publicidad
La crecida del río Souris, que ha destrozado ya varios miles de viviendas en la ciudad de Minot en Dakota del Norte, forzó la evacuación de la pequeña localidad de Sawyer donde residen unas 350 personas.

Inundación destrozó miles de casas en Dakota del Norte

Inundación destrozó miles de casas en Dakota del Norte

La crecida del río Souris ha destrozado ya varios miles de viviendas en la ciudad de Minot en Dakota del Norte.

La crecida del río Souris, que ha destrozado ya varios miles de vivienda...
La crecida del río Souris, que ha destrozado ya varios miles de viviendas en la ciudad de Minot en Dakota del Norte, forzó la evacuación de la pequeña localidad de Sawyer donde residen unas 350 personas.

Crecida del río Souris

WASHINGTON, DC - La crecida del río Souris, que ha destrozado ya varios miles de viviendas en la ciudad de Minot en Dakota del Norte, forzó hoy la evacuación de la pequeña localidad de Sawyer donde residen unas 350 personas.

Las autoridades dijeron temer que las lluvias registradas este sábado provoquen una crecida todavía mayor del Souris, que registra niveles superiores al récord alcanzado en 1881.

Según la cadena de televisión CBS, la crecida del río ha superado un metro en las últimas 24 horas.

La crecida del río ha anegado al menos cuatro mil viviendas en Minot y forzado la evacuación de más de 12 mil personas, una cuarta parte de la población.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) ha prometido ayuda a las víctimas de las inundaciones.

publicidad

La Guardia Nacional tiene a cerca de 900 miembros trabajando en la zona en tareas como la construcción de diques de contención.

Esperan que lo peor haya pasado

El gobernador de Dakota del Norte dijo que es alentador que haya bajado de velocidad.

El Souris superó el viernes un récord de 130 años, alimentado por fuertes lluvias y el agua liberada de presas río arriba.

Sin embargo, funcionarios de Minot, la cuarta ciudad más grande de Dakota del Norte, dijeron esperar que lo peor de las inundaciones ya haya pasado, luego de que más de cuatro mil casas resultaron dañadas por el agua.

La crecida del río amainaba. Inicialmente se hizo una proyección de 2.6 metros (ocho pies y medio) por encima del nivel de inundación importante, pero la tarde del sábado estaba dos metros (seis pies y medio) arriba de esa marca.

El gobernador Jack Dalrymple dijo que el plan de lucha contra las inundaciones se "mantiene muy bien", salvo que vuelva a llover nuevamente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad