publicidad
.

Instan a incocumentados a responder el Censo ya que garantizan que será...

Instan a incocumentados a responder el Censo ya que garantizan que será confidencial

Instan a incocumentados a responder el Censo ya que garantizan que será confidencial

Autoridades del censo están resaltando a los inmigrantes que las respuestas al cuestionario son confidenciales.

Temor

LAREDO, Texas - Las autoridades del Censo 2010 se acercaron a los inmigrantes indocumentados que habitan en barrios pobres de Texas para tratar de ganarse su confianza y hacerles participar en el conteo de la población.

El mensaje fue claro: Las respuestas al cuestionario serán confidenciales y no se compartirán con el resto de las agencias gubernamentales, como Inmigración.

Todas las respuestas a tus preguntas sobre el Censo 2010.

Los barrios, que conservan el nombre en español de "colonias" con el que se les conoce en México, tienen calles sin pavimentar.

El director del Buró del Censo Federal, Robert Groves, asistió a una de estas colonias, llamada San Carlos, para transmitir un mensaje claro: pueden confiar en nosotros. Pero su visita acompañada de oficiales uniformados no convenció a todos."Cuando vieron los uniformes del departamento del alguacil algunos se asustaron", dijo María Aguirre, una antigua residente de San Carlos, donde dijo habitan unas 300 personas.

Este recelo entre los inmigrantes ilustra uno de los mayores obstáculos que enfrenta el Buró del Censo para tratar de convencer a los residentes más temerosos de las autoridades en torno a participar en el conteo de la población que se realiza cada 10 años.

Pero hay mucho en juego. Un conteo exacto en el censo del 2010 podría implicar que una comunidad reciba millones de dólares adicionales del presupuesto federal o que las líneas que regulan los sectores a cargo de cada legislador sean trazadas de nuevo.

publicidad

En cambio, la falta de cuentas claras dejaría a los estados sin los recursos que necesitan en realidad.

Los condados fronterizos, llenos de residentes temerosos de ser entregados a los agentes migratorios, han sido durante muchos años de los que tienen conteos menos precisos de su población.

El buró del censo coloca al condado de Webb, donde se encuentra Laredo, entre las zonas más difíciles de contar en el país, junto con zonas rurales en Alaska y Dakota del Sur.

Garantizado

Al dirigirse a varios residentes de la colonia, muchos de los cuales sólo hablan español, Groves trató de poner fin a sus temores.

Subrayó que la información del censo es confidencial y que no será entregada a otras dependencias gubernamentales.

"Si el presidente (Barack Obama) me pidiera la hoja del censo de ustedes le puedo decir: 'no se la puedo dar'", dijo Groves a los residentes. "Si violo esa ley puedo ir a prisión".

Groves visitó la colonia con el representante demócrata Henry Cuellar, quien dijo que su distrito, que incluye Laredo, se quedó sin más que $55 millones en fondos federales en el censo anterior por presentar cifras menores a las reales.

Aproximadamente 373,000 personas en Texas no fueron contadas en el censo del 2000. Cuellar dijo que Texas podría ganar hasta cuatro escaños en el Congreso si todas las viviendas son contadas adecuadamente.

publicidad

Cuellar le dijo a los residentes que la situación de los inmigrantes y su ciudadanía no es algo que se busque conocer en el censo de 10 preguntas, el más corto en la historia del conteo.

El 70% del crecimiento reciente de la población en Texas es de origen hispano, agregó el representante.

Las colonias surgieron en Texas en la década de 1950, cuando los constructores comenzaron a venderle a los inmigrantes terrenos inservibles para la agricultura.

Los terrenos se vendían sin agua potable, drenaje ni servicio de recolección de basura.

Desde entonces las colonias han mejorado gracias a modificaciones en la ley, pero las condiciones de vida en ellas siguen siendo difíciles. Cerca de San Carlos hay un tiradero de basura y un cementerio de automóviles viejos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad