publicidad

Inmigración y educación centran el debate rumbo a la gubernatura de California

Inmigración y educación centran el debate rumbo a la gubernatura de California

El actual gobernador de California, Jerry Brown, y su rival republicano, Neel Kashkari, debatieron el jueves.

Brown destaca su desempeño a nivel financiero

Los candidatos a gobernar California durante los próximos cuatro años exhibieron el jueves sus diferencias en inmigración, educación y economía en el primer y único debate programado antes de los comicios de noviembre, una cita con las urnas que ha despertado poco interés entre los votantes.

El gobernador Jerry Brown, de 79 años y candidato demócrata a la reelección, llegó a la confrontación avalado por las encuestas que le sitúan como claro favorito a ganar las elecciones frente al aspirante republicano, Neel Kashkari, de 41 años, quien necesitaba aprovechar la ocasión para dar un giro a su campaña.

Brown se presentó como artífice de la recuperación financiera y laboral de California, que describió como un "estado fallido igual que Grecia" cuando él asumió el mando hace ya más de tres años.

"Cuando llegué me arremangué la camisa y comencé a hacer los recortes" y a tomar "las decisiones correctas", dijo el político que argumentó haber solventado el agudo déficit presupuestario con el que terminó la etapa de Arnold Schwarzenneger.

El rival republicano fijo su postura en materia de inmigración

Kashkari, mucho más ofensivo, acusó a Brown de no hacer suficiente por la clase media, desatender a los niños desfavorecidos y despilfarrar en infraestructuras, como el tren de alta velocidad al que llamó "el tren loco", en vez de tomar más medidas para mejorar las escuelas y el uso del agua.

publicidad

"Él (Brown) dice que California ha vuelto, pero está en otra realidad", aseguró el republicano que insistió en sus raíces de familia inmigrante de clase media que ha hecho realidad su sueño americano, frente a los orígenes acomodados de Brown.

Los inmigrantes dan más de lo que reciben en California Univision

Los padres de Kashkari emigraron a EEUU desde India hace 50 años.

El republicano aplaudió la decisión de Brown de autorizar las licencias de conducir a los residentes indocumentados en California, pero reiteró su posición de deportar de forma sistemática a los menores que entran sin permiso en EEUU.

"Mi corazón está con los niños del mundo que sufren, pero la solución a los niños que sufren no es abrir la frontera de Estados Unidos. Necesitamos enviarlos de regreso a sus países", declaró Kashkari.

Kashkari responsabiliza a Brown sobre la salida de la empresa Tesla del estado

Brown calificó de "tragedia y desafío humanitario" la situación de esos niños de países latinoamericanos.

publicidad

"Lo mínimo que podemos hacer escucharles", manifestó Brown, para ver si califican para obtener un permiso de residencia en el país debido a las condiciones dramáticas que han dejado atrás.

Referente a los temores de deportación que han generado las licencias de conducir para indocumentados, Brown se limitó a indicar que hará lo que esté en su mano para que no se produzcan abusos por parte de las autoridades.

Kashkari señaló a las políticas de Brown como las culpables de que empresas como Tesla decidan instalar sus factorías en otros estados y dijo que el gobernador se posiciona junto al colectivo de profesores frente a las necesidades de los estudiantes de bajos recursos, en referencia a la demanda de la alumna Beatriz Vergara.

¿Qué dicen sobre educación?

Brown apeló la sentencia de la Corte Superior del condado de Los Ángeles que el 28 de agosto ordenaba reformar el sistema educativo del estado por proteger a profesores ineficaces, que suelen terminar dando clase en escuelas con estudiantes de bajos recursos, lo que, según la sentencia, compromete la igualdad educativa.

El gobernador se quejó en su apelación de falta de una detallada base legal y pruebas que sustenten la decisión del tribunal.

A lo largo del debate, Kashkari se dirigió directamente a los espectadores en varias ocasiones, mientras que Brown se mostró más distante al tiempo que calificó al republicano de "vendedor" que aprendió "bien el trabajo" como inversor en Goldman Sachs, antes de ser llamado a ejecutar el rescate financiero como parte del Departamento del Tesoro de EEUU.

publicidad

Si Brown vence en los comicios del 4 de noviembre accedería a un cuarto mandato como gobernador, lo que supondría un récord en California donde ya ocupó el cargo por primera vez en 1978.

Según una encuesta del mes de julio del Public Policy Institute of California (PPIC), un 53% de los californianos aprueban la gestión de Brown, y un 52% de los electores tiene intención de votar a Brown, frente al 33% de Kashkari.

La abstención se prevé que será superior a las de las pasadas tres elecciones y viene precedida por el récord histórico de baja participación de las primarias del mes de junio cuando solo un 25% de los electores registrados acudieron a las urnas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad