publicidad

Investigan los motivos del asesinato de un alguacil en Texas

Investigan los motivos del asesinato de un alguacil en Texas

Mientras más de mil personas realizaron una vigilia en memoria del oficial caído, las autoridades investigan qué motivó el asesinato selectivo.

Mientras más de mil personas realizaron una vigilia en memoria del oficial caído, las autoridades buscan determinar qué pudo haber motivado a un hombre de 30 años acusado de emboscar y matar a un policía mientras cargaba gasolina en su auto patrulla en Houston, en lo que las autoridades califican como un asesinato selectivo.

Shannon J. Miles "quien ya tenía antecedentes penales" fue acusado el sábado de homicidio capital por la muerte de Darren Goforth, que había trabajado 10 años en la policía del condado de Harris.

El sospechoso fue detenido la mañana del sábado en casa de su madre, que fue quien alertó a las autoridades, y permanece en custodia, según confirmó el sargento William Kennard, del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Goforth, de 47 años, estaba cargando gasolina en una gasolinera Chevron de un suburbio de Houston el viernes a las 8:30 de la noche cuando un hombre armado se le acercó por detrás y lo baleó varias veces. El hombre siguió disparando después de que el agente se desplomó.

El policía había acudido a la gasolinera Chevron en Cypress, una zona suburbana de clase media alta del condado Harris no incorporada "que no cuenta con un gobierno municipal, sino que pertenece a divisiones administrativas de mayor tamaño" y ubicada al noroeste de Houston, después de acudir a un accidente vehicular, en una inspección de rutina.

publicidad

El jefe policial del condado de Harris, Ron Hickman, describió el ataque el sábado como un "asesinato a sangre fría".

Hickman dijo que no se ha determinado el motivo del homicidio, pero que los investigadores examinarían si Miles, que es negro, fue motivado por la ira tras los recientes asesinatos en otros lugares de hombres negros a manos de policías que detonaron el movimiento de protesta "La vida de los negros importa". Goforth era blanco.

"La vida de los policías también importa", había señalado Hickman en ese momento. "Así que, ¿por qué no retiramos el calificativo y decimos que las vidas importan?".

La fiscal de distrito del condado Harris, Devon Anderson, coincidió con Hickman.

" Hay frutos podridos en toda profesión. Eso no quiere decir que debería haber una guerra abierta declarada contra los agentes del orden público", dijo.

Unas 1,500 personas se reunieron la noche del sábado para una vigilia en la gasolinera donde Goforth fue asesinado. Colocaron ramos de flores en el lugar, así como pancartas donde se podían leer frases como “Amamos a nuestros policías” o “Todas las vidas importan”.

Las imágenes grabadas por las cámaras de vigilancia que ayudaron a identificar al sospechoso muestran también a varias personas en la escena, por lo que Hickman pidió a quienes pudieran tener datos adicionales sobre el crimen que acudan ante las autoridades.

publicidad

En tanto, un representante de la organización 100 Club, una organización sin fines de lucro que apoya a las familias de los policías y bomberos muertos durante su servicio, dijo que dará a la familia de Goforth 20,000 dólares para paliar “las necesidades inmediatas”.

Cabe recordar que el año pasado, los oficiales de policía de Nueva York Wenjian Liu y Rafael Ramos fueron asesinados en una emboscada mientras estaban dentro de su coche patrulla en Brooklyn. El miércoles pasado, el oficial de policía de Louisiana Henry Nelson fue asesinado a tiros después de responder a un llamado de violencia estatal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad