publicidad

Iraní niega participación en complot para matar embajador saudita

Iraní niega participación en complot para matar embajador saudita

Manssor Arbabsiar, un estadounidense de origen iraní de 56 años, compareció brevemente ante el juez

Compareció ante el juez

NUEVA YORK " Uno de los dos hombres acusados de haber participado en una trama terrorista presuntamente orquestada por Irán que pretendía atentar contra las embajadas de Arabia Saudí e Israel en Washington y asesinar al embajador saudí se declaró ayer inocente en su comparecencia ante el juez en Nueva York.

Así lo confirmó ayer un portavoz de la Fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York, quien precisó que Manssor Arbabsiar, un estadounidense de origen iraní de 56 años, compareció brevemente ante el juez federal John Keenan y se declaró "no culpable" de los cinco delitos que le imputan.

Arbabsiar fue acusado formalmente la semana pasada junto a Gholam Shakuri, de nacionalidad iraní, de cinco cargos criminales por conspiración para asesinar a un funcionario extranjero, conspiración para el uso de armas de destrucción masiva y para cometer un acto de terrorismo internacional, entre otros delitos.

El acusado, que volverá a comparecer ante el juez el próximo 21 de diciembre, tiene pasaporte estadounidense, vive en Nueva York, y fue detenido el pasado 29 de septiembre en el aeropuerto John F. Kennedy, mientras que el otro acusado es un supuesto miembro de la Guardia revolucionaria de Irán que continúa en paradero desconocido.

El Gobierno estadounidense acusó el pasado 11 de octubre a Irán de estar detrás de ese complot terrorista, e indicó entonces que el régimen de Teherán pagó un millón y medio de dólares a Shakuri y Arbabsiar, acusaciones que fueron inmediatamente rechazadas por las autoridades iraníes.

publicidad

La Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) tuvo conocimiento del complot cuando Arbabsiar se puso en contacto el pasado mayo en México con un informante de ese organismo, al que creía miembro de un cártel del narcotráfico, para pedir asistencia para asesinar al embajador saudí, Adel Al Jubeir.

Según los documentos presentados ante la Justicia estadounidense, en aquel encuentro se acordó que Arbabsiar, con la aprobación de Shakuri, ingresaría $100,000 en una cuenta bancaria en Estados Unidos como pago inicial para el intento de asesinato.

El Departamento de Estado instó a Irán a extraditar o juzgar a Shakuri, ante lo cual el canciller, Ali Akbar Salehi, afirmó que su Gobierno está dispuesto a estudiar el supuesto complot.

Arbabsiar enfrenta cinco cargos criminales por conspiración para asesinar a un funcionario extranjero

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad