seguía hospitalizada en estado crítico pero estable después de que una bala le traspasara el cráneo.

El acusado, que quedó detenido sin posibilidad de fianza tras la audiencia, escuchó y asintió mientras el juez leía los cinco cargos a los que se enfren.

Aunque la acusación aún no ha anunciado la sentencia que perseguirá para Loughner, los rumores de que será la pena capital se han disparado al salir a la luz los primeros resultados de la investigación, que muestran a un joven mentalmente inestable que planeó metódicamente el asesinato de Giffords.

Pese a que según el alguacil del condado de Pima, Clarence Dupnik, el propio acusado "no está diciendo una palabra" a la Policía, un simple registro de la casa de sus padres bastó para hallar un sobre con las palabras "lo planeé con antelación" y "mi asesinato" escritos en él, junto al nombre "Giffords".

publicidad

El juez federal aprobó la asignación de Judy Clarke como abogada de Loughner y fijó una audiencia preliminar para el 24 de enero.

Clarke fue quien representó al conspirador de los atentados del 11 de septiembre de 2001 Zacarias Moussaou.

Loughner parecía prestar especial atención a las preguntas del juez Michael Anderson, incluso cuando le pidieron corroborar su firma en un documento encontrado por los investigadores después del tiroteo del sábado que dejó en conmoción a Estados Unidos.

"Sí, esa es mi firma", dijo Loughner sentado en el banquillo de los acusados, con un golpe en su frente y vistiendo un uniforme marrón para los presos. El joven estuvo esposado durante la audiencia que duró menos de 15 minutos.

No se declaró culpable

El acusado no hizo ninguna declaración de culpabilidad o inocencia, cuando le leyeron los cargos en su contra, incluido el de intento de asesinato de una miembro del Congreso, la representante Giffords.

Giffords, de 40 años, resultó herida en la cabeza en el tiroteo del sábado antes de que Loughner empezara a disparar contra la audiencia al mitin, donde mató a seis personas, incluido un juez federal y una niña de 9 años.

En el último parte médico del lunes, los médicos dijeron que la congresista continuaba en estado crítico pero respondiendo a las órdenes básicas de los doctores, lo cual alimentaba las esperanzas de su recuperación.

publicidad

Las autoridades dijeron que Loughner, un joven con problemas de conducta que fue expulsado el año pasado de un instituto universatario público, disparó 31 balazos antes de ser dominado por personas de la audiencia.

El joven estaba recargando su pistola semiautomática Glock 9mm cuando un par de espectadores de la tragedia se abalanzaron sobre él para impedir que siguiera su matanza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad