publicidad
.

Inmigrantes: un viaje sin retorno logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb...

Inmigrantes: un viaje sin retorno

Inmigrantes: un viaje sin retorno

Muchos mexicanos que viajan de EU por las fiestas podrían estar haciendo un viaje de una sola vía, de regreso a casa.

Los inmigrantes mexicanos están enfrentando cada vez mayor dificultad para vivir en Estados Unidos. Esta tierra de oportunidades que alguna vez acogió la ética de su trabajo y sus extraordinarias habilidades, se ha convertido para algunos en una tierra de rechazo, persecución y humillaciones. Un país que apreció y se aprovechó de su fuerza laboral, ahora les dice a los inmigrantes que ya no son bienvenidos. Para muchos, emigrar a este país representa una oportunidad única en sus vidas de trabajar y mejorar la calidad de vida de sus familias. Algunos han echado raíces aquí. Muchos se han casado, han tenido hijos, han llegado a ser una parte esencial de sus comunidades y parroquias. Otros, sin embargo, han planeado apenas ahorrar dinero suficiente para regresar a casa y construir un mejor futuro. Para éstos últimos, quizás ese momento de regresar ha llegado. No existen cifras exactas, pero las historias abundan de inmigrantes que han decidido no regresar a Estados Unidos después de pasar sus vacaciones al sur de la frontera. Y es que aquí las cosas ya no son iguales. Crímenes racialesLos crímenes por odio se han incrementado. La discriminación y los ataques por origen racial están en aumento a consecuencia del ambiente hostil hacia los inmigrantes indocumentados. Las redadas contra inmigrantes y los arrestos colaterales mantienen a la gente viviendo atemorizados. Muchos padres incluso tienen temor de llevar a sus niños a la escuela por no saber si van a terminar arrestados y separados de sus familias, aunque los niños sean ciudadanos estadounidenses.Para los que regresan, bien sea como consecuencia de la deportación o por repatriación voluntaria, el gobierno mexicano se prepara para recibirlos y darles la bienvenida a casa. l 18 de diciembre, el presidente mexicano Felipe Calderón fue hasta la ciudad fronteriza de Tijuana, el puerto de entrada más ocupado en la frontera entre México y Estados Unidos, para saludar a sus paisanos.

publicidad

Fue un gesto simbólico que coincidió con la celebración del "Día

Internacional del Migrante" declarado como tal en el año 2000 por

Naciones Unidas. En ese mismo día, diez años antes, la ONU adoptó la

Convención Internacional para la Protección de los Derechos de todos

los Trabajadores Migrantes y Miembros de sus Familias. El documento es

un recordatorio de que todos los seres humanos nacen libres y deben ser

tratados por igual y con dignidad, sin importar su raza, color de piel

o nacionalidad.

Calderón, quien ha sido muy critico de lo que ha llamado el enfoque

anti-mexicano en las campañas políticas norteamericanas, salió una vez

más en defensa de sus compatriotas. Negó que los trabajadores mexicanos

representen un problema social, económico o aún de seguridad para

Estados Unidos. "Se equivocan quienes por ignorancia, por mala fe, por

interés político o económico, buscan presentar a los migrantes

mexicanos o incluso a los mexicanos en general, como enemigos de

publicidad

Estados Unidos", dijo. Los beneficios de los inmigrantes

Agregando que los trabajadores mexicanos benefician actualmente la

economía de Estados Unidos generando ingresos anuales por unos $30 mil

millones, Calderón advirtió que el trato enfermizo a los inmigrantes

mexicanos no sólo genera tensiones innecesarias en las relaciones

bilaterales, sino que también "debilita el desarrollo de América del

Norte en su conjunto".

El presidente mexicano aprovechó su viaje a la frontera para anunciar

la implementación de un nuevo programa del gobierno. La Repatriación

Humana proporcionará alimento, refugio, ayuda médica y trabajo temporal

para los que son deportados cada año. El programa comenzará

oficialmente en el 2009 pero se establecerá como programa piloto en el

2008.

Después de uno de los años más hostiles contra los inmigrantes que

viven en Estados Unidos el ser recibido con los brazos abiertos en su

publicidad

regreso a casa, le estara dando un nuevo significado a la "Feliz

Navidad".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad